Cómo es Visitar el Mea Shearim: el barrio ultraortodoxo de Jerusalén, una experiencia distinta

descarga
Redactora / Travel writer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Cada religión es un mundo. La religión judía tiene sus costumbres y tradiciones bien marcadas y delimitadas en cada una de las “ramas” en las que se divide y esto se refleja en sus formas de vida, de vestimenta, de rutina diaria. Jerusalén, una de las ciudades más importantes del judaísmo, del islam y del catolicismo, resguarda el barrio de Mea Shearim, sitio donde se concentran las mayores comunidades de judíos ultraortodoxos de todo el país (y casi podría decirse que del mundo). En este post te contaremos cómo hacer para visitar el barrio de Mea Shearim, un sitio perfecto para conocer más acerca de la cultura ultraortodoxa y, qué consejos son recomendables seguir para poder recorrerlo.

Mea Shearim
Mea Shearim, el barrio ultraortodoxo de Jerusalén donde visitarlo es una experiencia distinta.

Stop importante: Muchos viajeros no regresan demasiado contentos de un recorrido por Mea Shearim, especialmente por la posible incomodidad por ambas partes: tanto de los residentes como de los turistas que lo están visitando. Esto no significa que se así para el 100% de los turistas que lo visitan, pero sí es importante tenerlo en cuenta cuando se recorre. Las ciudades cosmopolitas como Jerusalén están integradas por barrios, costumbres y formas de vida y, los viajeros más curiosos, son los encargados de saber previamente dónde están ingresando y qué deben tener en cuenta para hacerlo.

¿Se puede visitar el barrio de Mea Shearim sin ser judío ortodoxo?

La realidad es que Mea Shearim es un barrio dentro de una gran ciudad como lo es Jerusalén, no existen prohibiciones como puede suceder si se cambia de país. Los consejos a tener en cuenta para poder visitarlo se basan especialmente en evitar vivir situaciones incómodas tanto para los turistas como para quienes residen allí.  

Mea Shearim
Mea Shearim es un barrio dentro de una gran ciudad cosmopolita como lo es Jerusalén. Foto: Montecruz Foto

Dato viajero: distintas agencias de turismo de Israel ofrecen tours a pie por las calles de Mea Shearim, ideal para conocer la historia y las curiosidades del barrio.

Un barrio cinéfilo

Quien haya visto las series Poco Ortodoxa o Shtisel, de Netflix, puede reconocer muy bien esta cultura y, especialmente quienes hayan visto la última, podrán reconocer algunas costumbres, tradiciones y hasta sitios de interés.

Dato curioso: Mea Shearim significa “cien puertas” en hebreo, evocando a las escritas en la Torá y a la Parashá hashavua, la sección semanal de la Torá que se leía en la sinagoga durante la semana en que se creó el barrio.

Mea Shearim
Mea Shearim significa “cien puertas” en hebreo. Foto: zeevveez

Lo primero y más importante: no molestar

Al igual que si se visitan los barrios de diferentes etnias o religiones, formados casi espontáneamente en las grandes ciudades, una visita a Mea Shearim de Jerusalén, implica visitar las calles cotidianas de un grupo de población que, a diferencia de otras religiones y comunidades, siguen las costumbres, tradiciones y mandatos impuestos por la Torá, lo más estricto posible (el libro más importante del judaísmo), situación que se refleja, por ejemplo, en su forma de vestir y en los lugares a los que acuden regularmente.

Mea Shearim
Lo primero y más importante: no molestar.

Esto significa que, es posible que los turistas que atraviesan el barrio sientan la necesidad de fotografiar todo, de mirar todo y de dejarse llevar por la curiosidad, aunque es importante tener en cuenta que, al igual que en las zonas residenciales de las grandes capitales mundiales, no es una galería de arte o un museo y es necesario respetar las costumbres y a quienes viven allí. En otras palabras, las fotografías no están bien vistas y pueden ser causa de problemas con los residentes.

Mea Shearim
La comunidad de Mea Shearim, sigue las costumbres, tradiciones y mandatos impuestos por la Torá, lo más estricto posible. Foto: Victor Bezrukov

En el barrio de Mea Shearim, existen carteles anunciando que los grupos no se acerquen, que no molesten a sus residentes o que no interfieran en su vida diaria. En la cultura judía ultraortodoxa las reglas y costumbres se cumplen “a rajatabla” y esto no debería ser modificado por la curiosidad turística.

Mea Shearim
En el barrio de Mea Shearim, existen carteles anunciando que los grupos no se acerquen, que no molesten a sus residentes o que no interfieran en su vida diaria.

Cuidado con la forma de vestir

En un barrio judío ultraortodoxo haredi como Mea Shearim, la vestimenta y la manera de peinarse forman parte de la vida cotidiana, siguiendo especialmente las reglas impuestas por la Torá.

Al igual que otros barrios judíos ortodoxos del mundo (como Williamsburg en Nueva York), los residentes en Mea Shearim, visten con trajes negros, camisas blancas, sombreros biber hit y trenzas al costado de sus cabezas. Las mujeres, por su parte, visten faldas largas y en muchas oportunidades, turbantes en la cabeza.

Mea Shearim
En un barrio judío ultraortodoxo haredi como Mea Shearim, la vestimenta y la manera de peinarse forman parte de la vida cotidiana.

Como viajero no significa que haya que vestir igual, pero sí mantener un tipo de vestimenta adecuada para visitar este tipo de barrios tan tradicionalistas.

Dato importante: no está bien visto que las mujeres usen pantalones, si es posible, lo mejor es usar faldas o vestidos largos.

Visitarlo un jueves o los sábados por la noche

El día más importante para la religión judía es el Sabbat (los sábados) días en los cuales se realizan grandes cenas familiares, se reza y se siguen reglas estrictas, siempre siguiendo los escritos de la Torá.

De más está decir que visitar Mea Shearim durante Sabbat no es la mejor recomendación aunque los días anteriores y posteriores a la celebración, el ambiente festivo hace que sean los días indicados.

Mea Shearim
En la cultura judía ultraortodoxa las reglas y costumbres de la Torá se cumplen “a rajatabla”. Foto: zeevveez

En otras palabras, una visita a Mea Shearim puede ocupar apenas un par de horas del día pero permite ver “otra cara” de Jerusalén, visitar un sitio que pocas veces se puede ver en el mundo y simplemente conocer acerca de una cultura que puede resultar un tanto estricta para algunas personas. Lo importante es dejar los prejuicios de lado y disfrutar de la diversidad de culturas, religiones y etnias que se destacan en un país como Israel.

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *