Presentan un nuevo diseño para los asientos de avión de clase turista y promete una mayor comodidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Ya lo sabemos, descansar en una butaca de avión de clase turista no es nada fácil, sobre todo si hablamos de un vuelo más o menos largo. Y es que con el objetivo de reducir costos, las aerolíneas​ han priorizado la reducción del espacio en detrimento de la comodidad de los pasajeros. Como contracara, los asientos de Business -y por supuesto de Primera- son cada vez más confortables y amplios, ofreciendo mayor privacidad. Todo esto lleva a que incluso nos cueste recuperarnos luego de un vuelo largo.

Sin embargo, algo de eso podría cambiar en breve si triunfa entre los fabricantes y compañías el nuevo asiento de clase económica presentado la semana pasada en Londres por New Territory, una empresa de diseño británica.

El prototipo, bautizado como Interspace Comfort System, no aumenta el espacio de la butaca pero, en cambio, añade elementos que lo hacen mucho más cómodo.

Un diseño original

El motivo no es otro que la incorporación de dos aletas plegables a ambos lados del respaldo, un mecanismo que permite al viajero, por una parte, aumentar su privacidad -les separa del vecino de fila- y, por otra, apoyar la cabeza sobre una superficie acolchada en la que descansar, proporcionando una comodidad mucho mayor.

El usuario puede optar por desplegar de forma manual una o ambas alas, según sus necesidades.

Para contrarrestar el peso de las aletas, New Territory ha prescindido del apoyacabezas tradicional, un elemento en cierto desuso, y ha optado por una estructura muy fina de fibra de carbono, a la que ha añadido cuero y espuma.

Quines han asistido a la Aircraft Cabin Innovation Summit londinense y han probado el Interspace, aseguran que, pese a la simplicidad del concepto, es realmente eficaz.

Fácil implementación

El modelo ya ha sido certificado y la compañía, dirigida por Luke Miles, ha anunciado que diversas aerolíneas han mostrado su interés, aunque por el momento no se ha formalizado ningún acuerdo. Y es que el proceso de adaptación del Interspace en las butacas de los aviones actuales no acarrearía ningún problema, por lo que sería rápido.

Además, los diseñadores están considerando la posibilidad de incorporar tecnología de reconocimiento facial a las alas, de forma que, por ejemplo, al detectar que el pasajero quedara dormido, podría apagarse la película que estuviera viendo, y volver a encenderse en el mismo punto al despertar.

Este modelo se suma a otras iniciativas que persiguen ofrecer una experiencia más placentera de vuelo a los pasajeros de clase Economy. Es el caso del S1, un diseño de tres asientos escalonados en fila, que permiten mayor comodidad a los viajeros que ocupan la butaca del medio, o de Move, un proyecto de Airbus que contempla la adaptación del asiento a las características del pasajero.

Sea cual fuere la opción elegida, seguramente sea mejor que el proyecto del Skyrider 3.0, que prevé viajar prácticamente de pie.

Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Hamburguesa envuelta en masa de pizza: Así es ‘Massburg’, la nueva tendencia gastronómica en Madrid que causa furor

Nada puede salir mal de la combinación de las pizzas y las burgers, dos de los platos predilectos y más elegidos en el mundo. Y, definitivamente, la Massburg, como se ha bautizado a esta fusión, ha sido un gran acierto en manos del español Antonio Delgado, chef experimentado que se inspiró de alguien que preparaba “una especie de focaccia con carne dentro”.

Por aquel entonces, Delgado trabajaba en un grupo de restaurantes, en desarrollo de producto, de las cartas, y fue en ese evento gastronómico donde fue testigo de cómo, en una ponencia, a alguien que preparaba aquel plato. Desde entonces, pensó en que tenía todo en su casa como para probar hacer una hamburguesa envuelta en una masa de pizza fina.

Un par de intentos más tarde, Madrid se hizo de una nueva tendencia gastronómica: la Massburg, una hamburguesa de ternera 100% marcada en la plancha y envuelta en una finísima masa de pizza artesana que se acaba en seis o siete minutos en un horno de piedra a 270 grados. 

Hamburguesa envuelta en masa de pizza: Así es Massburg, la nueva tendencia gastronómica en Madrid que causa furor
Hamburguesa envuelta en masa de pizza: Así es ‘Massburg’, la nueva tendencia gastronómica en Madrid que causa furor

Lo mejor: disfrutar de un placer semejante durante el confinamiento. Delgado incursionó en esta delicia mientras la recomendación de las autoridades rezaba no salir de casa. Así, esta receta protagonizó un nuevo negocio solo de delivery y take away: “El resultado fue muy bueno desde el principio, llama mucho la atención, no se había visto nunca y tuvo muy buena aceptación Es una hamburguesa distinta, no solo en su aspecto, llega en su punto, a la temperatura adecuada”.

Hasta el momento, la Massburg surge como un producto estrella disponible en diferentes versiones: siete son las hamburguesas con distintos toppings para disfrutar de acuerdo a gustos y preferencias. Por un lado, la Mass NY con queso cheddar, bacon y cebolla caramelizada; la Masster Cheese, con una combinación de quesos; la Mass Brutal que, además, de la carne de hamburguesa lleva pulled pork y salsa barbacoa.

Massburg
Massburg

También está la Mass Trufatta o la Mass Chic, con acompañamientos gourmet, como el queso trufado o el pimiento caramelizado. Como si fuera poco, también existe una opción vegetariana con hamburguesa de kale y quinoa; y la posibilidad de pedir las Mini Massburgs para los más chicos o para compartir.

Massburg

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO