Really Bad Portraits: Este artista vende «retratos malos» en New York y a la gente les fascina

120089252_243270917113186_704360093082377418_n
Redactora
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Really Bad Portraits o “retratos realmente malos” es obra de un dibujante, Ricky Brown, quien por tres dólares retrata a los turistas y transeúntes de las calles de New York. Lo curioso del caso es que los retratos son bastante «malos» pero a las personas realmente les fascina.

Really Bad Portraits: Este Artista Vende Retratos Malos En New York Y A La Gente Les Fascina
Really Bad Portraits: Este artista vende «retratos malos» en New York y a la gente les fascina

Pero, ¿cómo surgió la idea de retratar gente? Todo comenzó el 24 de septiembre de 2020, cuando Brown se dirigió a la famosa fuente de Washington Square Park en Manhattan, con un cartel que anunciaba: “RETRATOS REALMENTE MALOS 3 dólares (por persona)”.

Aunque no es algo que uno diría «wow, qué ofertón», sorprendentemente Brown terminó teniendo un flujo constante de clientes. Entre tantas personas de ese día, se presentó Race Imboden, residente de Nueva York, esgrimista estadounidense y medallista olímpico.

En un video en el YouTube el artista relata su día a día: hace sus retratos con Sharpie, en papel blanco sujeto a un portapapeles. Después, le toma fotos a los sujetos, quienes posan frente a la fuente con sus dibujos; todos con una sonrisa en sus rostros. En el video incluye un cumplido o dato divertido para cada persona, lo que apunta a que cada conversación es tan única como los retratos. Estas pequeñas descripciones van de lo simple (“zoe. audaz”) a lo poético (“eldridge. se mueve con el viento”). Y ese fue tan solo el principio…

Un año y medio después, el proyecto de Brown se ha consolidado. En el último tiempo, instaló un puesto en Grand Bazaar NYC, el mercado de diseño semanal más grande de la ciudad, que está abierto todos los domingos.

Los retratos se están convirtiendo en todo un movimiento, ya que muchas personas desean desesperadamente que este artista callejero los dibuje, debido a que ya es todo un referente conocido del lugar y famoso en Instagram. Los turistas se llevan de souvenir por 3 dólares un hermoso retrato de sus sonrisas aunque digan que los dibujos son malos, ¿no es lo que la obra genera?

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.