Pasaron de ser backpackers en quiebra a viajeros de lujo

En 2013, abandonaron sus trabajos para viajar por el mundo y se encontraron inesperadamente en Luang Prabang, Laos. Con el tiempo pasaron de ser mochileros sin un peso a convertirse en viajeros de lujo gracias a los blogs de viajes.

Jonathan y Kach se conocieron mientras caminaban por Luang Prabang, Laos. Después de hacer un viaje en moto por unos meses en el Sudeste Asiático, se le rompió y decidió enseñar inglés en Hanoi, Vietnam, mientras ella continuaba con su viaje y hacía un retiro de yoga en Tailandia.

Después de 2 meses decidieron reencontrarse (nunca perdieron el contacto) y hacer un viaje en moto hacia Vietnam. Desde ese momento no se separaron más.

Ambos renunciaron a sus trabajos al mismo tiempo sin ni siquiera conocerse (Kach trabajaba para una compañía de Petróleo en Kurdistán, Irak. Mientras que Jonathan era un Tecnólogo Arquitectónico en el Reino Unido). Cuando empezaron a salir, ambos sabían que no querían volver a sus viejos trabajos corporativos, así que tuvieron que encontrar la manera de poder mantener su nuevo estilo de vida… viajando por el mundo.

Hicieron de todo para poder seguir viviendo su sueño: enseñaron inglés en Vietnam y Perú, empujaron carretillas alrededor de la ciudad de Machu Picchu y establecieron su propio negocio de masajes. Pedían una cama para dormir o comida a cambio de dar clases de yoga. Y viajaron a dedo cientos de kilómetros para ahorrar unos pesos y agregar un poco de adrenalina al viaje.

Sus familiares y amigos les sugirieron que comenzaran un blog de viajes, pero ninguno de los dos tenía idea así que empezaron a investigar para aprender a armar uno. Entraron a un montón de blogs y se dieron cuenta que muchas personas se ganaban la vida solamente escribiendo sus experiencias de viajes. Ellos teniendo más de un año de viaje, 35 países visitados, cinco continentes pisados y una gran historia de amor, así que pensaron: “¿Por qué no?”.

Invirtieron el dinero que tenían en empezar su blog (compraron un dominio, armaron sus redes sociales y empezaron a escribir). Los dos compartían el mismo sueño: dejar de viajar sin presupuesto y tener un poco más de lujos para disfrutar de una manera diferente. Centrándose en sus objetivos y con su lema “Monkey Backpackers to Luxury Travelers“, empezaron a trabajar en él.

Poco a poco se dieron cuenta de que ya lo estaban haciendo -suites de lujo, disfrutar de un jacuzzi privado con vistas al mar, viajar en un vuelo privado, paracaidismo en Brasil, montar un yate privado en Colombia, explorar el patrimonio de Pamukkale, Turquía-. Todavía no son “ricos”, pero definitivamente sus blog les permitió cambiar la forma en la que viajan.

Comentarios