Un turista recibió una multa de 1000 euros en Cerdeña, Italia por intentar llevarse casi 2kg. de arena en su equipaje

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

A algunas personas les gusta llevarse arena de las playas que visitan, ya sea para regalar o de recuerdo, pero en el caso de Cerdeña, Italia eso es ilegal y puede incluir una multa e incluso años de prisión.

Un turista francés intentó llevarse casi dos kilos de arena de Cerdeña en su equipaje, según informó CNN Travel el pasado 7 de Septiembre. El hecho tuvo lugar el el pasado martes 1 de Septiembre, en el aeropuerto de Cagliari-Elmas. El hombre contaba con una botella llena de arena en su posesión lo cual no está permitido, ya que la arena de la isla de Cerdeña forma parte de un patrimonio protegido.

Un turista recibió una multa de 1000 euros en Cerdeña, Italia por intentar llevarse casi 2 kg. de arena en su equipaje
Cerdeña, Italia

La botella fue confiscada y según dijo a CNN uno de los guardabosques de la isla “ahora está en nuestro cuarto de operaciones, donde guardamos estos artículos confiscados. Al final del año usualmente tenemos muchas botellas de arena acumuladas“. Este no es el primer caso en el que alguien enfrenta una multa por querer llevarse arena de la isla, de hecho el año pasado llegaron a confiscar 40kg. de arena a una pareja francesa. Además, en 2018, un turista británico fue multado por 1000 dólares.

El portavoz de los guardabosques también agregó que “El año pasado encontramos un sitio web que vendía nuestra arena como souvenir. Se ha convertido en un fenómeno muy conocido aquí en Europa“. Por eso mismo los controles ahora son más rigurosos y las sanciones también son más serias. Las multas que se cobran van desde los 500 a los 3000 euros, dependiendo cuánto y de dónde se extrajo la arena.

Un turista recibió una multa de 1000 euros en Cerdeña, Italia por intentar llevarse casi 2 kg. de arena en su equipaje
Imagen via CNN

La isla de Cerdeña cuando con arenas que generan admiración por su color, saben tener un tono rosado o muy blanco. Esa particularidad es la que hace que los turistas quieran llevarse cada vez más, pero eso es ilegal desde 217. En ese año salió una ley regional que establece que protege la arena de las playas de Cerdeña y prohíbe su extracción.

Según un comunicado que obtuvo la agencia de noticias AFP por parte de las autoridades locales, ellos afirmaron que “Este comportamiento no solo daña al ambiente sino también al compromiso del mantenimiento de la linea costera para el desarrollo sustentable del turismo en Cerdeña“.

Para más noticias como esta, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO