Se espera que la segunda ola de langostas arrase África oriental con enjambres tan grandes como la ciudad de Moscú

langostas
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Hace unos pocos meses, te contábamos que agricultores en Kenia estaban luchando para hacer frente a millones de langostas del desierto en medio de la peor plaga en 70 años.

Ahora, los países de África Oriental se preparan para una segunda ola de langostas, que se estima en 20 veces el tamaño de los enjambres que asolaron la tierra hace solo dos meses.

Estas langostas representarán una seria amenaza para la seguridad alimentaria y los medios de vida dentro de la región, con un enjambre de poco más de un tercio de una milla cuadrada capaz de devorar el mismo volumen de alimentos en solo un día que 35,000 seres humanos.

La primera ola de langostas fue la peor plaga reportada en algunas áreas durante 70 años, y se informó que algunos enjambres son tan grandes como la ciudad rusa de Moscú. Estas langostas voraces son capaces de viajar distancias aproximadas de 90 millas por día y demoler vastas extensiones de cultivos a su paso.

Aproximadamente 20 millones de personas ya sufren inseguridad alimentaria en los seis países de África Oriental que han sido los más afectados por las langostas: Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán del Sur, Uganda y la República Unida de Tanzania.

La ONU ha descrito esta última situación como «extremadamente alarmante», con un número creciente de nuevos enjambres que se han formado en el norte y centro de Kenia, Etiopía y Somalia. Esto podría conducir a más «sufrimiento, desplazamiento y tensiones potenciales».

Resident Standing Amid Cloud Of Locusts In East Africa

La FAO está trabajando para proporcionar apoyo de vigilancia, y también está apoyando la fumigación aérea y terrestre en 10 países afectados. Más de 240,000 hectáreas han sido tratadas con pesticidas químicos o bioplaguicidas, con 740 personas capacitadas para llevar a cabo operaciones de control de la langosta.

Desafortunadamente, el brote de coronavirus ha afectado el suministro de rociadores motorizados y pesticidas, y la carga aérea global se ha reducido significativamente.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *