Una mujer fue enviada a prisión luego de toser sobre comida y asegurar que tenía COVID-19

Una mujer fue enviada a prisión luego de toser sobre comida y asegurar que tenía COVID-19
Redactora / Travel writer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Una mujer deberá permanecer un tiempo en prisión por haber asegurado que tenía COVID-19 y luego toser sobre la comida que se encontraba en una góndola de un supermercado en Estados Unidos.

Según fue informado por las autoridades, la mujer aseguró ser un caso positivo de coronavirus justo antes de empezar a toser sobre diferentes artículos que estaban en las góndolas de un supermercado de Pensilvania, Estados Unidos, entre los que se encontraban alimentos frescos.

Aparentemente, los encargados del comercio tuvieron que deshacerse de varios productos que sumaban un valor de unos miles de dólares.

Góndola De Supermercado
Imagen ilustrativa – Foto de gemma en Unsplash

Parece que la mujer no solo tosió sobre la mercadería, sino unos días antes había escupido sobre comida en este mismo supermercado según reportó la agencia de noticias Associated Press. Si bien la sentencia de la mujer se definió hace tan solo unos días, el hecho ocurrió hace más de un año.

Su nombre es Margaret Ann Cirko, de 37 años, y según informaron las autoridades del municipio de Hanover el hecho tuvo lugar el 25 de Marzo de 2020. Según informaron, Cirko ingresó al supermercado Gerrity y comenzó a gritar que tenía coronavirus y que iba a enfermar a todas las personas que allí estaban. Luego, comenzó a toser sobre la mercadería del negocio. Como si eso fuera poco, la mujer caminaba por los pasillos haciendo amenazas y, según informó el sitio de noticias The Hill, también «intentó robar un pack de 12 cervezas mientras los empleados de la tienda le pedían que se retiraran».

Imagen ilustrativa – Foto de Tingey Injury Law Firm en Unsplash

En Junio de este año, 2021, la mujer se declaró culpable de los cargos que se la acusaba y fue sentenciada a pasar al menos un año en prisión. Además, Cirko se disculpó en la corte y dijo que le gustaría poder retractarse. Según su abogado, su resultado de COVID-19 había dado negativo pero ella estaba intoxicada en ese momento.

Las autoridades calificaron su actitud como «completamente ofensiva» y la sentenció de uno a dos años de prisión, y ocho años de libertad condicional.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *