Reproducir vídeo

Un paseo en el desierto vietnamita de Mui Ne

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

¿Alguna vez pensaste que era posible caminar por el desierto en Vietnam? Pues en Mui Ne tienes la oportunidad para hacerlo gracias a sus impresionantes dunas blancas que te hacen sentir como si estuvieses en el Sahara.

mui ne

Mui Ne es un pequeño pueblito de pescadores que tiene una personalidad tranquila y relajada. Es un lugar realmente sencillo, pero que es ideal para tomarse unos días de descanso y disfrutar de actividades diferentes.

De hecho, desde 1990 Mui Ne se convirtió en un destino de resorts popular, sobre todo, para el turismo ruso que disfruta mucho de las playas, la temperatura media de 27 grados todo el año y los precios de Vietnam.

Pero si el turismo de resort no es lo que te interesa, no tienes de qué preocuparte. En este pueblito costero también puedes encontrar opciones para ti. Si bien es un lugar de tan solo 25 mil habitantes, está pensando para recibir turistas de todas las categorías y es muy fácil sentirse cómodo en Mui Ne.

Además, es ideal para disfrutar de su costa y de conocer lo que queda del auténtico poblado de pescadores. Allí, es posible ver las barcas típicas de Vietnam y disfrutar de la esencia de un lugar que no pierde su personalidad.

mui ne

Pero, sin lugar a dudas, lo que hace especial a Mui Ne es su conjunto de dunas blancas, que se extienden en más de 70 hectáreas. Si bien están un poco alejadas del pueblo, a unos 20 kilómetros, vale la pena programarse un día para disfrutarlas.

En realidad, ni siquiera necesitarás el día completo ya que el mejor momento del día para visitarlas es bien entrada la tarde, cuando el calor no es tan fuerte y cuando el reflejo del sol hace que el paisaje sea aún más mágico.

Ir para ver el amanecer también es una opción interesante para los que no tienen tanto problema para madrugar. La verdad es que las dunas blancas son tan impresionantes que sea cual sea el momento del día que elijas para dar un paseo, seguro lo pasarás genial.

Desierto de dunas blancas de Mui Ne en Vietnam

Cómo visitar el desierto de las dunas blancas de Mui Ne

No hay una única opción viable para visitar el desierto vietnamita de Mui Ne, sino más bien todo lo contrario. Al igual que sucede con el alojamiento, las alternativas para llegar hasta las dunas blancas son variadas y se adaptan a todos los bolsillos y formas de viaje.

Una de las opciones que tienes es alquilar una moto y hacerlo a tu propio ritmo. – ten en cuenta que tienes unos 45 minutos aproximadamente por trayecto – Los alquileres de motocicletas son muy comunes en Vietnam (incluso hay quienes recorren el país de punta a punta de esta manera) y es también mucho más seguro que en países como Tailandia, donde las estafas son un poco más frecuentes.

Por otro lado, es posible contratar una excursión por unos pocos dólares que te lleve hasta el desierto de Mui Ne y una vez allí puedes optar por recorrer las dunas blancas a pie o alquilar un cuatriciclo para agregarle un poco más de aventura al paseo.

mui ne

Cada forma tiene su atractivo y depende de ti cómo quieres disfrutarlo. Lo que tienes que tener en cuenta es que no se permite el acceso de vehículos al complejo – a excepción de los cuatriciclos que te alquilan en el mismo lugar -. Esto quiere decir que si vas en moto o en una excursión tendrás que recorrer las dunas por tu cuenta. Hay un parking al lado del complejo que no tardarás en identificar porque es donde todos obligatoriamente deben aparcar.

La única contra de contratar una excursión es que el tiempo que tienes en las dunas es mucho menor, ya que tienes que adaptarte a los horarios que te marquen tus guías. Por lo general, estas excursiones suelen incluir otros sitios como el lugar donde viven los pescadores del poblado o el complejo de dunas rojas.

El desierto colorado de Mui Ne

El complejo de dunas rojas es atractivo, pero no son la atracción principal de Mui Ne. Aún así, no está de más conocerlas y divertirse un rato tirándose en trineo desde lo más alto de las dunas.

Las dunas rojas están a solo 1 kilómetro del pueblo, lo que hace que sean mucho más fáciles de frecuentar y, por lo tanto, que estén siempre llenas de gente, sobre todo familias con niños que van a disfrutar de un rato en familia.

Este desierto rojo abarca 50 hectáreas y es ideal para visitar durante las primeras horas de la mañana o pasadas las 5 de la tarde. El calor suele ser tan fuerte que la arena quema lo suficiente como para poder arruinarte la visita si vas cuando el sol está más fuerte.

mui ne

Sea cual sea el momento del año que visites Vietnam, debes darle una oportunidad a los desiertos de Mui Ne. Definitivamente, no encontrarás un paisaje similar en todo el Sudeste Asiático.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO