Sorprendente: Este tren del Gran Cañón construido en 1923 está utilizando el aceite vegetal de desecho de las papas fritas como combustible

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

No hubiera creído que el aceite vegetal de desecho de las papas fritas podría cumplir otra función y servir de semejante utilidad como lo está haciendo con la locomotora número 4960 del ferrocarril del Gran Cañón. El medio de transporte, también conocido como The Iron Horse, se caracteriza por una máquina de vapor construida en 1923 y, sorprendentemente, está utilizando aceite vegetal de desecho como combustible.

¿Cómo es esto posible? El Grand Canyon Railway es uno de los pocos ferrocarriles en Estados Unidos que usa una máquina de vapor restaurada para viajes largos. A su vez, es el primer ferrocarril en el país en usar aceite vegetal reciclado como combustible. La idea surgió gracias al personal de gestión del ferrocarril, que se inspiró en los fabricantes de automóviles que conducían vehículos con aceite vegetal usado. 

Al decidir aplicar el mismo sistema a una máquina de vapor, se dieron cuenta de que funcionaba extraordinariamente bien, lo que permitía que el motor de casi 100 años funcionara sin emisiones de carbono y produjera muchas menos emisiones que un motor diésel. 

Insólito: Este tren del Gran Cañón construido en 1923 está utilizando el aceite vegetal de desecho de las papas fritas como combustible
Insólito: Este tren del Gran Cañón construido en 1923 está utilizando el aceite vegetal de desecho de las papas fritas como combustible
imagen tren del Gran Cañón The Iron Horse 1

El agua utilizada por las calderas también es sostenible. Según se ha indicado en un comunicado de prensa, “las calderas contienen lluvia recuperada y nieve derretida (cuando la madre naturaleza lo permite) recolectada durante el invierno y la temporada de lluvias del norte de Arizona para obtener vapor”.

Según han indicado, para conocer este vehículo y vivir la experiencia de viajar a bordo de él, de los meses de abril a octubre, en ocho fechas específicas, los pasajeros podrán moverse en este tren histórico en un viaje de 65 millas desde Williams, Arizona, hasta el borde sur del Gran Cañón.

El ferrocarril invita a los visitantes a “Mejorar su experiencia en el Gran Cañón con un entretenido viaje en tren con músicos occidentales y personajes de vaqueros en vagones antiguos”. Hay muchos paquetes que incluyen alojamiento en el Grand Canyon Railway Hotel y dentro del Parque Nacional del Gran Cañón que se ofrecen.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO