Llovió popó en Canadá

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El extraño fenómeno no fue una excepción, se informaron 18 casos de caca cayendo del cielo desde el 9 de mayo.

Una madre de Kelowna, Columbia Británica, salía con su hijo cuando de repente empezó a llover caca líquida, y los mancho todos. Esto fue seguido por otra misteriosa caída de popó en Yellowknife,  en donde la familia Smith estaba sentada afuera de su casa alrededor de las 16.00 horas,  cuando ‘de repente, ¡iuuuuuj!’.

Linda Smith dijo que su casa estaba toda manchada con algo que cayó  del cielo, por lo que rápidamente ella y su familia salieron a mirar  para ver si alguien les había arrojado algo. Mientras miraban, sintieron el olor nauseabundo.

Foto: Global News CA

Según IFL Science, una teoría acerca de las misteriosas lluvias de popó es que son causadas por aviones que sobrecargan sus inodoros, algo llamado “Hielo Azul”, porque los productos químicos del avión convertirán cualquier residuo. Aunque, técnicamente, esto no debería hacerse mientras los aviones están en el aire, se sabe que ocurre accidentalmente.

Un portavoz de Transport Canada  que si eso sucede, el líquido que se filtra desde las válvulas se congela y se adhiere al exterior de la aeronave cuando la aeronave está volando a gran altura. A medida que el avión comienza a descender y la atmósfera se calienta, el hielo comienzá a derretirse y lo residuos se desprenden del avión. Esos pedazos de hielo se derretirán antes de tocar el suelo.

Foto: Global News CA

Pero resulta que según los informes de Transport Canada, ninguno de estos casos parece ser azul hielo. Por lo que surgió una segunda teoría, que en realidad dice que esas “lluvias” provienen de los gansos.

Los gansos canadienses tienen un patrón de migración donde los científicos saben exactamente cuándo y dónde migran, y según algunas personas coinciden las lluvias de popó con la migración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El autobús funciona en la Ciudad de México desde el viernes 25 de Septiembre de 2020 y es el primero en funcionar completamente con energía eléctrica.

El primer autobús completamente eléctrico de la Ciudad de México es el comienzo de una iniciativa del gobierno local que consta en tener 10 unidades de este estilo, 100 por ciento eléctrico, para finales de este año 2020. El que entró en circulación el pasado viernes tiene 18 metros de largo, capacidad para 160 usuarios y fue desarrollado gracias a una colaboración entre las autoridades de la ciudad, ENGIE, MOBILITY ADO y MIVSA, que es la empresa que tiene la concesionaria de la Línea 3 que es a la que pertenece el autobús, según informó El País.

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El vehículo tiene puertos USB para que las personas puedan cargar sus dispositivos, espacios exclusivos destinados a personas en sillas de ruedas y también otros para animales de compañía y cuenta con puertas retráctiles. De acuerdo a declaraciones de la Jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, “Es la primera unidad del Metrobús totalmente eléctrica que opera en la Ciudad de México y nuestro objetivo es seguir avanzando en la electromovilidad: autobuses y trolebuses que operen con electricidad, para ir desplazando al diésel“.

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El recorrido del autobús consta desde Tenayuca a Etiopía y la carga le alcanza para recorrer 330 kilómetros. De acuerdo a El Heraldo de México, la mandataria comunicó que la implementación del mismo implica un beneficio para el usuario y para la operación del Metrobús, ya que reduce los costos de operación. Sin dudas, también es un gran avance en términos ambientales. “Esto nos ayuda en dos áreas muy importantes: la reducción de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero, que provocan el cambio climático, y aun cuando el costo de inversión es un poco mayor, a larga es mucho más barato, por la vida útil del autobús“.

De acuerdo a El País, el vehículo se carga durante las noches y necesita de tres horas y medias para completar la carga. Además, en comparación con un autobús que es impulsado con diésel, el que fue implementado en Ciudad de México reduce el uso de energía en un 80% y, al cabo de diez años, evita la emisión de 1300 toneladas de carbono.

¡Síguenos en Instagram para más noticias como esta!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO