Londres, una ciudad que puede despertar diferentes sensaciones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Desde que uno baja del avión hasta que llega a Victoria, una de las estaciones más importantes, esta ciudad parece de ensueño. Pero no todo es así.

La multiculturalidad de la capital británica es uno de los rasgos más característicos que posee. Gente de todo el mundo, desde América hasta Oceanía deambulan por esta capital que tiene todo y nada, al mismo tiempo, de europea.

Tiene todo por su estructura, su manera de ser pensada, puesta en escena y llevada a cabo. Todo, porque la gente autóctona del lugar tiene sus características específicas: poco social, aparentemente calculadora, con su grupo cerrado de amigos y amante de los bares a partir de las 5pm, entre algunas de sus características.

Pero por otro lado también viven personas con otras características: amantes de la familia, gente que vino a esta ciudad para aprender el idioma o vivir una experiencia diferente y que se ha encontrado con algo que imaginaba o, por el contrario, lo opuesto. Gente con familia o sin familia pero que cohabitan en el mismo ambiente a pesar de las diferencias.

No es una ciudad demasiado fácil para hacer grandes amigos porque muchos de los que vienen no se quedan demasiado tiempo por diversas razones: mal clima, el costo de vida, la comida, la cultura, deciden irse antes de tiempo. Pero, no todos siguen este camino. Todo depende del objetivo de cada uno y cuan persistente sea.

Es de destacar que también se puede encontrar una gran variedad de comidas típicas de diferentes partes del mundo, porque no es una ciudad que se destaque justamente por la calidad autóctona de su comida. Así, en Londres se puede visitar el mundo entero con un tenedor.

El transporte público de esta ciudad es uno de los más caros en el mundo. El alquiler de inmuebles también lo es pero si se hace una búsqueda avanzada y detallada se puede encontrar algo no tan costoso a las afueras de la ciudad.

A la hora de comprar ropa, existen las tan conocidas tiendas de marca que ofrecen sus productos a un elevado coste pero también, para los menos poderosos, están los mercados callejeros y las tiendas de segunda mano o charities donde se puede encontrar prendas en buen estado y a bajo precio.

Al ser una de las grandes capitales, es muy frecuente encontrar diversidad de ofertas culturales: desde teatros ambientados, diferentes galerías de arte, mercados callejeros, pasatiempos en la calle, hasta una gran variedad de museos gratuitos y sin olvidarnos de la cantidad de parques que adornan y airean la ciudad. Raro de ver en esta ciudad porque la mayoría de las cosas que se pueden hacer suponen un determinado monto de dinero. Pero el visitar museos no supone inversión económica alguna ni tampoco pasar un rato al aire libre, cuando el tiempo, muy raras veces, así lo permite.

Están, claro, los diferentes monumentos que si visitas esta ciudad no puedes perdértelos. El Big Beng, Trafalgar Square, Tower Bridge y Westminster son algunos de ellos, que también, desde afuera no demandan desembolso de dinero.

Una manera de conocer gente y hacer un intercambio con el idioma es ir a un bar a tomar una bebida, pero hay que tener en cuenta que la persona con la cual hagas el exchange puede ser de cualquier parte del mundo y el acento no es el mismo que el del nativo de la ciudad pero quizás resulte más fácil entablar una conversación.

Existen también diversos grupos que exclusivamente se dedican a este tipo de actividad: realizar intercambios de idioma o culturales. Pero para ello se tendrá que abonar una cifra de dinero aunque no muy elevada.

En definitiva, es una ciudad compleja, difícil e interesante que si saben, quieren y pueden le pueden sacar provecho siempre y cuando estén preparados y hayan estudiado su entramado un poco antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Un turista irlandés fue atrapado por seguridad marcando sus iniciales en el Coliseo Romano

Un turista irlandés fue atrapado por seguridad marcando sus iniciales en el Coliseo Romano

El joven de 32 fue atrapado por sorpresa mientras grababa sus iniciales con un elemento punzante en el Coliseo Romano.

En la lista de cosas para hacer cuando vayan a Roma una que no hay que incluir es dañar un patrimonio histórico de casi dos mil años de antigüedad. No fue el caso de este joven turista irlandés de 32 años que fue encontrado por personas de seguridad mientras grababa sus iniciales en la piedra del primer nivel del Coliseo. Según informó el periódico La Repúbblica el pasado 20 de Septiembre de 2020, el personal se comunicó con la policía y se presentaron cargos contra el hombre.

Un turista irlandés fue atrapado por seguridad marcando sus iniciales en el Coliseo Romano
Imagen via Ross Cohen

El turista enfrentará cargos por daños al patrimonio histórico y cultural pero no fue anunciado cuál será la sentencia, si debe abonar una multa o puede incluir años de prisión. En otros casos, un turista que marcó la letra K en las paredes del Coliseo fue multado por un valor de 20 mil euros, según informó The Independent, y además recibió una pena de cuatro años que le suspendía el ingreso. También, hace unos días, un turista polaco se encontró en problemas luego de estrellar su drone en el el edificio histórico, lugar en el que estos últimos están expresamente prohibidos.

Según informó el sitio web Wanted in Rome, Buscado en Roma, el turista proveniente de Polonia había sido advertido que bajo ningún punto de vista podía volar el dispositivo dentro del Anfiteatro Flavio. Sin embargo, no hizo mucho caso a la advertencia y seguridad también terminó reportándolo a la policía local. Hace unos años, un representante de la Superintendencia de Patrimonio Arqueológico de Roma declaró que el problema es que hay una diferencia de percepción. “Los museos son tratados como iglesias, espacios sagrados donde las cosas tienen un gran valor. Mientras tanto el Coliseo es un edificio incompleto que ya fue robado“.

Un turista irlandés fue atrapado por seguridad marcando sus iniciales en el Coliseo Romano
Imagen via Parco archeologico del Colosseo

El Coliseo Romano es un edificio histórico que fue inaugurado en el año 80 d.C. y se considera que es el anfiteatro más grande construido durante el Imperio Romano, con una capacidad total de 50 mil espectadores. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980 y en 2007 fue incorporado a la lista de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Para más noticias como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO