Retrataron personas esperando en paradas de autobús de todo el mundo y las imágenes son increíbles

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El fotógrafo alemán Dieter Leistner ya lleva más de 40 años recorriendo el mundo. Aficionado por el arte de la fotografía y las distintas prácticas culturales, comenzó a registrar las acciones más naturales y espontáneas que toman muchos de los habitantes de un lugar en su vida cotidiana.

Uno de esos momentos podría ser la espera del autobús en las respectivas paradas que puedes encontrar en distintos lugares del mundo. También ha retratado los andenes de trenes y garitas.

A partir de este proyecto fotográfico ha reconocido e identificado durante las últimas décadas los diferentes cambios en la sociedad. Por ejemplo, dos cambios grandes de los que ha dado cuenta son que las personas ya no fuman tanto como antes, y que con el correr de los años han ido desapareciendo los libros durante la espera en las paradas. Ahora el dispositivo estrella para ‘matar la espera’ son los teléfonos celulares.  

En la siguiente imagen, un viajero en Austria espera en una parada de autobús con forma de cabaña cerrada:

Esta curiosa y divertida parada de autobús intervenida con forma de televisor, se encuentra en Seúl:

Parada de autobús en Argentina. Aquí las personas lo llaman parada del ‘bondi’. Leistner dijo que la gente en este país “se divierte mucho”:

En las paradas de la capital norcoreana, Pyongyang. Al momento que pasaba por el lugar, observó que las personas no hablan entre sí:

Una parada un tanto particular situada en Tokmok, Kirguistán:

Una joven esperando el autobús en una parada de Whangarei, Nueva Zelanda:

Gente esperando en una parada de autobús en la Polonia comunista. La imagen data del año 1980:

Cuanto más desarrollado es un país, menos personas hablan entre sí, la gente parece estar ocupada con sus propias cosas”, manifestó Leistner. 

Dieter ha publicado más de 50 imágenes de esta secuencia de paradas de autobús en su libro “Esperando: Gente en tránsito“.

Si quieres conocer más contenido sobre viajes y curiosidades del mundo, ¡siguenos en https://www.instagram.com/intriper/!

View this post on Instagram

Ya te dije que no

A post shared by Intriper (@intriper) on

Le pide a extraños que le den un beso en lugares emblemáticos para poder lograr la ‘foto perfecta’

Kristiana Kuqi, una influencer de Instagram que viaja solo por el mundo, comenzó a pedirle a extraños que la besen frente a lugares emblemáticos para poder lograr la ‘foto perfecta’.

La nativa de Kosovo, que asistió a una universidad en Virginia (Estados Unidos), estaba estudiando en el extranjero cuando se le ocurrió la idea antes de un viaje a París.

“Iba con un buen amigo y decidí antes de nuestro vuelo que iba a pedirle a un extraño que me besara”, dijo. “La inspiración fue capturar el momento perfecto y realmente canalizar mi confianza interior”.

Kuqi y el extraño compartieron un beso apasionado frente a la Torre Eiffel en París, Francia. Desde entonces, no ha parado de besar extraños alrededor del mundo. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Centro comercial reemplaza los botones de los elevadores con pedales para reducir la propagación del coronavirus

Un centro comercial en Tailandia ha reemplazado sus botones de elevación con pedales en un esfuerzo por reducir la propagación del coronavirus.

Después de casi dos meses de encierro, el país comenzó a aliviar sus restricciones y como parte de las nuevas reglas, los centros comerciales recientemente comenzaron a abrir sus puertas, permitiendo a los residentes tailandeses disfrutar de un día de compras.

En un esfuerzo por mantener a sus clientes seguros, el centro comercial Seacon Square en Bangkok instaló nuevos pedales en sus elevadores, permitiendo a los usuarios simplemente tocar el piso al que desean ir, en lugar de usar sus manos para presionar el botón.

Como ya todos sabemos, el virus se transmite a través de pequeñas gotas de la nariz o la boca, que se expulsan cuando una persona portadora del virus tose, estornuda o habla, explica la Organización Mundial de la Salud. Estas gotas pueden caer sobre superficies, como botones de elevación, y propagarse si otra persona toca la superficie y luego toca su cara.

Por lo que al eliminar el contacto con estos botones, el centro comercial ha reducido con éxito la necesidad de que los compradores toquen superficies potencialmente contaminadas.

Medidas como estas pueden volverse más comunes a medida que los países comienzan a aliviar las restricciones e implementar formas de reducir la propagación del virus y mantener a los residentes seguros.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Everest a la vista! 🙏🏻♥️

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO