in

Sant Jordi: el festival en el que Barcelona se viste de rosas

Como cada 23 de abril, en Cataluña se celebra la festividad de Sant Jordi, el patrón de la región. Es un día muy familiar y las calles se llenan de gente: se vive una atmósfera de alegría y reivindicación.

Esta fecha es muy especial para los catalanes y los protagonistas de la celebración son, sin dudas, las rosas y los libros. Los hombres les regalan una rosa roja a las mujeres y las mujeres, un libro a los hombres, se trata de una tradición basada en el amor y la cultura.

Este año, se desplegarán 3.892 puestos de rosas y 980 de libros en las principales calles de Barcelona.

La tradición proviene de una leyenda medieval que cuenta cómo Sant Jordi venció a un dragón que aterrorizaba a una zona de Cataluña y de esta manera salvó a la princesa que iba a ser devorada. De la sangre del dragón brotaron rosas rojas y él le regaló una a la princesa.

Muchos consideran este día el San Valentín catalán, porque se dice que Sant Jordi es, por excelencia, el patrón de los enamorados en Cataluña. El hecho de regalar libros se debe a la pura casualidad de que el 23 de abril de 1616 murieron Cervantes y W. Shakespeare, y la UNESCO declaró esta fecha como el Día Internacional del Libro.

Si bien Sant Jordi es sinónimo de rosa roja, este año el paisaje se verá diferente y es que está previsto que el reivindicativo amarillo, tan presente en los últimos meses en buena parte de la sociedad catalana debido a la situación política, tenga una presencia importante en las calles de ciudades y pueblos de Cataluña.

Los floristas esperan vender seiscientas mil flores de este color, mayoritariamente de la variedad Penny Lane, y siete millones de la roja tradicional.

Se calcula que este día se venden alrededor del 40% de las rosas de todo el año y también, es el día que más libros se venden; por eso, muchos escritores procuran lanzar sus nuevas obras antes de esta fecha y varios de los autores más reconocidos se presentan en las calles principales de Barcelona para firmar sus libros a la gente.

Este día también sirve para promover y defender la cultura y la lengua catalana, y por eso en los diversos puestos se pueden encontrar mayoritariamente libros en catalán, aunque también hay libros en castellano y en el resto de los idiomas.

En otros puntos de Barcelona pueden encontrarse sardanas, exposiciones, Jornadas de Puertas Abiertas de edificios emblemáticos, “castells” (torres humanas) o incluso actividades culturales como concursos de fotografía, lectura o conciertos.

La leyenda ha sido fuente de inspiración de muchos artistas. Antonio Gaudí representó la leyenda de Sant Jordi en la arquitectura de la famosa Casa Batlló. La mítica leyenda está representada a través de la fachada y en dos espacios concretos de su interior.

En la azotea, el lomo del dragón cobra vida con las tejas cerámicas en forma de escamas y es atravesado por la Cruz de cuatro brazos que evoca la espada triunfante de Sant Jordi. En el último piso nos encontramos con un balcón en forma de flor aludiendo al balcón de la princesa.

Barcelona es una ciudad que siempre enamora, pero este día en particular, se viste de gala y muestra su mejor cara.

Escrito por María Celina Achiary

Soy argentina pero actualmente me encuentro viviendo en la maravillosa ciudad de Barcelona. Un día me aburrí de mi rutina y decidí fugarme al mundo.
"Sin brújulas" define la forma de vida que elijo hoy en día, sin seguir un rumbo estipulado e improvisando sobre la marcha. No sé si es el camino correcto pero es el que hoy me hace felíz.
Segui mis aventuras en @sinbrujulas

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

¿Cómo viajar haciendo autostop por el mundo sin hablar idiomas locales?

En 3 años fue mordido por una cascabel, atacado mortalmente por un oso y ahora un tiburón casi le corta la pierna