[Qatar] Una mexicana víctima de abuso fue condenada a 100 latigazos y siete años de cárcel

Paola Schietekat
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Una funcionaria de la Copa del Mundo se enfrenta a una sentencia de 100 latigazos y siete años de cárcel por «sexo extramatrimonial» después de que denunciara haber sido violada mientras trabajaba en Qatar.

Paola Schietekat, de 28 años, de México, trabajaba para el comité organizador de la Copa del Mundo cuando se quejó de que fue violada por un socio que irrumpió en su apartamento y amenazó con matarla.

Ella denunció el ataque del 6 de junio de 2021 a las autoridades de Qatar, quienes respondieron acusándola de tener una aventura y la acusaron de ‘sexo extramatrimonial’, que es ilegal en el estado del Golfo.

Los abogados le dijeron a Schietekat que una forma de evitar la condena era casarse con su agresor, pero en cambio decidió huir del país, dejando atrás lo que ella llamó el «trabajo de sus sueños».

Los cargos contra Schietekat, quien es economista del comportamiento, siguen siendo válidos y se espera que sea sentenciada en rebeldía el 6 de marzo.

Schietekat explicó que el atacante pudo acceder a su apartamento en Doha porque es común que los residentes dejen sus puertas abiertas y confían en la seguridad del edificio.

El hombre, a quien Schietekat dijo que consideraba un amigo, logró tirarla al suelo y violarla, dejándole los brazos, los hombros y la espalda cubiertos de moretones.

Schietekat dijo que tomó fotografías de la escena y documentó lo que había sucedido en su teléfono antes de huir de su casa y pasar la noche en un hotel por temor a que su atacante regresara.

A la mañana siguiente, obtuvo un certificado médico y, con un funcionario del cónsul mexicano en Doha, denunció la violación a la policía de Qatar utilizando su árabe limitado.

La policía le preguntó si quería una orden de restricción contra el atacante o presentar cargos penales contra él.

Schietekat le dijo a la policía que quería presentar cargos y firmó una declaración en árabe al efecto, dando a los oficiales el nombre y los detalles del hombre.

Sin embargo, horas más tarde, alrededor de las 9 de la noche, la llamaron y le dijeron que regresara a la estación donde la pusieron frente al hombre al que había acusado y la interrogaron durante tres horas en árabe.

El presunto atacante le había dicho a la policía que él y Schietekat tenían una relación, por lo que los oficiales le pidieron mirar su teléfono para encontrar evidencia de intimidad, lo que ella negó.

Luego, la policía le pidió que se sometiera a una prueba de virginidad, acusando a Schietekat de relaciones extramatrimoniales, antes de recomendar el caso a la fiscalía para que presentara cargos en su contra.

Luego, los abogados le advirtieron que una de las únicas formas de evitar una condena sería casarse con su presunto atacante.

Schietekat optó por huir del país, dejando atrás lo que más tarde describió como el «trabajo de sus sueños» y el comité de la Copa del Mundo la ayudó a salir de Doha.

«Nunca había respirado con más alivio que cuando sellaron mi pasaporte», escribió. ‘En México se paró la adrenalina y empezó un proceso más lento, aunque igual de complejo y doloroso’.

Desde entonces, ha afirmado que Qatar, que será el primer estado árabe en organizar la Copa Mundial de la FIFA en noviembre de 2022, se preocupa más por proteger al atacante que a la víctima de violación.

También reveló que fue violada anteriormente cuando tenía 17 años, pero que no habló sobre la terrible experiencia en ese momento, ya que explicó por qué eligió hacer pública la acusación.

Schietekat se ha pronunciado sobre la terrible experiencia y le dijo a El País: ‘El meollo del asunto no es lo que podemos o no podemos hacer con las leyes de Qatar, ya que Qatar es un estado soberano. No lo vamos a poder cambiar, pero las valencias de la institucionalidad mexicana es algo que se puede mejorar y que como sociedad podemos exigir”.

La joven de 28 años acusó a la ‘cínica’ comunidad internacional de seguir respaldando a los estados del Golfo envueltos en denuncias de ‘flagrantes abusos de los derechos humanos’.

‘Sin una postura firme por parte de la comunidad internacional, leyes draconianas, retrógradas y hasta absurdas encontrarán un huequito para seguir justificándose, a la sombra de grandes eventos deportivos o culturales’, escribió.

También atacó a la Secretaría de Relaciones Exteriores de México por no proteger a sus 600 ciudadanos que viven en Qatar, especialmente contra la violencia de género.

Desde que publicó su relato, Schietekat se ha reunido con el canciller de México, Marcelo Ebrard, quien anunció que el estado le brindará representación legal «asegurando que se respeten todos sus derechos como ciudadana mexicana».

Qatar se ha visto envuelto en escándalos a medida que se acerca la Copa del Mundo, con informes de miles de trabajadores migrantes que mueren en el país desde que se le otorgó el torneo en 2010 y críticas punzantes al historial de derechos humanos del gobierno.

¡Valora esto!

Un comentario

  1. Será sede de la Copa mundial de fútbol pero Qatar será una caja de Pandora en lo que será un duelo entre el fútbol vs las costumbres árabes, país donde es legal violar a la mujeres, y hacer que la víctima viva y repita el calvario con un esposo violador según sus leyes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.