Parece vino, sabe como vino, pero es agua

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una compañía israelí logró convertir el agua en vino, su innovador producto O.Vine, se ve y sabe a vino, pero en realidad no lo es.

A diferencia del vino sin alcohol, el producto, llamado “agua de vino”, se elabora mediante la infusión de agua con hollejos y semillas que quedan después del proceso de elaboración del vino. Esas pieles y semillas normalmente se desperdiciarían una vez que se realiza la vinificación.

vino agua

El resultado del proceso es un líquido que sabe a vino y tiene las características antioxidantes naturales del vino sin alcohol. La bebida también es baja en calorías y no tiene conservantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO