Esta pareja taiwanesa se casó y se divorció cuatro veces para extender su luna de miel y este fue su insólito proceder

Hombre-se-caso-cuatro-veces
Editora / Travel Content Editor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

¿Tienes planes de casamiento a corto plazo? ¿Entraste a leer esta nota intrigado y para conocer bien cuál es el detrás de esta insólita historia? Sigue leyendo, pues podría ser que Taiwán se cuele entre tus próximos destinos a visitar -y por qué no para residir- y optimizar algunas de sus mejores tradiciones. Y es que las campanas de boda sonaron cuatro veces para esta pareja en lo que fue el mes de abril del pasado 2020. A pesar de que aquello no indicaba una señal del intenso amor entre los novios, sí es un claro ejemplo de lo que cualquier persona sería capaz de hacer con tal de disfrutar de un eterno descanso en algún destino paradisíaco y/o pasar una luna de miel prolongada. 

¿La razón por la cual esta pareja ha llegado de común acuerdo a tomar semejante iniciativa? Resulta que, afortunadamente, en Taiwán las leyes laborales otorgan a los recién casados ​​una licencia remunerada de ocho días. Un dicho popular dice que, hecha la ley, también está hecha la trampa. Y así fue como esta pareja encontró y aprovechó un vacío legal a dicha normativa y sacó una ventaja insuperable. La ley no especifica cuántas veces una pareja puede casarse y divorciarse para calificar para la licencia.

Para entender un poco cómo fue el periplo de esta pareja, vale destacar que la pareja se casó cuatro veces y se divorció tres veces durante abril y parte de mayo. En una primera instancia, se casaron el 6 de abril de 2020, luego se divorciaron el 16 de abril. Se casaron nuevamente el 17 de abril y se divorciaron el 28 de abril. Después del ciclo, se casaron nuevamente en abril. 29 y se divorció una vez más el 11 de mayo. Finalmente, el último día de la boda de la pareja fue el 12 de mayo de 2020, según el South China Morning Post

De esta manera, la pareja taiwanesa ha disfrutado de una luna de miel de 32 días. El verdadero ‘quién pudiera’.

En cuanto al proceso mediante el cual han podido lograr aquella travesía, según ha trascendido, el novio trabajaba en un banco antes de despedirse. Una vez que finalmente regresó, el banco rechazó su reclamo, por lo que llevó su caso al departamento de trabajo de la ciudad de Taipei, que luego multó al banco con 20.000 nuevos dólares taiwaneses (alrededor de $ 710) por violar las regulaciones de licencia. El departamento de trabajo finalmente revocó la multa en febrero y buscará la laguna jurídica para evitar que otras parejas abusen de ella.

Al respecto, el vicealcalde de Taipei, Huang Shanshan publicó en Facebook: “En este caso, está claro que el empleado aprovechó la licencia por matrimonio y aprovechó un vacío legal para beneficiarse de ella. Las leyes existen para el beneficio de la gente, y la gente no debe actuar de mala fe«. ¿El desenlace a esta avivada? El novio ya no trabaja en el banco, pero al menos sigue casado ????

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *