Sin gente que las alimente, palomas hambrientas atacaron a mujer que volvía de hacer las compras en Barcelona

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

El aislamiento obligatorio ordenado por las autoridades de los distintos países afectados por el coronavirus, no solo revolucionaron la rutina de sus ciudadanos, sino también de los animales acostumbrados a vivir entre los seres humanos. 

Desde el brote de coronavirus, ahora las palomas tienen una tarea más complicada a la hora de encontrar restos de comida en las calles de la ciudad de Barcelona, en España.

En los últimos días, un video registrado en Barcelona, España, uno de los países más comprometidos por el avance del Covid-19,  circuló en redes sociales, donde se pueden ver las imágenes impactantes de cómo una bandada de palomas hambrientas persigue a una mujer que iba con su carrito de compras en medio de la calle. 

“Las gaviotas de Benidorm se han quedado sin comida y ya persiguen hasta los carros de la compra. Acojona un poco, la verdad”, puede leerse en el tuit.

Image result for palomas hambrientas españa coronavirus

Sea como sea, lo cierto es que varios expertos ya han apuntado que el confinamiento de la población puede tener un impacto significativo en la fauna de las ciudades.

Incluso, en Barcelona se han visto varios jabalíes que han bajado hasta la Avenida Diagonal. ¡De locos!

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

En Barcelona todas las noches a las 20hs aplausos de agradecimiento suenan en cada rincón de la ciudad

Ocurre todas las noches a las 8 p.m. Comienza suavemente, como un distante trueno, y el ruido se hace más fuerte a medida que resuena por la ciudad. Es el sonido de decenas de miles de manos aplaudiendo al unísono dando su ovación a los trabajadores de la salud de la ciudad desde los balcones, como forma de agradecimiento a la lucha y esfuerzo diario.

El mismo sonido se puede escuchar a través de Madrid. Y Sevilla. Y en muchas de las ciudades de España por ahora, incluso en Latinoamérica.

Todas las noches, sin falta, a las 8 en punto. Para muchos es el momento de solidaridad e incluso de unión humana, a la distancia, pero que permite salir del teléfono y televisión para volverlo real. Como era antes, hace apenas una semana. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ ESTO TE PUEDA INTERESAR