Un mar de 7 colores y 7 razones más para viajar a San Andrés

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Allí, en medio del mar Caribe hay una isla perteneciente a Colombia que tiene características «de leyenda»: un mar de siete colores, playas con los parámetros del paraíso, un mundo submarino lleno de criaturas increíbles, historias y leyendas de película, hoteles sobre el mar… son algunas de las 7 razones para viajar a este paraíso. La Isla de San Andrés es parte de un archipiélago junto a Providencia y Santa Catalina y está conectada al continente vía aérea por BogotáMedellínCali y Ciudad de Panamá entre las principales escalas.

Para quienes vuelen desde Buenos Aires, las aerolíneas Copa y Avianca son las mejores opciones.  La duración total del viaje, con ambas compañías, será de poco más de 9 horas. En esta ruta de vuelo tendrán solo una conexión que podrá ser en Panamá, para quienes viajen por Copa, o Bogotá, para quienes viajen por Avianca.

 San Andrés es un destino con muchos hoteles en la modalidad de «todo incluido», donde todo está pensado para despreocuparse y simplemente disfrutar de la belleza caribeña. Pero para entrar en detalle, desplegamos 7 razones para viajar a San Andrés:

1. Un mar de siete colores

La isla de San Andrés está rodeada de un mar que tiene algo que a nadie podría dejar de llamarle la atención. Desde la costa, el agua despliega una variedad de tonalidades únicas, debido a las variaciones de profundidad y al tipo de fondo marino. Una paleta que va del azul, al turquesa, celeste, verde…es mucho más que una razón para viajar a éste lugar y tomar unas cuantas fotografías.

Algunos de los que viajan a San Andrés dicen ver más de 7 colores, y es que las aguas van desde el arenoso tono de la playa, pasando por el turquesa y degradándose hasta el azul profundo, estos tonos hacen del entorno de cada isla una piscina natural de especial fotogenia. Un verdadero espectáculo visual para deleitarte en tus vacaciones.

El Mar de los siete colores es la frase que va de boca en boca entre los turistas, el mar puede apreciarse en diversos tonos dependiendo del lugar y la hora desde donde lo observes. Durante el amanecer y el crepúsculo las aguas reflejan unos maravillosos tonos naranja, rosas y purpuras que se mezclan con el azul y turquesa que resaltan tan intensamente a la luz natural del sol del mediodía

2. Escoge tu playa favorita: a recorrer la isla se ha dicho!

El mar roba protagonismo en la costa con sus siete colores, pero las playas no se quedan atrás en cuanto a belleza para pasar memorables jornadas al sol. Además, en San Andrés hay frente a la costa e islas principales, numerosos cayos, islotes y bancos de arena que invitan a explorar y descubrir nuevos rincones perfectos en la arena y rodeados del mar más colorido del planeta.

Spratt Bight

Esta es la playa principal de la ciudad. Si bien es realmente increíble gracias a su arena blanca y agua turquesa, por lo general hay bastantes turistas y lugareños. Te recomendamos visitarla temprano en la mañana y luego pasar a otra playa. Frente a esta playa se encuentra además el más grande y lujoso hotel del archipiélago, el Decameron Isleño

Rocky Cay Beach

La playa en sí es una imagen perfecta. Hay incluso una pequeña isla a unos 200 metros de la orilla, donde el agua es tan poco profunda es posible caminar todo el camino. Si bien hay que tener cuidado con un par de naufragios que se pueden saltar o esquivar, este es el lugar perfecto para pasar un día relajado. Esta playa además cuenta con un club de Playa Todo incluido disponible para los huéspedes que se hospedan en cualquiera de los 6 resorts de la isla (algo que en los siguientes puntos explicamos cómo funciona)

3. ¿Alojarse sobre el mar caribe? Conoce el Decameron Aquarium

En medio de un cálido ambiente antillano, el resort Aquarium cuenta con una arquitectura excepcional compuesta por un conjunto de torres circulares construidas sobre el mar en ‘Punta Hansa’ — en el extremo norte de la isla de San Andrés—, las cuales permiten unas maravillosas vistas panorámicas del Mar Caribe. 

A la construcción la acompaña un largo muelle en madera, que conduce mar adentro hacia una piscina natural y donde también se encuentra una plataforma acuática ideal para la práctica de snorkeling o cualquier otro deporte náutico no motorizado, incluido en las actividades diarias del hotel.

Decameron Aquarium se encuentra en el extremo norte de la isla, a solo 10 minutos del aeropuerto y a pocas cuadras del centro. Con la espectacular vista panorámica del mar de los siete colores, su piscina natural y el emblemático muelle que hace particular la localización, este hotel ha sido galardonado por 3 años consecutivos por los World Travel Awards (WTA), que son algo así como los premios Oscar de la industria del turismo de acuerdo a The Wall Street Journal.

El Decameron Aquarium se ubica aproximadamente a 10 minutos del aeropuerto y es un lugar muy apetecido por turistas, ya que a tan solo pocas cuadras se encuentra la playa más larga y hermosa de la isla, bordeada por un malecón peatonal y paralela a la zona comercial, con los restaurantes, discotecas y bares más exclusivos.

Desde aquí se disfruta de un encantador paraíso, que se puede recorrer completamente a pie y en el que se explora una cultura que mezcla las influencias de ingleses, españoles, piratas y corsarios.

6 restaurantes, 2 bares y una discoteca

Ya sea que quieras un buffet para almorzar, elegir una comida en el fantástico mirador sobre el mar, un restaurante de carnes, otro italiano, e incluso uno tailandés y de mariscos, la realidad es que casi puedes elegir una propuesta gastronómica distinta cada día.

  • Restaurante ‘La Barracuda’. Tipo buffet
  • Restaurante ‘El Mirador’. Tipo buffet 
  • Restaurante ‘El Patio Steak House’, especializado en carnes y snacks 
  • Restaurante a la carta ‘Mama Leone’, especializado en comida italiana
  • Restaurante a la carta ‘La Bruja’, especializado en mariscos 
  • Restaurante a la carta “El Thailandes”, especializado en comida tailandesa 
  • Bar ‘El Pulpo’
  • Bar ‘El Duende’, ubicado en el muelle sobre el mar y abierto las 24 horas
  • Discoteca abierta todos los días
comidas decameron san andres

4. Elegir un hotel y disfrutar de 5, acá es posible

Como dijimos anteriormente, San Andrés es un destino para recorrer y descubrir playas.

Generalmente, cuando alguien se hospeda en un All Inclusive, es normal que permanezca bastante tiempo dentro del hotel ya que allí cuenta con servicios de playa, restaurant o bar de snacks y bebidas; tiene lógica.

Pues bien, en San Andrés, los huéspedes de Decameron tienen la oportunidad de disfrutar no solo del hotel donde estén hospedados, sino también de las instalaciones, bares, shows y restaurantes de los demás hoteles en la isla. De esta manera puedes reservar para pasar el día en los diferentes hoteles Decameron alrededor de la Isla, según disponibilidad.

Todos los huéspedes que se hospeden con Decameron podrán gozar de 5 instalaciones alrededor de San Andrés. Adicionalmente, aquellos hospedados en Decameron Maryland disfrutarán de 6 instalaciones, con el ingreso privilegiado a las áreas comunes del Decameron Isleño para su disfrute.

Los hoteles que podrás visitar son:

  • Decameron San Luis
  • Decameron Maryland
  • Decameron Marazul
  • Decameron Delfines

Así mismo cuentan con el Club de Playa Rocky Cay, donde pueden disfrutar de un día de descanso en una playa de arena blanca y un mar de los 7 colores. En este sitio gozarán del servicio Decameron All Inclusive (snacks, almuerzo y bar). En la noche Rocky Cay se transforma en un exclusivo restaurante de mariscos convirtiéndose en una opción más de gastronomía en la isla para los huéspedes Decameron.

Maryland: Una pequeña joya

El Decameron Maryland es un acogedor y cálido hotel, de 65 habitaciones en un ambiente relajado, con una estructura más baja y para quienes están en busca de un contacto pleno con la vida de playa.

Decameron Maryland

Decameron Maryland

Aquí podrás disfrutar la playa de arena blanca en la zona hotelera de San Andrés y respirarás una tranquilidad absoluta con un servicio casi personalizado que te hará sentir mejor que en casa.

