Un pueblo en Sicilia subastará casas antiguas a un precio inicial de un euro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La ciudad de Salemi, un pueblo en Sicilia que por su particular encanto, se une al club de “ los pueblos más bellos de Italia”, parece ser una de las nuevas alternativas que ofrece al mundo la posibilidad de obtener una residencia subastando propiedades abandonadas y en ruinas por solo un euro.

Se trata de casas que se encuentran a la venta y, en su mayoría, datan del siglo XVII. Están situadas precisamente en el centro histórico de la ciudad, rodeadas de murallas antiguas y están construidas con arenisca extraída de las cuevas cercanas. 

Un pueblo en Sicilia subastará casas antiguas a un precio inicial de un euro
Salemi, un encantador pueblo en Sicilia, subastará casas antiguas a un precio inicial de un euro
pueblo en Sicilia

La mayoría de ellas requieren reparaciones importantes, aunque algunas están en relativamente buenas condiciones. Las casas seleccionadas en este pueblo en Sicilia se subastarán a un precio inicial de un euro y se venderán al mejor postor

Si bien los compradores potenciales no tienen que estar físicamente presentes en Salemi para hacer una oferta, para participar de la posible obtención de las casas primero deben enviar un plan de remodelación detallado para demostrar que están comprometidos con la renovación de la propiedad. Por otra parte, un comprador puede comprar varias casas, pero todos los compradores deben pagar un depósito de $ 3.545, que se devolverá si la renovación se completa dentro de los tres años.

Yendo un poco en la historia de la localidad, cabe recordar que en el año 1968 la zona en la que está situada Salemi, provincia de Trápani, sufrió un gran terremoto, ocasionando luego que al menos 4.000 residentes abandonaron la ciudad. Ante esto, la población de Salemi nunca se recuperó del todo, y hoy solo alrededor de 11.000 personas viven allí.

La antigua Halicyae, como se llamaba una vez a la ciudad, ha pasado por todos los eventos históricos relacionados con los asentamientos más antiguos de Sicilia. De los elímicos en adelante, conoció a los legendarios griegos, romanos, vándalos, godos y bizantinos, pero su nombre actual proviene de la palabra árabe Salam , que significa paz. El pueblo, que lleva la marca del estilo medieval, está justo en el medio de la zona de Trapani y luce encantador con su laberinto de calles estrechas empedradas, como un salón.

Por esta razón, como muchas de las estrategias impulsadas por pueblos europeos que buscan agasajar a nuevos visitantes, Domenico Venuti, el alcalde de la ciudad, espera que la iniciativa ayude a revitalizar la ciudad y contribuir al crecimiento de la población. En diálogo con el medio CNN, Venuti expresó: 

“Todos los edificios pertenecen al ayuntamiento, lo que acelera la venta y reduce la burocracia. Antes de lanzar el esquema, primero tuvimos que recuperar las partes antiguas de Salemi donde están ubicadas las casas, mejorando las infraestructuras y los servicios desde carreteras hasta redes eléctricas y tuberías de alcantarillado. Ahora la ciudad está lista para el siguiente paso “.

¿Te interesa conocer más acerca de esta iniciativa? Las fotografías de las casas estarán disponibles en el sitio web del ayuntamiento una vez que el proyecto entre en funcionamiento.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

Una de las mejores mesas de la casa en un restaurante de la ciudad de Nueva York es (o era) también una habitación de hotel. ¿Cómo? En medio de reglas estrictas para cenas en interiores y un menor número de viajeros debido a la pandemia, Le Crocodile, un restaurante francés del Wythe Hotel en Williamsburg, ha optado por una solución innovadora y oportuna para los tiempos que corren.

Se trata de la posibilidad de acceder a una experiencia de restaurante totalmente privada dentro de una habitación de hotel vacía. Si bien la iniciativa tiene su sustento en propiciar espacios seguros y garantizar el menor contacto posible entre personas desconocidas, también ha servido como una estrategia para compensar las pérdidas comerciales debido a la ausencia de turistas internacionales en la Gran Manzana.

Así, por una cifra de cien dólares por persona, los comensales obtienen la habitación durante toda la noche para disfrutar de comida y bebidas francesas. Por lo pronto, según ha trascendido, las habitaciones privadas están completamente reservadas la mayoría de los fines de semana. No obstante, Le Crocodile todavía tiene su comedor interior principal y su jardín al aire libre con asientos limitados y mesas distanciadas físicamente según lo dictado por las pautas del estado neoyorquino.

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada
Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

El propietario del restaurante y chef de este hotel de Nueva York, Aidan O’Neal, dice que se le ocurrió la idea de reemplazar las camas por mesas de comedor, pero al principio nadie pensó que fuera una buena idea. Revisaron la idea nuevamente en el verano y ahora todas las habitaciones del segundo piso del hotel se han convertido en comedores.

Conoce Wythe Hotel: cómo es por dentro el hotel de Nueva York que convirtió sus habitaciones en comedores

El Wythe Hotel ocupa una antigua fábrica centenaria, tiene 70 habitaciones y está situado en el litoral de Brooklyn. Se ha conservado su carácter industrial y algunas habitaciones tienen paredes de ladrillo visto.

hotel de Nueva York

Todas las habitaciones cuentan con techos altos (casi 4 metros) de madera originales, ventanas y suelo de hormigón con calefacción. Algunas habitaciones ofrecen vistas al perfil urbano de Nueva York, y otras dan a los barrios de Brooklyn y Williamsburg.

hotel de Nueva York

El hotel tiene un restaurante en la planta baja, Le Crocodile, y un bar en la 6ª planta, el Lemon’s. El Lemon’s ofrece platos pequeños, y Le Crocodile sirve desayunos, almuerzos y cenas a base de platos americanos. Para las comidas, se utilizan ingredientes de origen local. Hay un comedor privado.

hotel de Nueva York

La parada de North Williamsburg del ferry de East River está a 644 metros del alojamiento, t el Music Hall de Williamsburg se encuentra a 483 metros del Wythe Hotel.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO