Nishiyama Onsen Keiunkan, el hotel más antiguo del mundo

nishiyama_onsen_keiunkan_front
Redactora
¡Valora esto!

Ubicado en las profundidades de las montañas de la prefectura de Yamanashi, Japón, el Nishiyama Onsen Keiunkan evoca una sensación de detenimiento en el tiempo con sus pisos de tatami, personal ataviado con kimonos y señalización caligráfica hecha a mano.

La leyenda cuenta que en el año 705, el hijo mayor de Fujiwara no Kamatari, la familia aristocrática más influyente de la época, deambulaba por la capital cuando descubrió unas aguas termales en la región. Poco después, se erigió un ryokan, un tradicional hotel japonés de aguas termales. A lo largo de más de un milenio, este lugar ha acogido a diversos visitantes, desde trabajadores exhaustos de Tokio hasta renombrados líderes como los Tokugawa, una familia shogun que gobernó Japón durante 400 años. Incluso el actual emperador de Japón, Naruhito, ha venido aquí para sumergirse en las aguas y deleitarse con el pintoresco paisaje.

Image Image 49

El ryokan ha sido reconocido durante mucho tiempo en Japón, pero su popularidad experimentó un gran impulso en 2011 cuando el Nishiyama Onsen Keiunkan fue designado por el Libro Guinness de los récords mundiales como el hotel más antiguo del mundo.

Este anuncio despertó el interés de muchos viajeros internacionales, colocando al ryokan en la lista de deseos de muchos. Ahora, el establecimiento se esfuerza por acomodar a estos turistas mientras se mantiene fiel a sus tradiciones de 1.300 años.

Las habitaciones estándar en Nishiyama Onsen Keiunkan presentan una distribución en tres secciones: dos áreas para sentarse y una sala de estar. En las paredes cuelgan kakejiku, pergaminos colgantes japoneses tradicionales, que exhiben imágenes de la naturaleza con la firma del artista escrita en caligrafía.

Las ventanas son de un tamaño considerable, permitiendo que la vista del bosque se asemeje a una pintura de Monet que adorna la pared.

Un imponente río fluye justo debajo y los rugidos de vapor sugieren la presencia de las aguas termales. En el exterior, se puede observar a un hombre pescando su cena con una caña.

En total, hay seis aguas termales, cuatro al aire libre y dos interiores. Dos de las aguas termales interiores están disponibles solo con reserva, lo que permite que aquellos con tatuajes puedan disfrutar de la experiencia. (En Japón, la mayoría de los balnearios de aguas termales aún prohíben los tatuajes debido a la asociación del arte corporal con las pandillas Yakuza, aunque esto está cambiando gradualmente).

La naturaleza no solo está presente en el entorno exterior, sino que también desempeña un papel importante en el diseño interior. Los pisos están hechos de piedra local, los baños son de madera y los baños interiores están decorados con plantas ornamentales.

Image Image 50

Para la cena, a los huéspedes se les asigna una habitación privada en un horario reservado. Se les sirve una exquisita comida de cinco platos, acompañada de vino de producción local.

La experiencia culinaria comienza con una selección de sushi, tofu y una suave sopa. Luego, se avanza hacia un delicado pescado ahumado y, finalmente, a una jugosa carne a la parrilla y un estofado reconfortante.

Se prioriza el uso de ingredientes locales siempre que sea posible. Por ejemplo, los fideos soba, generalmente elaborados con trigo sarraceno, aquí se preparan con bellotas recolectadas de árboles de la zona. La parrilla se realiza en una piedra proveniente de las rocas volcánicas del monte Fuji, añadiendo un toque especial a la preparación.

Una vez que los comensales regresan a sus habitaciones después de la cena, descubren que su alojamiento ha sido transformado. La sala de estar se convierte en un acogedor dormitorio con futones mullidos dispuestos en el suelo.

Ningún detalle se pasa por alto: las almohadas están cuidadosamente colocadas para brindar a los huéspedes la mejor vista del bosque matutino mientras abren lentamente los ojos después de un profundo sueño.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *