in

Su escuela prohibió las mochilas, así que él decidió llevar sus libros en un microondas

La prohibición de las mochilas en una escuela parece algo ridículo, pero recientemente se introdujo en la escuela primaria de Spalding, Lincolnshire, Reino Unido, debido a que “lesiones a los estudiantes más jóvenes” se debieron a mochilas cada vez más grandes y pesadas.

Jacob Ford, un estudiante de 17 años de la escuela, consideró que la medida era ridícula y respondió de una manera novedosa después de que se le dijo a los alumnos de sexto año que no llevaran mochilas en los horarios entre clases y que  llevaran sus libros a mano.

Jacob respondió organizando una protesta, llevando sus libros en un microondas y una cesta de mimbre, que debe haber sido más pesada y mucho más dura que cualquier otra cosa que pudiera haber elegido.

También escribió un ensayo de 3.000 palabras, argumentando que se podría llegar a un compromiso entre los alumnos de sexto grado y la escuela.

Jacob fue finalmente suspendido por dos días después de que se negó a entregar su teléfono, el cual, según él, estaba usando para actualizar a su madre sobre la protesta. Así que eso no salió como esperaba.

Su madre, Tracy, dijo que estaba orgullosa de su hijo, a pesar del resultado.

”Creo que la protesta de Jacob ha sido muy pacífica y creo que él debería tener su opinión. Al final del día, creo en la libertad de expresión y por eso me siento muy orgullosa de él por defender algo en lo que cree. Microondas o no microondas”, dijo la madre.

Después de que la regla se introdujo originalmente, una petición en línea fue iniciada por Hannah Catterall, llegando a 463 firmas, pero se retiró días después. La petición decía: “Al no permitir las mochilas, los estudiantes no pueden llevar los materiales de revisión hacia y desde la escuela con facilidad y, por lo tanto, las calificaciones pueden disminuir drásticamente”.

Muchos padres también parecen oponerse a la prohibición.

Una escuela reemplaza castigos con meditación y los resultados son sorprendentes, ¡conócela!

Una escuela ubicada en la ciudad de Baltimore, en Estados Unidos, acaba de dar un paso muy importante invirtiendo en el futuro de sus alumnos. La dirección de la escuela Robert W. Colemantomó la decisión de dejar de castigar a los alumnos de primaria y en lugar de ello hacer algo diferente: aplicar la meditación.

El centro creó un espacio llamado “Mindful Moment Room” (o la habitación del momento de conciencia), lo opuesto a las habituales habitaciones sin ventanas que suelen ser utilizadas para castigar a los niños que se portan mal.

Se trata de una medida que forma parte del programa “Yo holístico”, una iniciativa que enseña a los niños a practicar meditación y a realizar ejercicios de respiración consciente al tiempo que se les anima a conversar con profesionales del ámbito de la conducta. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

El huracán Michael sacó a la luz varios naufragios que se habían hundido en 1899 en Florida

Este hombre lleva comiendo pizza todos los días desde hace 37 años