Preservado en ámbar, este podría ser el dinosaurio más pequeño que se haya descubierto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El cráneo completo de una especie previamente desconocida de dinosaurio, similar a un pájaro, fue descubierto atrapado en un trozo de ámbar de 99 millones de años.

Más pequeño que el tamaño del colibrí más pequeño vivo hoy, su cabeza era del tamaño de una uña del pulgar, su mandíbula llena de dientes aserrados y sus ojos saltones. A pesar de su pequeña estatura, la criatura probablemente era un depredador.

Los investigadores dijeron que el fósil, llamado Oculudentavis, representaba el dinosaurio más pequeño que se haya encontrado.

“Cuando vi este espécimen por primera vez, realmente me dejó alucinado. Literalmente nunca había visto algo así”, dijo Jingmai O’Connor, profesor principal del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia de Ciencias de China en Beijing y un investigador asociado en el Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles.

“Hay más de 100 dientes presentes en las mandíbulas. Estos ojos extraños se quedan mirando hacia un lado. No hay nada como esto vivo hoy”.

Si bien las personas tienden a pensar en los dinosaurios como criaturas enormes y pesadas, este cráneo y otros hallazgos recientes en ámbar sugieren que la vida en los tiempos de los dinosaurios fue probablemente más diversa de lo que pensamos, con muchos más dinosaurios pequeños y otras criaturas que aún no han aparecido en el registro fósil.

“Uno de los mensajes clave de este estudio es que probablemente nos estamos perdiendo una gran parte del ecosistema de los dinosaurios”, dijo Lars Schmitz, profesor de biología en el Scripps College en Claremont, California, quien junto con O’Connor, fueron los autores de artículo que publicó el miércoles en la revista Nature. “No sabemos mucho sobre cosas pequeñas en la era de los dinosaurios”.

La fosilización de huesos en sedimentos como arcilla, limo y arena puede aplastar y destruir los restos de pequeños animales, pero el ámbar, que se forma a partir de la resina de los árboles coníferos, permite su conservación en tres dimensiones.

“Cuando tienes un animal preservado en ámbar, parece que acaba de morir ayer, todos los tejidos blandos en su lugar atrapados en esta pequeña ventana en un tiempo antiguo”, dijo O’Connor.

Mirá más historias como esta en Intriper

View this post on Instagram

Wwwooowww, es muy linda ♥️

A post shared by Intriper (@intriper) on

Compró por accidente un dinosaurio de seis metros de largo para su hijo

El hijo de cuatro años de Andre Bisson, Theo, está obsesionado con los dinosaurios. Se hizo fanático después de ver el clásico animado de Disney, Dinosaur, particularmente de la especie Carnotaurus.

Durante meses, había estado diciendo: “Papá, quiero el Carnotauro más grande que hayas visto”.

Sus intentos iniciales de encontrar un Carnotauro grande para su hijo no fueron particularmente fructíferos. Así que la mamá del pequeño niño le dijo que por que no se comunicaba con Tamba Park de Jersey, en la isla vecina, que estaba vendiendo sus dinosaurios.

El hombre llamó de inmediato e hizo todo lo posible para que se lo guardaran y no perderlo. Pensó: “Este será el dinosaurio más grande que jamás hayas visto”. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Personal del aeropuerto de Roma usa cascos inteligentes para detectar coronavirus

Uno de los aeropuertos más activos de Italia, Roma Fiumicino, es el primero en la región en utilizar cascos inteligentes equipados con cámaras térmicas para detectar síntomas de COVID-19. Estos cascos de realidad aumentada se encuentran conectados a una cámara que puede medir la temperatura corporal desde siete metros de distancia, produciendo un escaneo del calor corporal del pasajero, que luego se transmite al visor en tiempo real. Esto permite al personal ver la exploración de todo el cuerpo y detener a los pasajeros con ebre por encima de cierto nivel, lo que ayuda a reducir la propagación del nuevo coronavirus.

Cabe señalar que el casco inteligente es una combinación de una cámara térmica y una pantalla de realidad aumentada, de acuerdo con Ivan Bassato, director administrativo de los aeropuertos de Roma, lo que permite a los empleados “cubrir un área amplia dentro del aeropuerto y generar sinergias completas con dispositivos fijos de escaneo térmico”.

De acuerdo con el diario The Independent, los oficiales de seguridad podrían escanear a las personas mientras éstas esperan en el aeropuerto y remover a cualquiera que tenga niveles altos de temperatura. El uso de dicha tecnología también tiene como objetivo hacer que los pasajeros se sientan seguros al regresar a los vuelos una vez que pase la pandemia.

Cuando la persona que usa el casco mira a su alrededor, puede ver una imagen infrarroja de la persona y su temperatura aparece sobre el ojo derecho. Eso les permite explorar el aeropuerto como de costumbre usando su ojo izquierdo. La tecnología portátil le ha dado al aeropuerto una nueva ventaja, pero ya hay 83 posiciones estáticas de termo-escaneo en operación en el aeropuerto, “con mucho, la ubicación más grande en términos de despliegue de este tipo de tecnología”, según Bassato

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO