¿Qué hacer durante 4 días en Dubái?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Mi gran aventura por Asia comenzó en Dubái. Acá van a poder encontrar todas las recomendaciones sobre qué hacer durante 4 días en los Emiratos Árabes:

DÍA 1: DUBAI MALL, BURJ KHALIFA Y FUENTE NOCTURNA

Llegamos a las 5 de la mañana a Dubái, después de 20 horas viajando. Investigamos sobre cómo llegar al centro de la forma más económica,  en este caso, por metro o guagua.  Tanto para uno como para otro hay que comprar tarjetas de transporte que valen 25 Dirhams (casi 6€) y el trayecto cuesta en base a la distancia o zona.

Llegamos al hotel a las 7 de la mañana y dormimos por tres horas. Después salimos al Dubai Mall y Burj Khalifa, que tienen su propia parada de metro y están uno al lado de otro. El transporte desde el hotel nos costó 5 Dirhams (un poco más de un euro).

→ Encontrá los vuelos más baratos a Dubái!

DubáiCon un tamaño de más de 50 campos de fútbol, con una pista de hielo de tamaño olímpico, una cascada de tres pisos, un acuario enorme y con más de 1200 tiendas, no me sorprende que sea el centro comercial más grande del mundo: impresionante.

Una vez que sales, con nada más y nada menos que 858 metros de altura, se encuentra el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, con el ascensor más rápido del mundo, que sube 124 pisos en exactamente 60 segundos. En la parte de afuera, se encontraban las famosas fuentes, diseñadas por los mismos ingenieros que diseñaron las fuentes del Hotel Bellagio en Las Vegas y que atraen a miles de turistas cada día a esa ciudad.

DÍA 2: VISITA A ABU DHABI, MEZQUITA SHEIK ZAYED

Dubái

En nuestro 2do día, visitamos Abu Dhabi, por 50 Dirhams (12€) por un billete de ida y vuelta, y usando la misma tarjeta NOL de transporte de la RTA. El trayecto tarda aproximadamente dos horas. Una vez llegados a la estación principal, nos metimos en un centro comercial a comer y así aprovechar para coger algo de wifi y buscar en el mapa cómo llegar a la preciosa, increíble, fantástica y extraordinaria Sheik Zayed Mosque.

Durante el camino ya se veía la inmensidad de la mezquita, siendo la mayor mezquita que hay en los Emiratos Árabes y la número 15 en el mundo. Una vez frente a ella, te das cuenta de la genialidad de los arquitectos para diseñar tremendo edificio. Su cubierta es de un color blanco puro debido al mármol traído de Macedonia y decorado, por muchas partes, con motivos florales y oro.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Dubái!

Dubái

La mezquita cuenta con un corredor cubierto con infinidad de columnas, un patio interior (el que nos pareció sumamente fotogénico) y otro exterior con fuentes y pequeños estanques de fondo azul. Además, cuenta con varias salas de abluciones justo al lado de los baños. La sala de rezo principal cuenta con una alfombra de 5627m2, la más grande del mundo.

En cuanto a la vestimenta, siempre hay que llevar ropa adecuada y respetuosa. Para los hombres, hay que llevar pantalones que cubran, al menos, hasta la zona de las rodillas y siempre con camisetas con mangas, ya sean cortas o largas. Una vez pasas una determinada zona, hay lugares para dejar el calzado y se entra descalzo. Para las mujeres, deben estar totalmente cubiertas, manga larga, pantalón o vestido largo (no vestimenta apretada) y también hay que cubrirse el pelo.

Dubái

DÍA 3: DUBÁI

El plan para el tercer día fue ir a la playa Umm Suqein, que es la playa pública que está justo al lado del hotel Burj Al Arab. Al Burj Al Arab se le conoce como al único hotel de siete estrellas del mundo, aunque no haya sido el propio hotel el responsable de calificarlo como tal. Dicen los afortunados que han podido quedarse que su trato es exquisito y, que como todo en Dubái, el lujo es su seña característica.

Nosotros nos conformamos con unos bañitos, un precioso atardecer y muchas risas. Totalmente recomendado y, además, ¿qué mejor manera para refrescarse de temperaturas de hasta 45ºC que con un bañito? Lo único que le falta a la playa es un chiringuito para poder comprar algo de comer y beber, de resto, merece mucho la pena para pasar una tarde por allí.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Dubái!

Dubái

Para llegar aquí cogimos el metro, nos bajamos en la parada Emirates Mall y nos echamos a caminar. Fueron como 30 minutos caminando para llegar a la playa bajo un calor infernal. La vuelta, después de pasarnos por un zoco cercano y tomar algo, la hicimos en taxi.

DÍA 4: ZOCOS DE DUBÁI Y SUBIDA BURJ KHALIFA

El 4to día, salimos en dirección al barrio viejo de Dubái (parando en la estación Al Ras). Una vez allí nos dirigimos al zoco del oro que, como su nombre bien indica, está lleno de cientos de vendedores que querrán venderte falsificaciones: polos y camisetas de marca, bolsos, gorras, relojes. Pero sí, también hay oro, MUCHO ORO. Desde colgantes, cadenas, pulseras, hasta pecheras y el anillo con el Récord Guinness al anillo de oro más grande del mundo.

DubáiAl terminar, paramos a comer algo en el Dubai Mall y nos fuimos al Burj Khalifa. Teníamos entrada para las cuatro de la tarde. En cuanto a los tickets, se recomienda siempre que se compre con antelación para no quedarte sin uno el día que quieres entrar. En este caso, planearlo con antelación para así disfrutar de esta atracción de “alto” nivel. Hay diferentes tipos de entradas, una que te permite acceder a los pisos 124+125 y otra que te permite llegar hasta el piso 148.

Una vez arriba, aprovecha para coger algo de wifi si tienes que matar algunas horas para actualizar las redes, hablar con tu gente, planear algo del viaje o de tu estancia y, ¿cómo no? para sacarte todas esas fotos que te apetece, siempre y cuando tu amigo no sea el vértigo.

→ Encontrá los vuelos más baratos a Dubái!

DubáiAl llegar la noche, nos dimos cuenta del espectáculo de las fuentes cuando ya había empezado, así que tuvimos que esperar otra media hora para verlo de noche, pensando que íbamos a tener tiempo sobrados para volver al hotel y después al aeropuerto con tranquilidad. Nada más allá de la realidad, sí que estuvo genial verlo todo desde arriba pero la cola que había para bajar era tan larga, que después tuvimos que correr por todo el centro comercial hasta el metro. Llegamos al hotel, cogimos las mochilas en consigna, paramos a un taxi y al aeropuerto. ¡LLEGAMOS A TIEMPO!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Estudiantes universitarios de la Universidad de Viena están utilizando una iglesia del siglo XIX como salón de clases

En la Universidad de Viena, algunos estudiantes no van a la biblioteca. En cambio, toman su computadora portátil para estudiar en la Votivkirche, o Iglesia Votiva del siglo XIX, en Viena, Austria.

Allí, los estudiantes estudian mientras la luz del sol fluye a través de las vidrieras. Se sientan en bancos y sintonizan conferencias en línea. Los compañeros de clase discuten temas en un contexto de estilo neogótico.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Universidad de Viena
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Con las precauciones establecidas, muchas universidades austriacas han decidido dar la bienvenida a los estudiantes al campus. Pero la Universidad de Austria necesitaba encontrar más espacio para que sus casi 90.000 estudiantes estudiaran, por lo que alquiló una iglesia.

Desde la oración hasta la tarea de psicología, la Iglesia Votiva en Viena ahora da la bienvenida a los feligreses y estudiantes a su espacioso edificio.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images Universidad de Viena
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

La Universidad de Viena, que inició su trimestre de invierno el 1 de octubre, le ofrece a sus estudiantes acceso a Wi-Fi para completar tareas y conferencias en línea desde el interior de la iglesia.

Su plan de reapertura incluía clases presenciales y en línea; sin embargo, las clases presenciales tendrían una capacidad limitada y se priorizaría a los estudiantes de primer año, según el sitio web de la universidad. Dentro de las salas de conferencias, se marcarán los asientos donde los estudiantes pueden y no pueden sentarse.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Los estudiantes universitarios ahora tienen acceso a la iglesia de 9 a.m. a 6 p.m. todos los días de la semana. Según Vienna ORF, una emisora ​​austriaca, decenas de estudiantes utilizan el espacio todos los días.

Según la ORF de Viena, la universidad alquila la iglesia hasta octubre. Dependiendo de su éxito, la universidad seguirá alquilando la iglesia.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

En este momento, Austria tiene poco más de 56.000 casos confirmados de coronavirus, según el panel COVID-19 de Johns Hopkins.

Dado que las escuelas de toda Europa dan la bienvenida a los estudiantes, el aula se ve ligeramente diferente. Algunas escuelas han trasladado las clases al exterior, mientras que otras han cambiado a una plataforma virtual.

¿Una iglesia con Wi-Fi?

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

La iglesia, que data del siglo XIX, inicialmente no tenía Wi-Fi, por lo que la universidad ayudó a conectarla al sistema de fibra óptica de la escuela.

Además de agregar Wi-Fi, la universidad también instaló estaciones de desinfectante de manos y un baño portátil para los estudiantes.

En el corazón de Austria, turistas y lugareños pasean por la ciudad y exploran edificios emblemáticos. Una parada común es la Iglesia Votiva, que es la segunda iglesia más grande de la ciudad. Está abierta al público cuando no está siendo utilizada por los estudiantes.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO