Reintroducen fauna extinguida en el Parque Nacional Iberá para alentar el ecoturismo luego de la pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Hace unas semanas compartíamos la alegre noticia de que en Argentina se liberaban cinco ejemplares de guacamayos rojos en el Parque Nacional Iberá, una especie que se considera extinta en el país. Al parecer, la iniciativa contemplaba un proyecto más ambicioso que comprendería la reincorporación de otras especies en sus hábitats naturales.

La gran mayoría de los estudios e investigaciones que se han realizado de cara a observar cómo será el turismo el “día después” a que finalice la pandemia de COVID-19 permiten demostrar que, en gran parte, las personas querrán inclinarse por experiencias que no cuenten con la presencia masiva de turistas y que se caractericen por un agradable contacto con la naturaleza.

Esto ha sido un indicio clave a tener en cuenta por parte de los destinos que, sin importar localización geográfica, se destacan por estar situados en entornos naturales únicos, con propiedades y cualidades que los vuelven únicos y los destacan ante el mundo.

Un ejemplo de ello es la labor que se encuentra llevando a cabo el Parque Nacional Iberá, área natural protegida situada en el noreste de Corrientes, Argentina. Se trata de un destino que habría tomado su origen como un extenso pantano subtropical a partir del antiguo curso del río Paraná, antes de que se encauzara en su forma definitiva y actual.

fauna extinguida en el Parque Nacional Iberá
Reintroducen fauna extinguida en el Parque Nacional Iberá para alentar el ecoturismo luego de la pandemia

En un intento por promover y posicionarse como un destino ideal para el turismo pospandemia, los Esteros del Iberá en Corrientes han recibido nuevamente la reincorporación de especies que se encuentran extinguidas o en riesgo: tapires, guacamayos, aguarás guazú, osos hormigueros, muitús y otras especies autóctonas propias de la reserva natural más grande de Argentina.

También se han introducido ejemplares de la nutria gigante y el yaguareté, para restablecer el ambiente y para su avistamiento por el turismo pospandemia. La caza furtiva o la introducción de especies exóticas fueron, implícitamente, desplazando a la fauna local, altamente afectada durante el último siglo.

Con un escenario natural caracterizado por la presencia de pastizales, esteros, cañadas, lagunas,bosques húmedos y secos, selvas en galería y albardones, Marisi López, de la Fundación Rewilding, miembro del ente mixto Comité Iberá y también coordinadora del Proyecto Iberá destaca que “Iberá es ideal para el nuevo turismo pospandemia, porque las actividades no son masivas, no hay grandes grupos de gente, los hoteles son para pocas personas y, sobre todo, es ideal para reencontrarse con la naturaleza“.

fauna extinguida en el Parque Nacional Iberá
Reintroducen fauna extinguida en el Parque Nacional Iberá para alentar el ecoturismo luego de la pandemia

Si quieres saber más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Excelenteee ♥️🙏🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
vacuna coronavirus

Conservacionistas advierten que 500.000 tiburones podrían ser asesinados por la vacuna Covid-19

Los conservacionistas han advertido que se podría matar hasta medio millón de tiburones para obtener sus aceites naturales para su uso en una vacuna contra el coronavirus.

El escualeno, un aceite natural elaborado en el hígado de los tiburones, se utilizará en varios candidatos a la vacuna Covid-19.

El ingrediente se conoce como adyuvante y ayuda a aumentar la eficacia de una vacuna al provocar una respuesta inmunitaria más fuerte.

Actualmente se utiliza en las vacunas contra la gripe fabricadas por la empresa británica GlaxoSmithCline.

Great White Shark

La compañía ha dicho que produciría mil millones de dosis de las sustancias para su uso en una posible vacuna Covid-19, según Sky News.

Se necesitan alrededor de 3000 tiburones para producir una tonelada de escualeno.

Shark Allies, un grupo conservacionista con sede en California, ha dicho que será necesario matar alrededor de 250.000 tiburones para cosechar suficiente escualeno para proporcionar a la población mundial una dosis de una vacuna contra el coronavirus que contiene el aceite.

Los investigadores han dicho que cualquier vacuna podría necesitar dos dosis para proporcionar una inmunización adecuada, elevando ese número a medio millón de tiburones.

Shark

Stefanie Brendl, fundadora y directora ejecutiva de Shark Allies, dijo: “Cosechar algo de un animal salvaje nunca será sostenible, especialmente si se trata de un depredador superior que no se reproduce en grandes cantidades”.

“Hay tantas incógnitas de cuán grande y cuánto tiempo podría durar esta pandemia, y luego cuántas versiones de ella tenemos que atravesar, que si continuamos usando tiburones, la cantidad de tiburones capturados para este producto podría ser realmente alta, Año tras año tras año”.

Para evitar el mayor impacto en las poblaciones de tiburones, los científicos están probando una alternativa sintética al escualeno hecho de caña de azúcar fermentada.

Los conservacionistas estiman que alrededor de tres millones de tiburones mueren cada año por el escualeno, que se usa en aceite para máquinas y cosméticos, así como en medicamentos.

Great White Shark

Shark Allies ha lanzado una petición instando a los EE. UU. y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) a utilizar las opciones sostenibles existentes para una vacuna.

La petición dice en parte: “El uso de tiburones en las vacunas covid-19 es miope, impredecible e insostenible”.

“Hay mejores alternativas. La industria debe escuchar”.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO