Los fiordos de Kenai de Alaska te hacen sentir que estás en Noruega

Kenai Fjords National Park
Redactora Social
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Cuando se trata de un paisaje digno de presumir, parece difícil competir con Noruega. Sin embargo, aunque Noruega nos dio la palabra «fiordo» y tiene más de estas impresionantes ensenadas flanqueadas por montañas o acantilados imponentes que nadie, es posible que se sorprenda al saber que hay un lugar que le puede llegar a hacer competencia en Estados Unidos

El Parque Nacional de los Fiordos de Kenai es uno de los parques nacionales más hermosos y geográficamente únicos de Alaska. Puede que se requiera más tiempo y esfuerzo que una excursión de un día para visitar esta parte remota del país, pero en realidad está a solo dos horas y media en automóvil de Anchorage, la ciudad más grande del estado. El parque es básicamente una versión estadounidense del paisaje ártico, con glaciares, campos de hielo, vida silvestre como focas y osos, y muchas oportunidades para la aventura en el agua.

El área es famosa por su vida silvestre, particularmente por sus osos negros y pardos, nutrias marinas, ballenas y aves. Con frecuencia se pueden encontrar osos pescando y cazando alrededor de la costa del parque, lo cual es una mala noticia para los peces, y hay más de 191 especies de aves en el parque, incluidas águilas calvas, halcones peregrinos e incluso frailecillos. Las aguas están llenas de nutrias marinas y leones marinos, a menudo visibles en el puerto de Seward, y las ballenas orcas, aletas, grises, jorobadas, minke y sei también llaman hogar al parque durante todo el año.

La mejor manera de ver la mayor cantidad de vida salvaje en los fiordos de Kenai es en barco. Incluso hay un crucero especial de medio día por la vida silvestre que sale de Seward Harbour y explora la cercana Resurrection Bay, donde verás no solo una gran cantidad de aves y vida marina, así como cabras montesas en las laderas de arriba, sino también la accidentada zona geografíca. Para ver frailecillos, lo mejor que puedes hacer es visitar el Alaska SeaLife Center en Seward, a menos que quieras aventurarse en la menos accesible Beehive Island.

Si un encuentro con un oso está en tu lista de deseos puede realizar una visita guiada. Desde viajes de un día en avión hasta acampar durante la noche en el hábitat natural de los osos pardos, estos recorridos lo acercarán más al depredador más famoso de Alaska de lo que esperaba.

Hay más de 40 glaciares en el Parque Nacional de los Fiordos de Kenai, que descienden hasta el campo de hielo Harding antes de desembocar en el océano. Los glaciares de Kenai son una mezcla de agua de marea y glaciares alpinos. Los glaciares de marea fluyen de tierra a mar y luego terminan debajo de la superficie del agua, mientras que los glaciares alpinos se forman en cuencas montañosas, a partir de las cuales la nieve y el hielo se acumulan y se expanden montaña abajo.

El glaciar más famoso y espectacular del parque es Exit Glacier, un glaciar alpino a solo 15 minutos en coche de Seward. A pesar de su forma imponente, en realidad es relativamente fácil caminar. Una red de senderos bien mantenidos se extiende desde el centro de visitantes hasta la punta del glaciar, y el sendero Glacier Overlook Trail sube a un mirador desde donde se puede ver el glaciar en sí. En el camino, encontrarás letreros interpretativos con información sobre la vida vegetal circundante, e incluso hay un recorrido de audio autoguiado en la aplicación de Alaska para los interesados.

Para una experiencia de caminata un poco más ardua, visita Harding Icefield Trail, un sendero de ida y vuelta que es paralelo al borde norte del glaciar. El sendero es un ascenso difícil pero las increíbles vistas de los glaciares y las montañas lo recompensan.

No todo es naturaleza también hay arte

Es posible que el sur de Alaska no le parezca un centro artístico, pero Last Frontier impresiona en algo más que la naturaleza. Seward es llamada la «Capital Mural de Alaska» por una razón. En 1999, un grupo de artistas locales se unió para pintar murales en paneles del piso del gimnasio de la escuela secundaria. Desde entonces, el grupo ha crecido de una colección espontánea de voluntarios a una sociedad de muralistas dedicados. El objetivo de la Mural Society es dar vida a los personajes y eventos históricos de Seward y celebrar la belleza de Alaska a través del arte. Ahora puede realizar un recorrido a pie y visitar más de 20 coloridos murales.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *