in

Revelan el gran secreto que guardaba la pirámide de Chichén Itzá: una cueva para rituales maya “intacta” durante 1.000 años

Los arqueólogos que buscaban un pozo sagrado debajo de la antigua ciudad maya de Chichén Itzá, en la península de Yucatán, en México, descubrieron accidentalmente un tesoro con más de 150 objetos rituales, sin tocar durante más de mil años, en una serie de cámaras que pueden contener pistas de Ascenso y la caída de los antiguos mayas.

El descubrimiento del sistema de cuevas, conocido como Balamku o “Dios de Jaguar”, fue anunciado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) en una conferencia de prensa celebrada hoy en la Ciudad de México.

Después de su descubrimiento inicial por los agricultores en 1966, Balamku fue visitado por el arqueólogo Víctor Segovia Pinto, quien escribió un informe notando la presencia de una gran cantidad de material arqueológico. Pero en lugar de excavar el sitio, Segovia ordenó a los granjeros que sellaran la entrada y todos los registros del descubrimiento de la cueva parecían desaparecer.

Qué se descubrió

Debajo del Templo de Kukulkán, la pirámide más famosa de Chichén Itzá (en Yucatán al sureste de México), se encuentra no solo el cenote del que ya había dado cuenta una investigación previa sobre el mundo maya,  sino también un santuario subterráneo preservado por el paso del tiempo y que representa uno de los hallazgos más importantes para el entendimiento de la enigmática cultura.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reveló en conferencia de prensa los avances de su investigación junto con la National Geographic Society (NatGeo) y que forma parte del “Gran Acuífero Maya” (GAM), el proyecto de exploración subacuática más importante en la historia de México.

Especialistas del GAM han documentado uno de los hallazgos más importantes en la historia de la investigación de esta antigua ciudad maya.

Los investigadores accedieron a la cueva descubierta fortuitamente hace más de 50 añosy han documentado al menos 200 incensarios.

Guillermo de Anda, arqueólogo encargado del proyecto, resaltó la importancia de esta cueva porque no ha sido saqueada, además que presume más sagrada de la cueva Balamkanché en la década de los 50, dada la dificultad para acceder.

“No podía hablar, empecé a llorar. He analizado los restos humanos en el Cenote Sagrado de [Chichén Itzá], pero nada se compara con la sensación que tuve por primera vez en esa cueva “, dice de Anda, investigadora del INAH y director de la Gran Maya Aquifer Project, que busca explorar, comprender y proteger el acuífero de la península de Yucatán en México.

La cueva Balamkú debajo de Kukulkán (o El Castillo, como le llamaron los conquistadores españoles), que guarda el santuario subterráneo, ayudará a reescribir la historia de Chichén Itzá, aseguró de Anda.

Hasta la fecha se han encontrado siete ofrendas con incensarios y vasijas que conservan aún restos carbonizados, alimentos, semillas, jade, concha y huesos.

Las cuevas son la entrada al inframundo, según la cosmogonía de los mayas, entonces estas ofrendas posiblemente hayan sido para pedir agua, principalmente de lluvia, indicó el arqueólogo.

A lo largo de la Península de Yucatán, donde se asentó la cultura maya, son numerosas lascuevas, cavidades, ríos subterráneos y cenotes (nombre que los mayas dieron a los depósitos de agua).

El “Gran Acuífero Maya” inició en 2016 para descubrir lo que existe en el subsuelo de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Fuente Nat Geo

Escrito por Santiago Cravero Igarza

Director Creativo y de Contenidos en Intriper.com.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Leave a Reply
  1. Gran noticia para poder conocer mas sobre la cultura Maya . Es su ante importante el proyecto acuífero para explorar un nuevo universo maya.excelente cobertura de contenidos .les mando un abrazo desde Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Este hombre graba cómo un perro de rescate lo salva, y es encantador

Los dejó pasar en la cola para que jugara antes, y terminó ganando USD877 millones