Por qué retiran imágenes de mujeres en Afganistán, luego del regreso de los talibanes

E861d5JWEAUxOYk
Redactor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
4.5/5 - (2 votos)

Tras una fuerte ofensiva de varias semanas, en las que los talibanes fueron recuperando territorios perdidos, los milicianos llegaron a Kabul, dando por tomada la capital del país al tiempo que se conocía que el presidente, Ashraf Ghani, abandonaba el país. «Hoy me enfrenté a una dura elección, enfrentarme a los talibanes armados que querían entrar en el Palacio o salir del país al que he dedicado mi vida para protegerlo en los últimos 20 años. […] Con el fin de evitar un baño de sangre, pensé que era mejor salir», dijo el entonces mandatario, afirmando que la milicia había ganado «el juicio de la espada y las armas» y señalándolos ahora como «responsables de proteger el honor, la riqueza de los afganos».

os talibán han necesitado tan solo una semana para hacerse con el poder en Afganistán y la instauración de una república islámica se da por hecho. Mientras miles de ciudadanos buscan desesperadamente salir del país, una imagen resume el destino de las mujeres en el país: serán borradas.

Si bien los rebeldes negocian para entrar pacíficamente en la capital, Kabul, y aunque hayan asegurado que «nadie será objeto de represalias», los habitantes de esta ciudad ya se están preparando para lo que se les viene encima cuando lleguen los autodenominados muyahidines del Emirato Islámico. 

Ls imágenes que están llegando son más que elocuentes, como ésta tomada por el periodista Lotfullah Najafizada, responsable de la cadena de informativos TOLOnews: un hombre pinta encima de los escaparates para borrar las imágenes de modelos posando con trajes de novia ‘occidentales’.

¿Qué pasará ahora con las mujeres?

De los más de cuarto de millón de afganos que habían abandonado el país hace unos días, el 80% eran mujeres y niños. Aunque tras la llegada de los talibanes a Kabul ya no hay distinción de edad ni género en las hordas de personas que tratan de dejar el país, el peligro principal lo corren ahora las mujeres y niñas, especialmente las que han recibido algún tipo de educación. Muchas se encuentran en una situación no aceptada por los talibanes: las mujeres divorciadas, por ejemplo, que no podrán vivir de manera independiente, como lo han hecho en los últimos años.

Una de las imágenes que ha dado la vuelta al mundo en las últimas 24 horas ha sido la de un trabajador tapando la publicidad de Taj Beauty Salon, una tienda de novias en la que se podía ver a las modelos sin hiyab. Un portavoz talibán, Suhail Shaheen, aseguró a la BBC que respetarán «los derechos de las mujeres» y que su intención es que las mujeres puedan tener «acceso a la educación y al trabajo», pero siempre «vistiendo el hiyab».

En un parque en Kabul, transformado desde la semana pasada en un refugio para desplazados, las familias dijeron a AP el viernes que las niñas que regresaban a casa en un rickshaw motorizado en la provincia norteña de Takhar fueron detenidas y atadas por usar “sandalias reveladoras”.

Un maestro de escuela de la provincia dijo que nadie podía salir al mercado sin un acompañante masculino. Unas tres mil familias, principalmente de las provincias del norte recientemente tomadas por los talibanes, viven ahora en tiendas de campaña dentro del parque, algunas en las aceras.

Zahra dejó de ir a la oficina hace aproximadamente un mes cuando los militantes se acercaron a Herat y ella trabajó de forma remota desde su casa. Pero el jueves, los combatientes del Talibán rompieron las líneas defensivas de la ciudad y ella no ha podido trabajar desde entonces.

Sus ojos se llenaron de lágrimas al considerar la posibilidad de que no pueda regresar al trabajo; que su hermana de 12 años no podrá seguir yendo a la escuela (“Le encanta aprender”); que su hermano mayor no podrá jugar al fútbol; o que no podrá volver a tocar la guitarra libremente. El instrumento colgaba de una pared detrás de ella mientras hablaba, asegura el medio El Financiero

“Había niñas en la escuela y mujeres en el parlamento”

Zahra enumeró algunos de los logros alcanzados por las mujeres en los últimos 20 años desde la expulsión de los talibanes: avances significativos en lo que todavía es una sociedad profundamente conservadora y dominada por hombres: las niñas ahora están en la escuela y las mujeres tienen participación en el parlamento, el gobierno y la economía.

Marianne O’Grady, subdirectora de CARE International en Kabul, dijo que los avances logrados por las mujeres en las últimas dos décadas han sido dramáticos, particularmente en áreas urbanas, y agregó que no puede ver que las cosas vuelvan a ser como eran, incluso con una toma de poder de los talibanes.

“No se puede deseducar a millones de personas. Si las mujeres están detrás de las paredes y no pueden salir tanto, al menos ahora pueden educar a sus primos y vecinos y a sus propios hijos de una manera que no podía suceder hace 25 años”, agregó.

“Siento que somos como un pájaro que hace un nido para ganarse la vida y se pasa todo el tiempo construyéndolo, pero luego, de repente y sin poder hacer nada, observa cómo otros lo destruyen”, indicó Zarmina Kakar, una activista por los derechos de las mujeres en Kabul.

Kakar tenía un año cuando los talibanes entraron en Kabul por primera vez en 1996, y recordó un momento en que su madre la llevó a comprar su helado, cuando gobernaban los talibanes. Su madre fue azotada por un combatiente talibán por dejar al descubierto su rostro durante un par de minutos.

“Hoy, de nuevo, siento que si los talibanes llegan al poder, volveremos a los mismos días oscuros”, sentenció.

4.5/5 - (2 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *