Llegaron a Egipto y descubrieron que el hotel de 5 estrellas que habían reservado no existía

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una familia que gastó más de 4.500 dólares en las vacaciones. Lamentablemente cuando llegaron al lugar su sueño se esfumó al darse cuenta que el lugar que había reservado no existía.

Mark Mold, de 33 años, reservó el viaje a través de la compañía de viajes loveholidays, un descanso de dos semanas al Crystal Beach Aqua Park and Hotel en Hurghada, Egipto, con familiares y amigos.

Pero cuando el grupo de cinco aterrizó en Egipto, se sorprendieron al descubrir el paraíso ‘All inclusive’ que les habían prometido nunca existió.

En su lugar, los llevaron al hotel de al lado, que descubrieron que estaba en proceso de ser demolido.

Fueron transferidos por loveholidays a un segundo hotel, que recibió un “depósito de reserva” del grupo de Gainsborough, Lincolnshire.

“Creo que todos sentimos de todo corazón que nos habían vendido un sueño costoso y nos habían servido una pesadilla desmoronada”, dijo Mark, un electricista industrial.

“Fue un fraude a gran escala de una gran empresa, que claramente no tiene moral”.

“Como pueden apreciar, fue un momento frustrante y potencialmente podrían habernos dejado varados en tres ocasiones debido a la falta de atención y diligencia mostrada a sus clientes”.

Aterrizaron en el país el 7 de agosto con la esperanza de llegar a Crystal Beach Aqua Park and Hotel, supuestamente un resort de cinco estrellas en Hurghada, Egipto.

Más tarde descubrieron que el hotel nunca existió: un viejo hotel, Al Mas Palace Hotel & Beach Resort, había estado cerrado desde 2017 y el edificio había sido comprado con el plan de convertirlo en el Crystal Beach Aqua Park and Hotel.

Pero el nuevo hotel nunca había sido terminado y todavía figuraba en el sitio web de loveholidays.

El electricista continuó: “Nos llevaron a nuestras habitaciones que tenían sábanas rotas y caca mancharon pisos y baños que se inundaban si intentaban ducharse”.

“No había aire acondicionado, las áreas internas estaban en un estado abandonado y muchos de los servicios no estaban disponibles debido a que el hotel estaba ‘cerrado'”.

Un portavoz de lovelolidays dijo: “Pedimos disculpas al Sr. Mold y su grupo por los problemas que experimentaron durante sus vacaciones en Egipto en agosto“.

“Hemos llevado a cabo una investigación exhaustiva internamente y con el proveedor del hotel en cuestión.

“Desafortunadamente, el proveedor del hotel nos decepcionó en este caso e insistió en que el hotel original estaría listo para aceptar huéspedes, lo que claramente no era el caso”.

“Reconocemos que el alojamiento alternativo no se resolvió tan rápido como debería haber sido para estos invitados y reconocemos que se produjeron varios errores que resultaron en problemas adicionales para el Sr. Mold y su grupo”.

“Loveholidays ha llegado a un acuerdo final con el Sr. Mold por los costos y las molestias causadas a él y su grupo. Nos fijamos altos estándares para la experiencia de los clientes”.

“Reconocemos que la experiencia del Sr. Mould no cumplió con estos altos estándares y aprenderemos de esta experiencia para tratar de evitar cualquier repetición de este escenario para nuestros clientes en el futuro”.

Desde entonces, el hotel ha sido retirado del sitio web de loveholidays, pero aún se puede reservar a través de otros.

Le cobraron 66.000 dólares por dos noches en un hotel de 3 estrellas en Budapest

Charlotte Smith, una mujer de 22 años del Reino Unido, le cobraron por error 60.158 euros (66.000 dólares ) en lugar de 60.158 florines húngaros (199 dólares) por dos noches en un hotel de tres estrellas en Budapest con su novio, Charlie.

Aunque el hotel, Bo18 Hotel Superior, detectó rápidamente el error y le devolvió el dinero, lo sorprendente es que la transacción se realizó a través de su tarjeta de débito a pesar de que solo tenía 490 dólares en su cuenta.

Además, le cobraron 3.700 dólares en tarifas de transacción, los cuales, según Charlotte, el banco se negó a devolverlos. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá por ingerir alimentos fuera de su dieta habitual

No hace más de diez días que compartíamos una alegre noticia que llegaba desde los Esteros del Iberá a todo el territorio argentino: en la provincia de Corrientes, tres guacamayos rojos recién nacidos parecían marcar un gran avance para la recuperación de la especie, considerada por más de 100 años como en extinción.

Incluso advertíamos que posiblemente, estos guacamayos fueran los primeros en nacer en estado silvestre, luego de 150 años de extinción. Motivo por el cual el acontecimiento había sido muy celebrado por los trabajadores en el predio y la fundación Rewilding Argentina, creada en el año 2010 para enfrentar y revertir la extinción de especies y la degradación ambiental resultante, recuperando la funcionalidad de los ecosistemas y fomentando el bienestar de las comunidades locales.

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá
Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá

Ahora, tristemente, la misma fundación fue encargada de comunicar la muerte de uno de los tres pichones de guacamayo rojo que habían nacido días atrás en el Iberá. Tras un exhaustivo control y necropsia, detectaron que había sido alimentado con semillas de girasol, una oleaginosa no nativa perjudicial para estas aves.

Las mismas han sido provistas por humanos, marcando la polémica en una práctica que no es la primera vez que se debate: el peligro que podría causar dar de comer a animales con alimentos indebidos o fuera de su dieta habitual.

“Uno de esos pichones a los pocos días aparece muerto y en la necropsia se le encuentran en el buche restos de semillas de girasol, justo en el momento que nos llega la información de que había una mujer, que es operadora de turismo, guía del parque provincial, coordinadora de un Club de Observadores de Aves (COA) de la localidad de Ituzaingó, que estaba cebando a los guacamayos con una bandeja donde ponía diferentes semillas, entre ellas de girasol”

Marisi López, referente de la fundación Rewilding Argentina

Además, López detalló que “se tardan años en lograr que estas aves aprendan a ser libres, aprendan a reconocer los frutos silvestres para poder comer y dejen de comer alimentados por una persona en una bandeja y el hecho de que se las pongan hace que retrocedan en la fase de aprendizaje… El girasol es altamente dañino porque tiene una gran concentración de aceite que hace que los guacamayos se vuelvan adictos y que en largo plazo les ocasione la muerte“.

En efecto, los responsables de la fundación descubrieron que el padre de estos guacamayos recién nacidos iba hasta esas bandejas y después alimentaba a los pichones. En diálogo con la agencia de noticias Télam, desde Rewilding destacaron que se trata de “una noticia tremenda para el proyecto porque pone en riesgo la salud de los guacamayos, de los que ya están libres, de los tres guacamayos rojos recién nacidos, porque volvemos un paso atrás en su libertad y vuelven a ser mascotas“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO