in

Restaurante googlea a todas las personas que quieren reservar para asegurarse que solamente vayan ‘personas especiales’

Dolly Faibyshev /The New York Times

Según el New York Post, el Fleming by Le Bilboquet, un restaurante de 20 asientos en el Upper East Side de Manhattan, en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos), googlea todas las personas que llaman para hacer una reserva para asegurarse de que sean lo suficientemente fabulosos y ricos como para comer allí.

Según informaron, el diario habló con los empleados y obtuvo un documento titulado “Protocolo de reserva de anfitriona de Fleming”, que confirma que el restaurante tiene una política estricta para que los miembros del personal rastreen las solicitudes de reserva enviadas por correo electrónico y “detengan a cada invitado desconocido en Google”.

El documento también dice que las solicitudes de reserva en el restaurante deben discutirse con un gerente llamado Alex.

Un camarero en el restaurante, propiedad del multimillonario Ronald Perelman y el restaurador Philippe Delgrange, dijo a la publicación: “Sí, somos personas de Google. Queremos mantener el restaurante solo para personas especiales”.

El camarero agregó: “Hay más ricos que famosos entrando, pero tenemos a Robert De Niro, Paul McCartney, Ivanka Trump. Queremos mantener un cierto ambiente para nuestros clientes, personas ricas, incluso si eso significa que somos lentos”.

Cualquier persona que no pase la evaluación de Google directamente no recibe una respuesta a su solicitud de reserva. Requisito excluyente: ser millonario.

Josh Vlasto, un representante de Fleming por Le Bilboquet, salió a decir que si bien el restaurante busca a sus invitados en Google, no es cierto que niegue la entrada a personas que no son ricas y famosas.

“Lo que el personal está afirmando es absolutamente falso y quien dijo que lo está inventando”, dijo.

Lujo entre las nubes: así es el avión convertido en hotel más exclusivo del mundo

Todo un lujo: así es el avión más lujoso del mundo, el Boeing 787 Dreamliner, un jet privado único que costó nada más ni nada menos que 230 millones de libras. 

Este avión está pensado para viajar por todo el mundo con las mismas comodidades que podríamos encontrar en la mejor suite del mejor hotel que se nos pueda ocurrir, pero a 11.000 pies de altura.

Theluxurytrends_boeing787

Pero te estarás preguntando qué lo hace tan diferente al resto de los aviones: el llamado Dream Jet cuenta con un gigantesco salón principal, un comedor con dos mesas grandes, un dormitorio con cama para dos personas, televisor de 42 pulgadas, vestidor y un amplio baño completo con revestimiento de piedra para dos personas y, por supuesto, ducha propia. Nada mal, ¿no? Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

A 74 años de la bomba de Hiroshima: un repaso por el ataque más atroz que dejó 135.000 muertos

El curioso y alargado aguacate que sorprende a todos en las redes sociales