Decameron Maryland

Gracias a su ubicación, desde el Decameron Maryland puedes contemplar una espectacular vista hacia Johnny Cay, mientras relajas tu cuerpo en el mar multicolor en donde podrás disfrutar como si fuera poco, de nuestro espectacular bar de playa, hecho para amenizar tu estadía.

El Isleño: un paraíso favorito de todos

Situado a tan solo unos pasos del aeropuerto y frente a la más hermosa playa sanandresana -Spratt Bight-, el Decameron Isleño le asegura una auténtica experiencia en la paradisíaca isla colombiana. Un rincón predilecto por turistas para disfrutar del sol y la transparencia multicolor de sus aguas.

El resort ha sido galardonado con la ‘Certificación de Excelencia’ por Trip Advisor, gracias a su servicio ‘Todo Incluido’, así como su diseño y privilegiada ubicación. Se encuentra a tan solo 5 minutos del aeropuerto y lo rodea la zona de mayor auge comercial, turístico y hotelero de San Andrés, el North End.

Puedes ver las promociones vigentes del Decameron Isleño hasta Diciembre 2020 con tarifas que van desde los USD118 la habitación e incluye

  • Alojamiento., Desayuno y almuerzo buffet con opción en Rocky Kay., Cena a la carta en el hotel, o, en el restaurante las Brujas del hotel Decameron Aquarium, o, en el restaurante el Rodeo del Hotel Decameron Mar Azul
  • Licores Premium importados y domésticos.
  • Entretenimiento diurno.
  • Gimnasio.
  • Club de playa.
  • Deportes náuticos no motorizados (kayak, snorkel, etc)
decameron isleño san andres
Decameron Isleño

Desde allí podrá interactuar con los habitantes de la pintoresca isla, una mezcla centenaria de inmigrantes puritanos ingleses, colonos holandeses, españoles, esclavos, piratas y árabes que llegaron a partir de 1953, cuando este lugar se declaró puerto libre.

Decameron Isleño

5. Cayos e islas paradisíacas rodean San Andrés

Al noreste de la isla, en medio del Mar Caribe, emerge un grupo de cayos vírgenes, rodeados de barreras coralinas, barcos fantasma y aguas de tan poca profundidad que permiten cruzar de costa a costa a pie como hacían los antiguos piratas que navegaron por esas aguas

Johnny Cay

Con sus apenas 1.500 metros de circunferencia y un mar de palmeras en su interior, debe su nombre al nativo que tuvo la idea de montar un pequeño negocio de agua de coco, pero fue a partir de ser declarado Parque Regional protegido en 2001 cuando se transformó en un exótico paraje. En el pasado, la isla “era como una especie de lugar para venir a rumbear, tomar traguitos y pasarla rico”, en una práctica ya iniciada por los corsarios como Francis Drake, quien navegó siglos atrás por estas aguas con el auspicio de la corona británica.

Ahora hay tanto cuidado por la conservación de este ecosistema que los guardacostas “cierran” la isla a las seis de la tarde por lo que ningún pirata se queda allí a dormir, entre otras razones porque en la isla no hay electricidad ni enchufes. Solo hay espacio para la desconexión mental. El cayo se puede recorrer a pie en su totalidad en 20 minutos, contiene una zona para el baño y otra repleta de piedras coralinas para la que se recomienda comprar un calzado especial que se puede comprar en el muelle de San Andrés por 12.000 pesos colombianos.

A la sombra que ofrece el bosque de palmeras del interior, están los bares de madera atendidos de estilo reggae. Gustavo Coronel es uno de los poco más de cien trabajadores que se ganan la vida en la isla con un “barcito” que vende piña colada, coco-loco y coco-fresa, las tres típicas bebidas sanandresanas.

“El pescado es nuestra fuente de alimentación, el coco nuestra materia prima y el negro para darle un buen servicio al turismo”

“El acuario” de San Andrés

La aventura continúa en el banco de arena que recibe el nombre de “El acuario”, de pocos metros de longitud, y al que se puede llegar a pie en una travesía de menos de cinco minutos desde un cayo cercano bautizado con el nombre de Haynes Cay, pues la profundidad del mar entre una y otra isla es de apenas un metro. Es indescriptible caminar con el mar por sobre las rodillas en un paisaje así, creannos.

“El acuario”, también conocido como “Rose Cay”, encierra en sus bajas aguas un sinfín de peces de colores, tortugas y decenas de rayas que se acercan a los turistas con la esperanza de recibir un aperitivo por parte de los visitantes.

Recomendamos llevar un calzado pensado para caminar en el mar rocoso (se venden en la isla una especie de zapatillas de neoprene que son ideales para esto), y obviamente snorkel, un accesorio infaltable para un viaje a San Andrés

La panorámica de “Rose Cay” transporta a sus visitantes a esa época de carabelas y cofres de oro debido a la presencia de barcos fantasma encallados por chocar con las barreras coralinas que rodean a todo este archipiélago que conforma el departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el único formado por islas de Colombia.

Cayo Cangrejo

Conocido también como Crab Cay, este es uno de los cayos más bellos del país. Se encuentra ubicado en el Parque Nacional Natural Old Providence McBean Lagoon, en el municipio de Providencia. El parque está conformado por la Laguna de McBean, un arrecife coralino, una zona de manglares y un grupo de cayos. Entre estos destacan los llamados Cayos de los Tres Hermanos y, por supuesto, Cayo Cangrejo.

Decameron explorer es la división de tours, paseos, actividades y servicios al pasajero de Decameron. Son especialistas en el diseño y armado de experiencias auténticas a través de equipos locales profesionales que se encargan de la diversión y cuidado de sus pasajeros.
Uno de los recomendados de Decameron Explorer es el paseo por la Bahía Principal de San Andrés a bordo de una moderna y confortable embarcación. Esta salida ofrece un espectacular recorrido en medio de barcos a vela y navíos de carga, además de bordear el parque Natural Old Point donde se aprecia la belleza natural de este paraíso sin igual. Música, baile y recreación a bordo hacen parte de la diversión.

6. Descubre una Isla con historias y leyendas, por tierra o por mar 

Una razón infaltable para descubrir San Andrés es tomar un tour que nos permita conocer más sobre esta fantástica isla, su historia, cómo fue ocupada, su gente y cada rincón que puede pasar desapercibido pero esconde increíbles relatos.

Es imperdible dar una vuelta completa a la isla de San Andrés. La excursión toma unas tres horas aunque se puede estirar a día completo, y se suelen hacer escalas en atractivos como la Primera Iglesia Bautista, la Cueva de Morganbahía el Cove o La Piscinita. Se puede emprender en tour contratado con Decameron Explorer, o alquilando su propio vehículo. Existen carritos de golf, aunque adaptados para hacerlos más rápido, y no tienen un costo elevado si se alquilan en un grupo de hasta cuatro o cinco. Al alquilarlo, sólo recibes las indicaciones para el recorrido a través de la ruta circunvalar de San Andrés, por lo que siempre recomendamos tomar la opción de tour de Decameron explorer que además incluye Bar abierto a bordo de un microbús con aire acondicionado o una chiva abierta (acorde a la disponibilidad y cantidad de pasajeros). Te aseguramos que la diversión a bordo sumará mucho a tu día!

7. Una reserva declarada por UNESCO: Seaflower, preservando el mar caribe

El mar de 7 colores se encuentra dentro de la Reserva de Seaflower declarada así por la UNESCO en el año 2000. Esta reserva es vital en la buena salud y funcionamiento de todo el Mar Caribe ya que los arrecifes coralinos próximos a la isla de San Andrés mantienen el ecosistema y es el hogar de más de 2300 especies de fauna y flora marina. Algunas todavía no han podido terminar de estudiarse.

La protección de la Reserva de Biosfera Seaflower ha permitido la conservación de especies claves y ecosistemas estratégicos, tanto para Colombia y el Caribe como para el mundo. Seaflower contiene ecosistemas representativos de las regiones tropicales insulares, en especial extensos arrecifes coralinos, praderas de pastos marinos, manglares, playas, mar abierto y bosques secos tropicales, los cuales albergan puntos de alto endemismo. Seaflower hace parte del hotspot de arrecifes del Caribe Occidental y parte del hotspot del Caribe terrestre; la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) lo ha catalogado en su lista A de Latinoamérica y el Caribe como áreas potenciales de patrimonio de la humanidad. De hecho, estos arrecifes coralinos ocupan aproximadamente un 5% del mar Caribe y el 76 % de los arrecifes de Colombia, y su alta biodiversidad puede evidenciarse en las más de 2.300 especies marinas que alberga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *