Myanmar, el destino más auténtico del sudeste asiático, 6 razones para visitarlo

3 min


Birmania, como algunos preferimos llamarlo, abrió sus puertas al turismo hace pocos años. Muchos son los viajeros que se adentran por el sudeste asiático, pero pocos son los que se atreven a salir del típico circuito turístico y a sumar a Myanmar a su recorrido. Quizá ni siquiera escucharon hablar de ese país. Este es el principal motivo que lo convierte en uno de los destinos más auténticos de la región… al menos por ahora.

1. La primera y más importante de las razones: los locales

Te invitan a su país con una autenticidad nunca antes vista. Vas a poder conectar con ellos muy fácil, tienen un interés genuino (y por eso único) en los viajeros que pasan por sus tierras. No pasará mucho tiempo desde que llegues hasta que alguien se te acerque por el simple hecho de querer conocerte. ¿En cuántos países podemos decir que ocurre lo mismo?

2. Un poco relacionada con la primera, acá va la segunda: los niños

Nunca fui una persona a la que le guste pasar tiempo con chicos, pero los de Myanmar te van a enamorar. Tienen una humildad, una simplicidad, y unas ganas de compartir que contagian. Si tienen la posibilidad de acercarse a alguna escuela local, lo recomiendo 100%. Por mi parte tuve la suerte de visitar una escuela de minorías étnicas cerca de Hsipaw y fue una experiencia simplemente maravillosa.

3. Queda mucho por explorar, sobre todo en las zonas rurales del país

Myanmar cuenta con infinidad de templos, grandes ciudades y hasta playas paradisíacas. Pero, como ya dijimos antes, lo que hace al país único es su gente. Y la mejor manera de experimentarlo es perderse fuera de las ciudades, en las innumerables villas dispersas en las montañas. No te preocupes ya que siempre habrá una familia dispuesta a invitarte a tomar el té con ellos, aún si no hablan tu idioma.

4. Muchas opciones accesibles de trekking para sumergirse en la cultura local

Es posible optar por 1, 2, 3 o hasta 5 días de caminata entre plantaciones de arroz y pueblos escondidos. Los recorridos se hacen con guías locales y por las noches vas a poder dormir en casa de familias o en monasterios. Para cuando termine la excursión, vas a saber de primera mano cómo viven los locales.

5. Muy poco mencionada en la comunidad viajera, pero tan importante como la primera: descubrís tu propio país

Salir de la zona de confort, sumergirse en una cultura totalmente diferente, encontrarte con otros parámetros en cada aspecto de la vida diaria y vivir como viven otras sociedades, te ayuda a conocer tu propia cultura. Inevitablemente desnaturalizás tus costumbres y tradiciones y aprendés cosas de vos mismo que de otra manera no podrías.

6. Porque vas a poder subirte a una ebike y perderte entre los 2.200 templos milenarios en Bagan

Es imposible cansarse, se pueden pasar días y días recorriendo y encontrando templos nuevos. Tener la posibilidad de subir a una de las pagodas y ver, desde lo alto y en cualquier dirección en la que mires, una infinidad de otras pagodas hasta el horizonte, es una de esas experiencias que ponen la piel de gallina. Destino por excelencia dentro de Birmania donde el turismo ya penetró con bastante fuerza. Pero todavía no es demasiado tarde para disfrutar de la soledad y calma en algunos templos.


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines