¡Tesoro Desvelado!: La habitación secreta y los dibujos de Miguel Ángel abren al público por primera vez

65412abad613a
Redactora
¡Valora esto!

En un giro asombroso, la sala bajo la «Capilla del pintor» en la Sacristía Nueva de la basílica de San Lorenzo en Florencia, que resguarda los bocetos de Miguel Ángel, abrirá sus puertas al público a partir del 15 de noviembre. Este emocionante evento marca un hito histórico, siendo la primera vez que los dibujos atribuidos al maestro renacentista estarán al alcance de visitantes de todo el mundo.

Los valiosos bocetos, considerados secretos, fueron concebidos por Miguel Ángel mientras se ocultaba en una cámara subterránea para evitar una sentencia de muerte dictada por el Papa Clemente VII. Esta habitación, ubicada debajo de las Capillas de los Medici, representa un testimonio tangible del ingenio y la creatividad desplegados por el artista en medio de adversidades.

Image Image 69

Descubiertos en 1975 por Paolo Dal Poggetto, entonces director de las Capillas de los Medici, estos dibujos, realizados con carbón y tiza, se encontraban ocultos tras una trampilla escondida bajo un armario. La sala, de 10 metros de largo y tres de ancho, alberga tesoros olvidados que ofrecen una mirada única a la faceta menos conocida de la vida del genio renacentista.

Paola D’Agostino, directora de los Museos del Bargello, describe estos dibujos como un «álbum de obras destacadas» que revela la vida oculta de Miguel Ángel. La sala, que alguna vez fue un depósito de carbón, permaneció sellada desde 1955 hasta su descubrimiento en 1975, bajo dos capas de yeso.

A partir del 15 de noviembre, hasta 100 visitantes por semana tendrán la oportunidad de acceder a esta sala única mediante reserva, limitando la entrada a grupos reducidos de cuatro personas a la vez, con un tiempo máximo de 15 minutos dentro del espacio. Entre los bocetos se encuentran representaciones icónicas, como las desnudas de la Capilla Sixtina, y homenajes a la famosa estatua de David.

Image Image 70

Se cree que Miguel Ángel se refugió en esta sala para escapar de los Médicis, quienes, en un giro inesperado, se convirtieron en sus perseguidores. La sentencia de muerte fue levantada, permitiendo a Miguel Ángel culminar su magistral labor en la Capilla Sixtina y la tumba de los Medici antes de partir hacia Roma en 1534, dejando un legado imborrable.

Este fascinante descubrimiento, antes reservado a eruditos del arte, ahora se abre al mundo, preservando su esencia para las futuras generaciones

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *