¿Qué es y cómo funciona el filtro HEPA instalado en aviones, hoteles y cruceros?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Hemos leído y escuchado mucho acerca de la importancia del filtro HEPA en los aviones como una garantía en la renovación del aire, algo clavo en el contexto de Covid19.

Esta tecnología ya existía hace un tiempo (incluso presente en aeronaves), y ahora aparece como una de las principales implementaciones en los protocolos de cruceros, hoteles y todas las líneas aéreas.

El filtro HEPA se utiliza en muchos sectores: hospitales, laboratorios, lo incorporan pequeños electrodomésticos, espacios cerrados, alimentación, centrales nucleares, oficinas, etc. Son los encargados de purificar el aire, filtrando diferentes agentes contaminantes.

Qué es el filtro HEPA

Los filtros HEPA están compuestos por una malla de fibras de vidrio con un diámetro de 0,5 a 2,0 micras. Su acrónimo en inglés HEPA es «High Efficiency Particulate Air». Tiene la función de atrapar desde partículas contaminantes grandes hasta las más pequeñas.

Según la eficiencia, estos filtros se clasifican según la norma EN1822. La diferencia entre un filtro normal y el filtro HEPA, es que este último atrapa el 99,97% de las partículas con un tamaño superior a 0,3 micras.

Estos filtros HEPA atrapan partículas más pequeñas de 0,3 micras según su eficiencia, pero es la medida mínima como condición para ser HEPA.

Una micra es una millonésima parte de un metro, lo que significa que muchas partículas que atrapa el filtro HEPA son imperceptibles al ojo humano. Las bacterias, por ejemplo, miden entre 0,3 y 60 micras.

Para qué sirve un filtro HEPA

Gracias a estos filtros, muchas partículas se quedan atrapadas permitiendo una renovación de aire,  libre de agentes contaminantes.

Estos filtros necesitan un mantenimiento para que no se acumulen en su interior un exceso de partículas y pierda la eficiencia de filtrado. Es muy importante seguir las indicaciones del fabricante para tener un uso óptimo y beneficioso.

Los filtros HEPA necesitan cumplir con una serie de condiciones para ser considerados como tales. En otras palabras, hay un estándar que debe cumplir cualquier filtro para ser considerado un filtro HEPA. Eso significa que debe seguir unos procedimientos concretos para su fabricación, superar una serie de pruebas y contar con determinadas etiquetas.

Dentro de la clasificación HEPA hay subclases, pero hay un nivel que cualquier filtro debe cumplir para poder contar con ella, y ese mínimo se establece en que sea capaz de capturar al menos el 99,97% de las partículas que tengan un diámetro de 3 micras. Si no alcanza ese mínimo, no podrá comercializarse con tal calificación.

Hay una gran diferencia entre un aparato con un filtro normal y otro con un filtro HEPA, mucho más avanzado en términos de eficiencia.

Por lo tanto, cuando un aparato de purificación de aire o cualquier otro aparato que requiera un sistema de filtrado sale al mercado con un filtro HEPA puede considerarse que ha pasado los controles más exhaustivos y que ofrece la mayor capacidad de retención de partículas que es posible conseguir por los medios actuales.

¿Cómo consigue un filtro HEPA lograr esos niveles de eficiencia tan elevados que garantizan la casi total ausencia de partículas?

Para lograrlo, estos filtros cuentan con varios sistemas diferentes. El funcionamiento de un filtro HEPA es algo complejo, pero vamos a intentar explicarlo de una forma sencilla y para que cualquiera lo pueda comprender

Un filtro es un mecanismo cuya misión consiste en detener el paso de partículas. Sin embargo existen partículas de muchas clases y tamaños, de ahí que la mayoría de filtros sean eficaces frente a algunas e ineficaces frente a otras.

¿Cómo consigue un filtro HEPA ser eficaz ante partículas de toda clase?

Sencillamente, estableciendo distintos mecanismos que permiten neutralizar los diferentes tipos de partículas.

Polen, caspa de animales, ácaros…cada tipo de partícula tiene unas dimensiones y un comportamiento y por eso, una medida concreta puede servir para detener algunas pero no conseguirlo con otras. Un filtro HEPA lo que hace es colocar diferentes métodos de barrera para garantizar que las partículas que logran superar un nivel, queden atrapadas en el siguiente.

Un filtro HEPA se compone de una malla de fibras colocadas aleatoriamente. Estas fibras suelen ser capas de celulosa, fibra sintética y/o fibras de vidrio.y se disponen en forma de acordeón, lo que significa que su superficie es mayor y por tanto tienen más capacidad de capturar dichas partículas.

El proceso se realiza de forma paulatina:

  1. Las partículas más gruesas quedan atrapadas mediante impacto inercial o tamizado en primera instancia, lo que significa que literalmente “chocan” contra las fibras y no pueden continuar su avance.
  2. Como es lógico no todas las partículas quedan frenadas en esta primera barrera, pero las que continúan su trayectoria impulsadas por el aire van quedando atrapadas en barreras sucesivas. Las de tamaño mediano son interceptadas a continuación mediante el roce con las siguientes fibras, quedando adheridas a estas.
  3. Por último las que han conseguido sortear los dos sistemas anteriores, ya de un tamaño muy pequeño e imperceptibles para la vista del ser humano, terminan por colisionar con moléculas de gas en lo que se llama difusión.

Filtros HEPA en aviones

El avión es el transporte colectivo más seguro incluso en tiempo de Covid-19”, señala como principio el mensaje la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) de España.

“El aire de los aviones está en permanente circulación y se renueva cada dos o tres minutos. En la cabina del avión el aire no se estanca nunca y está en permanente circulación. Es una mezcla de aire del exterior y aire purificado mediante los filtros HEPA o de alta eficiencia”.

Los filtros HEPA son como los que se usan en los quirófanos y eliminan el 99,9% de las partículas como bacterias, hongos y virus del tamaño que tiene el coronavirus. Estos filtros, por lo tanto, impiden la transmisión del virus por el aire en el interior de las cabinas, apunta ALA.

“El aire de las cabinas proviene del exterior, lo que implica que entra un aire limpio y exento de bacterias y virus por la altitud del vuelo, que además se renueva cada tres minutos a través de los filtros HEPA”.

Las aerolíneas describen también que “el aire de la cabina fluye de arriba a abajo y no de adelante hacia atrás, lo que minimiza la propagación de contaminantes a través de la cabina”.

Este video de Delta, muestra cómo funcionan los filtros HEPA dentro del avión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Alemania anuncia cierre de bares, restaurantes y teatros durante un mes

Alemania, considerado como uno de los “mejores” países europeos en sortear la pandemia de coronavirus y gestionar el escenario epidemiológico y la consecuente crisis sanitaria, parece no quedar ajeno de este segundo brote del virus en el continente: tal consideran que podría ser el impacto en la expansión del COVID-19 que han decidido implementar el cierre de bares, restaurantes y teatros durante, al menos, un mes.

Son medidas duras y son para todo el país; nos encontramos en una fase de crecimiento exponencial de las infecciones, y debemos actuar para evitar una grave emergencia sanitaria nacional” fueron las palabras expresadas por la canciller Angela Merkel, luego de una reunión durante este miércoles junto a los 16 presidentes de los estados federados de Alemania.

Alemania anuncia cierre de bares,  durante un mes por COVID-19
Alemania anuncia cierre de bares, restaurantes y teatros durante un mes por COVID-19

Así, ante el incremento de los contagios, el país decide poner en marcha un cierre parcial de la vida pública durante todo el mes de noviembre. Si bien se trata de una especie de “confinamiento” de alcance federal y presión de las autoridades por mantener a los residentes en sus hogares, consideran que será menos drástico que el periodo vigente durante la pasada primavera.

De esta manera, Alemania anuncia cierre de bares, restaurantes y teatros durante un mes por COVID-19 a partir del próximo lunes 2 de noviembre. Las restricciones alcanzan también a cines, cafeterías, teatros, salas de conciertos y gimnasios. Por su parte, los establecimientos gastronómicos podrán permanecer al servicio solo con la alternativa de comida para llevar, respecto a lo que sea ingreso de personas dentro de los locales quedará totalmente prohibido.

En cuanto a lo que pudiera considerarse actividad turística, los hoteles no podrán aceptar pernoctaciones, sólo aquellas estrictamente necesarias por trabajo o causa grave. Principalmente, el objetivo es también nuevamente evitar desplazamientos dentro del territorio de Alemania por lo que también las autoridades han pedido a las empresas que, en la medida de lo posible, se organicen para que sus empleados teletrabajen desde sus casas.

Requisitos aún más estrictos para las salidas a la vía pública: Según han reportado medios locales, cada ciudadano podrá salir a la calle sólo en compañía de personas con las que convive bajo el mismo techo y con personas de otro hogar. Por lo tanto, se podrán juntar miembros de un máximo de dos hogares. El máximo de personas juntas será de diez. En cuanto a las reuniones y fiestas tanto públicas como privadas quedan absolutamente vetadas.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO