Piloto decide fumar a bordo y genera una pérdida de presión en la cabina provocando pánico entre los pasajeros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Las licencias de dos pilotos chinos han sido revocadas después de que uno de ellos utilizara un cigarrillo electrónico en la cabina de pilotos y todo terminara en un aterrizaje de emergencia. El vuelo de Air China desde Hong Kong a Dalian experimentó una pérdida de presión en la cabina y tuvo que bajar más de 6.500 m (21.000 pies), lo que provocó el pánico entre los pasajeros.

El organismo de aviación civil de China multó a la aerolínea y redujo sus vuelos en un 10% , incluso se llevaron a cabo revisiones exhaustivas de seguridad por tres meses. El incidente demostró como los pilotos descaradamente ignoraron las reglas de seguridad, resultando en un accionar muy peligroso para la seguridad de todo a bordo.

Un error grave

Uno de los pilotos que fumaba un cigarrillo electrónico intentó apagar un ventilador para evitar que el humo llegara a la cabina de pasajeros  durante el vuelo. Erróneamente, cerró el aire acondicionado que condujo a una caída en los niveles de oxígeno de la cabina.

El personal siguió los procedimientos de la aerolínea y llevó el avión a una altitud menor. Pudieron identificar que el aire acondicionado se había apagado y recién allí regresaron con éxito a su altitud normal.

El avión llegó a tiempo con toda la seguridad a bordo, pero el incidente no dejó de tener consecuencias para el resto de la tripulación. Incluso un tercer piloto no involucrado en el incidente vio su licencia revocada durante seis meses.

¿Máscaras de oxígeno defectuosas?

El pánico y el horror de los pasajeros han sido bien documentados tanto en Twitter como a través de varios medios de noticias. Los pasajeros quejaron de algo más que el comportamiento de los pilotos:

“Ninguna de las máscaras de oxígeno que se desplegaron tenía oxígeno saliendo de las máscaras”, dijo el pasajero Eugene Chow al South China Morning Post. “Seguí inhalando y exhalando tanto que mi máscara se llenó con dióxido de carbono de mi exhalación”.

Las preocupaciones parecen haber sido compartidas por otros pasajeros que afirmaron que “no había aire” o “muy poco oxígeno” a pesar de llevar sus máscaras según las instrucciones. Hasta el momento, Air China y la Administración de Aviación Civil de China han ignorado los comentarios y no mencionaron nada acerca de las máscaras.

Independientemente de los equipos del avión, las regulaciones de las aerolíneas chinas tienen prohibiciones estrictas contra el hábito de fumar a bordo, incluido los cigarrillos electrónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Colocan 20.000 aves de origami en una catedral de Bruselas para ayudar a recaudar fondos para un hospital con pacientes con COVID-19

¡Alucinante! Una catedral de Bruselas ha prestado sus instalaciones para desplegar un proyecto de arte que tiene como objetivo recaudar dinero para donar a un hospital local y colaborar en el acondicionamiento de dos unidades de tratamiento para pacientes con COVID-19.

De esta manera, el techo de la catedral medieval de Saint Michael y Saint Gudula ha sido totalmente copado por particulares creaciones de papel que simulan ser aves de origami. La iniciativa surgió cuando el diseñador belga Charles Kaisin pidió a voluntarios que enviasen sus aves hechas en casa o las depositaran en cajas de 160 tiendas que se encuentran alrededor de Bruselas. La convocatoria recibió participación de lugares más lejanos como Nueva York, Hong Kong y Tokio.

aves de origami
Colocan 20.000 aves de origami en una catedral de Bruselas para ayudar a recaudar fondos para un hospital con pacientes con COVID-19.
aves de origami

Cada una de las aves de origami fue acompañada de una donación de compañías que incluyen a la firma francesa de energía Engie, que recaudó 101.625 euros (119.799 dólares) para dos unidades para pacientes de COVID-10 en el hospital Erasmus de Bruselas.

En diálogo con la agencia de noticias Reuters, el diseñador belga Kaisin manifestó el por qué de su interés con colaborar con el centro de salud mencionado: “Tuve una cirugía cardíaca muy grave y me atendieron muy bien en este hospital. Por eso quise ayudarlos”.

aves de origami

Pero eso no es todo, Kaisin también organizó una subasta de arte que recaudó otros 300.000 euros (353.000 dólares) para el hospital, que dijo que respaldaría su investigación médica, incluidos los efectos secundarios de los posibles tratamientos para COVID-19.

Si quieres conocer más curiosidades como estas, ¡Síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Qué es esto LO QUIERO

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO