Los mochileros que fueron mordidos por un tiburón deben 130.000 dólares al hospital por los tratamientos recibidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Los dos mochileros británicos que fueron atacados por un tiburón en Australia deben en facturas médicas más de 130.000 dólares.

Alistair Raddon, de 28 años, quedó sin un pie y Danny Maggs, de 22 años, sufrió laceraciones en la pierna después de que fueran atacados por un tiburón en las Islas Whitsunday de Queensland (Australia).

Como no cuentan con los fondos suficientes para poder saldar su deuda, decidieron armar una página para recibir donaciones. Ahí cuentan que su seguro médico solo les cubrió la asistencia médica inmediata.

Ambos hombres pueden necesitar ‘cirugías múltiples, terapia física y psicológica, prótesis y días perdidos del trabajo que no serán cubiertos por el estado o el seguro’.

Los mochileros que fueron mordidos por un tiburón deben 130.000 dólares al hospital por los tratamientos recibidos

La página, creada por Gail B, de Fitzroy, Victoria, Australia, tiene como objetivo recaudar 175.000 dólares.

La página dice: ‘Nos estamos acercando para pedir ayuda con donaciones de cualquier manera que pueda, no importa cuán grande o pequeño. Necesitamos asistencia para aliviar el dolor físico y el trauma del incidente y hacer todo lo posible para garantizar que ambos no sufran más. Todas sus donaciones y palabras amables significan mucho’.

Alistair y Danny habían estado participando en un crucero de un día en ZigZag cuando fueron a nadar en el agua. El martes 29 de octubre a las 10 am, según cuentan los testigos, un tiburón los atacó.

Los mochileros fueron trasladados en avión desde la playa de Airlie a un hospital en la ciudad de Mackay, alrededor de 70 kilómetros de distancia.

Un tiburón mordió a un turista británico mientras buceaba en la costa de Australia

Los mochileros que fueron mordidos por un tiburón deben 130.000 dólares al hospital por los tratamientos recibidos

Dos mochileros han sido trasladados al hospital en condiciones graves después de estar involucrados en un ataque de tiburones cerca de las Islas Whitsunday, en la costa de Queensland (Australia).

Los medios australianos han identificado a la pareja como Alistair Raddon, de 28 años, y Danny Maggs, de 22. Raddon perdió el pie mientras Maggs estaba herido.

An English tourist has had his foot bitten off and another has serious lacerations to his lower leg after the shark attack in the Whitsundays. Both were transported to Mackay Base Hospital by RACQ’s @cq_rescue chopper in serious condition. pic.twitter.com/odOxYiC0Et— RACQ (@RACQOfficial) October 29, 2019

Los dos turistas británicos habían estado en un crucero de un día cerca de Airlie Beach, Queensland, en el momento del ataque. Otros 20 turistas habían estado en el viaje, informó 7 News Sydney. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

El Parque Nacional Virunga advierte que el coronavirus ha aumentado la actividad de caza furtiva

El Parque Nacional Virunga advirtió que la actual pandemia mundial del Coronavirus ha aumentado la actividad de caza furtiva. El parque nacional, con sede en la República Democrática del Congo, alberga 218 animales, desde elefantes hasta hipopótamos, incluidos 22 gorilas.

Al mismo tiempo, el parque cuenta con más de 700 guardabosques, cuyo trabajo es realmente primordial para la conservación de los gorilas de montaña, y en particular, ha sido vital para la gran población de mamíferos que los ha visto pasar de “en peligro crítico” a “en peligro”.

Sin embargo, el coronavirus ha ejercido presión sobre los recursos del parque, incluida la pérdida de ingresos debido al cierre de las actividades turísticas, y ha obstaculizado la capacidad del parque para proteger a los gorilas y otras especies que residen en Virunga, causando un aumento en la caza furtiva.

Gorilla

Parte de la razón por la cual el parque decidió cerrar temporalmente sus puertas se debió a la salud de los gorilas con la preocupación de que el mamífero grande pudiera contraer el virus por sí mismo.

El Parque Nacional Virunga en la República Democrática del Congo es una atracción turística popular y es conocido por su población de gorilas de montaña en peligro de extinción.

El parque, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es uno de los más diversos desde el punto de vista biológico del mundo y es el hogar de varios cientos de especies de aves, reptiles y mamíferos.

El Parque Nacional Virunga advierte que el coronavirus ha aumentado la actividad de caza furtiva

A principios de este año, a través de su fundación llamada Earth Alliance, Leonardo DiCaprio junto a la Comisión Europea crearon un fondo de dos millones de dólares para ayudar a una reserva natural que protege a gorilas de montaña.

«Virunga necesita fondos con urgencia para proteger a la población de gorilas de montaña en peligro de extinción, para brindar apoyo a los guardaparques y las familias de los guardaparques que han caído en el cumplimiento del deber, y para ayudar a realizar esfuerzos esenciales de prevención de enfermedades», dijo.

El dinero recaudado servirá entre otras cuestiones para programas de prevención de enfermedades, para la protección del gorila de montaña, para la aplicación de las leyes de protección en el entorno natural y también ayudará a las familias de los guardabosques asesinados a comienzos de 2020.

«Tuve el gran honor de conocer y apoyar al valiente equipo de Virunga en su lucha contra la perforación ilegal de petróleo en 2013», dijo DiCaprio en un comunicado a BBC News.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play Video
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO