Nacieron en el mismo hospital, el mismo día y se casaron 23 años después

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

James Barsby llegó al mundo, junto con su hermano gemelo, Christian, no muy lejos de su futura esposa Amy, también gemela, que nació cinco horas y media más tarde junto a su hermano William.

Los padres de la pareja incluso se habían conocido en una clase prenatal antes de que la pareja naciera en el Hospital Queen’s Park de Blackburn en Lancashire, Inglaterra, en 1995.

A pesar de haber crecido a pocos kilómetros de distancia en Clitheroe, Lancashire, los tortolitos, que ahora tienen 23 años, solo se conocían en la escuela.

No fue hasta que estuvieron en la misma clase de ciencias de la escuela secundaria que descubrieron que tenían química real y comenzaron a salir.

La pareja se casó en la Iglesia de San Pedro en Salesbury, Lancashire, pocos días antes de la graduación de James de la Escuela de Medicina de Manchester y la graduación de Amy de la Universidad de Lancaster.

La pareja es la tercera generación de la familia de Amy en casarse allí: los padres de Amy se casaron en la iglesia en 1990 y sus abuelos se casaron allí en 1965.

La pareja, que pasó una luna de miel “encantadora y romántica” en Eslovenia después de la boda, ahora se embarcará en una carrera como doctores junior en el mismo NHS Trust en el noroeste.

Amy dijo que haber nacido el mismo día hizo que su relación fuera “muy especial”.

“Hace que parezca más como se supone que debe ser. No lo tendría de otra manera, incluso si eso significa que no puedo tener mi propio cumpleaños”, dijo.

“Al crecer, siempre hemos compartido nuestro cumpleaños con nuestros hermanos gemelos. Ahora lo compartimos entre nosotros”.

James le propuso casamiento hace dos años, mientras estaban de vacaciones en Lanzarote, en las Islas Canarias, después de organizar en secreto con el hotel para encontrar un lugar romántico en la playa para cenar.

“Fue realmente lindo. Lo hizo bien. Se puso de rodillas y me preguntó. De ninguna manera iba a decir que no”, dijo Amy.

“Supuse que algo estaba sucediendo cuando me estaba llevando a un lugar romántico y apartado, pero estaba muy feliz”.

Amy dijo que su madre, que ayudó mucho con la boda, “está muy feliz por nosotros” y “recuerda haber hablado con la familia de James en la clase prenatal”.

Los adolescentes enamorados comenzaron a salir oficialmente en 2011 y no dejaron que mudarse a la universidad afectara su relación.

“Estaba en Lancaster y James estaba en Manchester. Está solo una hora en el tren, en realidad no fue nada. No pasó un fin de semana que no pasamos juntos”, dijo Amy.

“Ambos solicitamos títulos de medicina, ambos ingresamos a (universidad) y ambos aprobamos. Ahora ambos estamos comenzando como doctores junior en el mismo NHS Trust”.

James, como todos a su alrededor, pensó: “¿Cuáles son las posibilidades de eso?”.

Se conocieron en un aeropuerto, 12 años después se casaron

Photo by Deivid Sáenz on Unsplash

Se suponía que Michelle Belleau recogería a Ron Peterson en el carrusel de equipaje de Southwest Airlines en el aeropuerto de Cleveland Hopkins (Estados Unidos) hace 12 años. Nunca se habían visto antes, pero se suponía que Belleau debía recoger al cliente de su compañía y mostrarle los alrededores.

El 20 de abril, doce años después de haberse conocido, se reunieron en el reclamo de equipaje una vez más. Solo que esta vez, estaba frente a un sacerdote y 125 amigos y familiares. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

La Comunidad de Madrid lanza un polémico spot para quienes evitan usar mascarilla “porque les da calor” y el final es impactante

Se trata de un video que, junto con otros dos spots, conforma la campaña “Protégete, protégenos” que la Comunidad de Madrid ha desarrollado para sensibilizar a los madrileños, sobre todo a los más jóvenes, de la importancia de cumplir con las medidas de seguridad e higiene para contener la propagación del COVID-19.

En particular, este corto anuncio está dirigido a aquellos ciudadanos que alegan y evitan usar mascarilla con una respuesta que acude a la excusa de que “da demasiado calor“. Así, con un mensaje principal que reza “Hay cosas que dan más calor que la mascarilla“, la Comunidad de Madrid realiza una secuencia de las diferentes temperaturas que se registran en diversos escenarios.

Por empezar, el piso sin aire acondicionado en verano, con unos 32 grados; cañas con amigos, 30 grados; discoteca, 28 grados… Hasta el momento nada parece llamar la atención, hasta que comienzan a aparecer imágenes poco felices pero reales: hospital, 25 grados; unidad de cuidados intensivos, 22 grados… horno crematorio, 980 grados.

Sin dudas, un remate en la escena final que resulta tan provocadoramente insólito como hasta de mal gusto, tratándose de una impactante reflexión que presume dar aviso acerca de la última consecuencia, que podría ser propia o ajena, si no se cumplen las normas sanitarias de prevención frente al COVID-19.

Comunidad de Madrid
La Comunidad de Madrid lanza un polémico spot para quienes evitan usar mascarilla “porque les da calor” y el final es impactante

El comunicado de la Comunidad de Madrid acerca del uso de mascarillas

La acción en redes sociales impactó al poner de manifiesto con crudeza el riesgo para la vida que implica no utilizar mascarillas, así como el incumplimiento de las demás obligaciones y recomendaciones de protección. El vídeo, con el mensaje ‘Hay cosas que dan más calor que una mascarilla’, acumula más de 220.000 visualizaciones en el perfil de la Comunidad de Madrid en la red social Twitter.

En el vídeo difundido durante las últimas horas a través de Twitter, Instagram y Facebook y en el canal de la Comunidad de Madrid en YouTube se muestra, sin embargo, la solidaridad y responsabilidad de los jóvenes madrileños que sí utilizan mascarillas para protegerse a sí mismos y protegernos a todos, cumpliendo de este modo con los requerimientos obligados por las autoridades sanitarias.

El Gobierno regional ha optado por una campaña de alto impacto visual, tal y como han hecho otras organizaciones y administraciones a la hora de concienciar sobre diversos aspectos. La acción, que parte de la Dirección General de Juventud, supone la inversión de 7.828 euros (más IVA) y ha sido realizada por una agencia madrileña.

Además de esta iniciativa en redes sociales, la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha otras en materia de formación y prevención de contagios por coronavirus, como un curso on line en el que participan 1.100 personas sobre medidas de seguridad e higiene necesarias en actividades de socioeducativas para niños y jóvenes (campamentos, talleres, etc). En esta misma línea de prevención, el Gobierno madrileño ha publicado una guía que establece las pautas para la organización de actividades de ocio y tiempo libre en la región.

Además, la Comunidad de Madrid también ha repartido 50.000 mascarillas y 2.000 litros de gel hidroalcohólico entre 106 asociaciones sin ánimo de lucro de la región que organizan actividades de ocio y tiempo libre con niños y jóvenes en los meses de julio, agosto y septiembre.
  

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO