fbpx

Por qué los viajes me volvieron alguien difícil de contratar

2 min


Si quisiera conseguir un trabajo en una empresa a tiempo completo en este momento probablemente no lo conseguiría fácilmente. La razón? Lo viajes me han convertido en alguien difícil de contratar.

Raramente me quede quieta, o peor aún, pueda estar tranquila con una rutina repetitiva en la cual vaya a trabajar todos los días al mismo lugar, la misma cantidad de horas. El viajar me ha generado hábitos que me han convertido en la peor candidata posible para un trabajo de 8 horas.

Recientemente estuve observando los requisitos típicos de competencia laboral para un trabajo de oficina en una posición en la que técnicamente podría calificar. Lo que encontré es que probablemente nunca me contratarían debido a mi falta de experiencia laboral en una oficina real y eso es todo gracias a los viajes. O sea:

1. Debes poder trabajar en equipo

Para empezar, ya que la mayor parte de mi vida viaje sola, ya estoy acostumbrada a hacer todo por mi cuenta lo cual podría no ser bueno en esto de ¨debes aprender a trabajar en armonía con otras personas¨. A ver, me gusta la gente, me gusta salir en grupos, pero también hacer las cosas como a mi me gustan, por mis medios y no tener que depender de otras personas para hacerlo. Viajar también me ha hecho intolerable al momento de ¨esperar a otras personas¨: he vivido demasiadas veces la situación de no llegar a ir a algún sitio por estar esperando demasiado tiempo a alguien. Me cansé.

2. Debes tener excelentes habilidades de comunicación

He adoptado el hábito de no estar siempre vigilando los mensajes o responder de inmediato un mail cuando estoy de viaje. Tengo que esperar hasta encontrar una señal de wifi, o cuando realmente estoy desocupada en el hostel. Y como los hábitos no mueren rápidamente, tiendo a hacer lo mismo cuando estoy en casa (con internet disponible) lo que significa que probablemente me llevaría bastante tiempo acostumbrarme a responder los mensajes de correo electrónico en un trabajo.

3. Debes tener excelentes habilidades en la gestión del tiempo

No voy a mentir, soy realmente buena para gestionar el tiempo en todas las cosas que tengo que hacer … cuando estoy de viaje. Esto se debe a que es algo que realmente quiero hacer. Todo lo demás pasa a un segundo plano. No hay manera de que fuera capaz de tener el tiempo de viaje que quisiera con un trabajo de 9-5, lo que probablemente resultaría en que me tomase un avión sin avisar a nadie y ser despedida a través de un correo electrónico, que probablemente tampoco leería.

4. Debe ser capaz de responder a instrucciones

Viajar en solitario ha hecho que me transforme en alguien increíblemente independiente. No me gustan las instrucciones, a menos que sea sobre cómo llegar a un destino. De solo pensar en cómo me llevaría con un jefe, ya hablamos de problemas y confliectos (eso si pasara las entrevistas y me contrataran). Me gusta hacer lo mío y que no me digan qué hacer.

5. Debes estar disponible para trabajar en un lugar

Ehhhhhhhhhhh: no. Trabajar a tiempo completo en una oficina no funcionaría bien con mi agenda de viajes constantes. Incluso si dejara de viajar para trabajar a tiempo completo, sería pésima y viviría con ansiedad por tener que sentarme en un mismo lugar todos los días. Viajar me ha convertido en un pájaro libre lleno de ideas y oportunidades, sería si me encerraran en una jaula.


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Paula Lavinia

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines