Se subió al avión equivocado y terminó en el Ártico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Aunque es extremadamente poco común, Christopher Paetkau, un hombre de Winnipeg, accidentalmente tomó un vuelo al Ártico. El domingo, el fotógrafo y cineasta de aventuras y vida silvestre quiso volar de Yellowknife a Inuvik, ambos en los Territorios del Noroeste. En cambio, accidentalmente abordó un vuelo a Iqaluit, Nunavit, más de 2.250 kilómetros en la dirección opuesta.

Que esto suceda es muy poco probable, pero Christopher tenía todos los factores posibles para que pasara. Había tres aviones recibiendo pasajeros, y todos al mismo tiempo avisando las llamadas finales como última oportunidad de abordarlos. Lo que hizo que fuera más complicado identificar su vuelo.

Notando el ambiente caótico,Christopher le preguntó al asistente de vuelo de First Air, “¿Este vuelo va a Inuvik?” Su respuesta, pensando que la pregunta era una broma: “Sí, finalmente.” Cuando el avión se detuvo en Rankin Inlet, Nunavut, él tuvo su primera sospecha de que podría estar en el vuelo equivocado. Pero no fue hasta que preguntó a otro asistente de vuelo cuánto tiempo pasaría hasta que llegaran a Inuvik para darse cuenta de su error. “¿De qué estás hablando?”, Preguntó ella. “No vamos a ir a Inuvik; vamos a Iqaluit “.

Christopher en vez de enloquecer, decidió terminar el vuelo y después, una vez en destino (no el de él) ver cómo lo podía resolver. Todo esto tuvo muchos puntos positivos, Christopher se hizo amigo de la azafata, se encontró con un amigo en el vuelo de regreso a Yellowknife, y ahora tiene una historia bastante loca que contar.

También sostuvo que la aerolínea lo manejó perfectamente. First Air respondió llamando a Christopher miembro de su familia.

El despegue a casi 90° de este avión es impresionante

vuelo equivocado

Si sufres de vértigo no te recomiendo subirte al Boeing 737 MAX 7, el cual hicieron despegar con una increíble maniobra, casi verticalmente. En la feria aeronáutica de Farnborough  (Londres) se presentó esta innovadora nave en la que se trabajo durante varios años.

En tan solo unos segundos los pilotos fueron capaces de poner la nave, que puede transportar a 172 pasajeros, a CASI 90 grados. Se trata de una nueva tecnología que llegó para innovar la industria aeronáutica, ya que permite hacer maniobraras que con otros aviones serían peligrosas.

Hasta ahora, la empresa ya vendió más de 4.300 modelos 737 MAX a 93 clientes de todo el mundo. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO