¿Qué hacer en la Isla de Lantau? El oasis de naturaleza en Hong Kong

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Hong Kong es un sitio increíble: la ciudad, llamada en muchas ocasiones “Central”, es una ciudad cosmopolita, una ciudad donde las religiones predominantes de Asia conviven armoniosamente, donde la arquitectura asiática contrasta y combina al mismo tiempo con los edificios más modernos y donde la gastronomía china se fusiona con la del resto del mundo para crear platos típicos.

Isla de Lantau
Isla de Lantau, un sitio rodeado de naturaleza y tranquilidad a pocos minutos de la vorágine de Hong Kong.

Además de los atractivos y miradores increíbles con los que cuenta la ciudad, visitar Hong Kong implica también adentrarse en la naturaleza y, es por eso que, un recorrido a la Isla de Lantau debería ser imprescindible. En este post te contaremos qué hacer en la Isla de Lantau, un sitio rodeado de naturaleza y tranquilidad a pocos minutos de la vorágine de Hong Kong.

¿Dónde está la Isla de Lantau?

Una de las islas que rodean al centro de la ciudad de Hong Kong es la Isla de Lantau, ubicada a solo a media hora en auto o poco más de 1 hora en transporte público desde Tsim Sha Tsui, en continente, en el centro de la ciudad. La segunda opción, y la más elegida por la mayoría de los viajeros, es el uso del funicular o teleférico.

Isla de Lantau
La segunda opción, y la más elegida por la mayoría de los viajeros, es el uso del funicular o teleférico.

El teleférico permite disfrutar de vistas panorámicas increíbles de la llegada a la isla a través de su piso de cristal, lo que hace que se tengan escenas de casi 360 grados.

Dato viajero: las filas del teleférico suelen ser bastante extensas, sobre todo los fines de semana, lo que hace que sea casi imprescindible llegar unos minutos antes de la apertura de la venta de tickets o incluso comprarlos vía online.

Isla de Lantau
La isla es un oasis, un sitio a poco tiempo de la citadina Hong Kong.

La isla es un oasis, un sitio a tan poco tiempo de la citadina Hong Kong pero donde solo se escuchan los cantos de pájaros y algún click de un teléfono celular en sonido.

¿Por qué visitar la Isla de Lantau?

Por su tranquilidad

Lo primero que se siente cuando se visita la Isla de Lantau es la paz, la tranquilidad y el silencio, especialmente en el Monasterio Po Lin donde se destaca no solamente por su entorno y construcción sino también por ubicarse próximo al Buda sentado de bronce más grande del mundo.

Isla de Lantau
El Monasterio Po Lin se destaca no solamente por su entorno y construcción sino también por ubicarse próximo al Buda sentado.

El Monasterio Po Lin fue construido en el año 1906 por 3 monjes que querían adorar a Buda y, al correr los años, se decidió comenzar a construir el Buda gigante.

Isla de Lantau
El Monasterio Po Lin fue construido en el año 1906 por 3 monjes que querían adorar a Buda.

El Gran Buda o Tian Tan Buda mide 34 metros de alto y pesa 250 toneladas, correspondiendo a uno de los atractivos principales de la Isla de Lantau y recibiendo a casi 7 millones de personas por año. Ascender al Buda implica un recorrido por varios escalones… pero permitiendo que los viajeros lo recorran y observen, además, las vistas panorámicas.

Isla de Lantau
El Gran Buda o Tian Tan Buda mide 34 metros de alto y pesa 250 toneladas.

Los alrededores del Gran Buda están destinados a todo lo relacionado con el monumento, ya sean tiendas de souvenirs, artesanías, restaurantes y hasta un pequeño cine con películas alusivas.

Isla de Lantau
Los alrededores del Gran Buda están destinados a todo lo relacionado con el monumento.

Para ver algo más de la cultura hongkonesa

El Monasterio Po Lin es un claro ejemplo del budismo y la tranquilidad de los monjes que caminan entre los turistas es un pequeño resumen de lo que significa ese lugar.

Isla de Lantau

Por otro lado, además de visitar el Buda y el Monasterio, es recomendable visitar el pueblo de pescadores Tai O.

El pequeño pueblo de Tai O está formado por casas sobre el río. El pueblo es pintoresco y permite disfrutar de algo más de naturaleza antes de volver a la vorágine de la ciudad.

Isla de Lantau
El pequeño pueblo de Tai O está formado por casas sobre el río.

Lo mejor: se puede hacer la excursión para ver los delfines rosas en su hábitat natural. Atención! No siempre pueden verse ya que no son atraídos de ninguna forma que vaya a alterar su vida, sino que los barcos los buscan y si los delfines lo desean, se acercan. A pesar de no verlos, el paseo en barco es algo distinto que hacer en Hong Kong y muy recomendable.

Trekking para los más aventureros

¿Alguna vez creíste que Hong Kong era un paisaje citadino y ya? Como te contábamos antes, la Isla de Lantau es un lugar distinto, un sitio donde la naturaleza predomina por sobre todo y permite a los viajeros (y residentes) escapar de los edificios, el tránsito y el clima urbano.

Isla de Lantau
La Isla de Lantau es un lugar distinto, un sitio donde la naturaleza predomina por sobre todo.

El Lantau Peak es un mirador natural, al cual se asciende a través de un sendero de trekking de unos 8 kilómetros. El recorrido puede hacerse en 2 horas y media y, a pesar que, está considerado como uno de los más difíciles de Hong Kong muchos viajeros aseguran que el camino no es extremadamente complicado, sino que puede ser algo largo.

Isla de Lantau
El Lantau Peak es un mirador natural al cual se asciende a través de un sendero de trekking de unos 8 kilómetros.

Dato viajero: a lo largo del recorrido existen miradores más pequeños para quienes disfrutan de la naturaleza sin tanta altura.  

La Isla de Lantau cuenta con más lugares para visitar, otro de los más importantes es Disney Hong Kong, aunque es un sitio que ya estaría dedicado a quienes prefieran alojarse en la isla o tengan más tiempo en la ciudad. La isla es un sitio ideal para quienes busquen algo más dentro de Hong Kong.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO