Recorrer la Ruta del Vino en Tucumán: cultura, gastronomía y vinos de altura en el norte de Argentina

recorrer-la-ruta-del-vino-en-tucumán-1
Redactora / Travel writer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La cultura vitivinícola Argentina es reconocida a nivel mundial siendo, además, una impronta en la cultura del país. En el norte de Argentina, la producción de vinos de altura también cobra importancia y es por eso que se han desarrollado circuitos y rutas para poner en valor a cada uno de los productores, presentando sus cosechas a los viajeros e invitando a degustar de los más espectaculares vinos.

Ruta-Del-Vino-En-Tucumán
Foto: aurelian

La Ruta del Vino en Tucumán es una gran oportunidad, no solo para degustar vinos de variedades como el Torrontés, el Malbec o el Cabernet Sauvignon, sino que, al ser una provincia pequeña, es ideal para conocer la historia detrás de cada una de sus bodegas, visitar sitios arqueológicos y adentrarse en la cultura argentina, acompañado cada copa, con un platillo regional. No te pierdas este post donde te contaremos cuáles son los mejores sitios que visitar en un recorrido por la Ruta del Vino en Tucumán.

La Ruta del Vino en Tucumán: un perfecto resumen de la cultura y gastronomía argentina

Como te adelantábamos antes, un recorrido por la Ruta del Vino en Tucumán implica adentrarse en la cultura argentina, a través de la producción vitivinícola que, a diferencia de otras zonas de Argentina, en este caso la Ruta del Vino en Tucumán se basa en la modalidad orgánica, con abonos naturales y riego proveniente de la Alta Montaña.

El circuito de la Ruta del Vino combina un recorrido por la Ruta Nacional 40, una de las más escénicas de todo el país junto a la Ruta Provincial 307, durante 100 kilómetros atravesando los Valles Calchaquíes.

Ruta-Del-Vino-En-Tucumán
La Ruta del Vino en Tucumán: un perfecto resumen de la cultura y gastronomía argentina. Foto: Mariano Mantel

Stop informativo: los Valles Calchaquíes se encuentran entre los 1700 y los 3100 metros de altura donde, el sol radiante por casi 350 días al año, las escasas precipitaciones y la permeabilidad del suelo, hacen que sea un sitio sumamente propicio para la producción de vinos de altura (uno de los más altos del mundo).

Variedades de vino implantadas en Tucumán:

  • Torrontés
  • Malbec
  • Cabernet Sauvignon
  • Tannat
  • Criolla

Lo mejor que tiene la Ruta del Vino en Tucumán, además de permitir a los viajeros degustar de los vinos de altura argentinos, es entablar una relación más estrecha entre el viajero y el productor, invitando a degustar los vinos, conocer los cultivos y aprender sobre la cosecha y la producción.

¿Cómo recorrer la Ruta del Vino en Tucumán?

La totalidad de la Ruta del Vino en Tucumán ocupa unos 100 kilómetros, recorriendo prácticamente el largo de la provincia comenzando por la ruta Provincial 307 (si se comienza desde San Miguel de Tucumán, capital de la provincia) hacia el norte empalmando con la Ruta 40 y, por qué no, continuar hacia la provincia de Salta para degustar los vinos de altura de Cafayate.

Ruta-Del-Vino-En-Tucumán
¿Cómo recorrer la Ruta del Vino en Tucumán? | Foto: Jesús Dehesa
Ruta Del Vino En Tucumán

Las formas para recorrer la Ruta del Vino en Tucumán:

  • En vehículo propio: donde con la señalización de las bodegas se puede ingresar a las que el viajero prefiera para hacer los recorridos y degustaciones.
  • En excursión: donde a través de bodegas previamente organizadas, un guía y un transportista acompaña a los viajeros, contando las historias de los valles.
  • En mountain bike: a través de guías profesionales que acompañan a los grupos para hacer una visita a los valles y bodegas en bicicleta (claro que moderando la degustación).

Sitios imperdibles que visitar en la Ruta del Vino en Tucumán:

1. Bodega Comunitaria Los Amaichas

A pocos kilómetros de Tafí del Valle, una de las localidades más turísticas de Tucumán, se emplaza la primer bodega comunitaria de Argentina y la tercera a nivel mundial donde la economía, la producción vitivinícola del vino “Sumak Kawsay” (el buen vivir) y el trabajo, se combinan con la solidaridad de cada uno de los integrantes de ésta comunidad.

El trabajo conjunto de las 60 familias que habitan en las 52 mil hectáreas, hacen que la producción de vinos, artesanías y el turismo comunitario forme parte de un modelo prácticamente único en el mundo desde su fundación en el año 2016.

2. Bodega Albarossa

 La Bodega Albarossa está conformada por una pareja de italianos se enamoró de la provincia y decidió asentar la producción de vinos y construir una posada boutique para recibir viajeros que quieran llegar para “desestresarse” y relajarse.

3. Bodega y Estancia Río de Arena

La naturaleza “de fotografía” que caracteriza a esta bodega hace que sea una de las opciones que visitar en la Ruta del Vino en Tucumán. En la bodega se pueden disfrutar de noches de fogones, caminatas entre los viñedos y descansar con un paisaje de fondo perfecto.

Ruta-Del-Vino-En-Tucumán
Ruta del Vino en Tucumán: Bodega y Estancia Río de Arena.

Dato viajero: la bodega se encuentra a solo 8 kilómetros de La Ciudad Sagrada de Quilmes, uno de los asentamientos precolombinos más extensos del país, siendo sitio donde llegaron a vivir hasta 3 mil habitantes hacia el año 800 d.C hasta 1667 con el avance de la conquista española.

Ruta-Del-Vino-En-Tucumán
Foto: joaco .

4. Biobodega Luna de Cuarzo

Dentro de las particularidades de la Ruta del Vino en Tucumán, uno de los mejores sitios para conocer más acerca de la biodinámica de cosecha a partir del ciclo de la luna, la agricultura ecológica y bodegas subterráneas, es la Biobodega Luna de Cuarzo ubicada en Colalao del Valle.

La Ruta del Vino en Tucumán es una gran oportunidad para adentrarse en la cultura argentina, degustar de los más variados vinos y disfrutar de la gastronomía norteña.

Seguí leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *