Todo lo que debes saber sobre Nueva Zelanda (para el viajero y el inmigrante)

5 min


Nueva Zelanda (o Nueva Zelandia) es uno de los países más hermosos del mundo, lo podemos afirmar por la inspiración que consiguen los cineastas en sus paisajes (El Señor de los Anillos, Narnia y Avatar te pueden dar una idea de cómo luce este país). Tiene volcanes, glaciares, montañas, playas increíbles y una vida silvestre que solo se consigue ahí.
Autor: Loïc Lagarde

También cuentan con una mezcla cultural bastante particular entre maorí, europea, asiática y de las islas del Pacífico, que hace que su gente sea mente abierta y muy dispuesta con los extranjeros. Los “Kiwis”, como son popularmente conocidos, han estado a la vanguardia en temas como igualdad de género, iniciativas medioambientales y resoluciones de paz. Y si esto te parece muy aburrido, también inventaron el salto en Bungee y la moto más rápida del mundo, entre otros.

Autor: Shane Birley

Las cosas básicas que hay que saber

El clima

Enero y febrero son los meses más calurosos, con temperaturas entre 20 y 30°C, y julio es el mes más frío del invierno con unos 10 a 15°C. Esto varía entre la costa y las zonas más altas (la temperatura puede llegar a -10°C durante el invierno en la montaña), y el norte y sur del país, lo cual nos lleva al hecho más contundente del clima en Nueva Zelanda: cambia, cambia siempre. Como llueve mucho y por lo general hay muchas horas de sol intenso (por la poca polución, los rayos UV son muy fuertes), el clima puede cambiar radicalmente, incluso en un mismo día, por lo que siempre se recomienda estar atento a los reportes, tener algo para cubrirse del frío y ser conscientes con la exposición al sol.

Autor: Russell James Smith

La moneda

La moneda oficial es el dólar neozelandés (1 NZD=0,72 USD), una moneda de libre uso que se puede cambiar en casas de cambio o bancos (por lo general trabajan desde las 9:30 am a las 4:30 pm los días hábiles). De todos modos, en todos lados aceptan tarjetas de crédito, así que tener mucho efectivo encima no es necesario.

Esta es una idea de los precios generales: el desayuno en un hotel puede costar de 15 a 40 NSD, un almuerzo de 10 a 25 NZD, una cena de 25 a 70 NZD, un Big Mac 5.10 NZD y un café de 3,5 a 4,5 NZD. No es obligatorio dar propina, dependerá de tu buena onda, pues los hoteles y restaurantes no le suman el servicio a la cuenta.

Electricidad e internet

Los tomacorrientes comunes en todo el país tienen un voltaje de 230/240 y los enchufes son tipo I (AS 3112), como en Argentina.

No es muy común conseguir Wi-fi gratis, solo en las ciudades principales y no en cualquier lugar (el único sitio donde seguro encontrarás es en las bibliotecas públicas). La mejor recomendación es comprar un paquete de datos cuando llegas, que pagas de una vez y te sirve hasta que se agote (se consiguen a partir de 19 NZD).

Cómo llegar a Nueva Zelanda

Actualmente en Latinoamérica, LAN es la única aerolínea que tiene vuelos directos desde Santiago de Chile. A partir del 1 de diciembre de este año, Aerolíneas Argentinas también tendrá una ruta directa Buenos Aires-Auckland. Para el resto del continente, hacer escala en alguna de estas ciudades es la opción más barata.

Los argentinos, brasileros, chilenos, mexicanos y uruguayos no necesitan visa para estar 3 meses o menos, solo necesitan comprobar que tienen cómo mantenerse durante ese período (1000 NZD mensuales aproximadamente es lo que exigen). Para el resto de los países, es necesario tramitar una visa de turista en los consulados de Buenos Aires, Brasilia, Santiago o Ciudad de México.

Autor: Danoct

Qué hacer en Nueva Zelanda

Tener un acercamiento a la cultura Maorí

Son la población indígena de Nueva Zelanda y representan un 18% del total, que es un montón si miramos un poco a nuestra historia y la situación actual de los indígenas en Latinoamérica. Son famosos por no haber sido nunca derrotados por el ejército inglés, en vez de eso, lucharon hasta que firmaron un acuerdo de convivencia. Su historia, sus tatuajes, danzas, creencias y su forma de ser, tan relajada y buena onda, hacen de los maoríes una cultura fascinante. Como ellos mismos lo saben, ofrecen todo tipo de tours para conocerlos más de cerca, más largos, más cortos, con comida y baile incluidos, o no, hacer alguno de estos tours es un must.

Autor: Jessica Rabbit

Practicar algún deporte extremo

Nueva Zelanda es la capital de los deportes extremos, ¡hay infinidad de opciones! Un paseo en un jet boat a 100 km/h en el río Dart, Zorbing –descender rodando dentro de una burbuja de PVC a 30 km/h- en las laderas de las montañas de Auckland, hacer un salto en bungee en el puente Kawarau de Queenstone, uno de los primeros lugares donde se hizo esta actividad, rafting, kayaking, skydiving, trekking, mountain bike o esquí, tú eliges.

Autor: Roderick Eime

Pasear en velero

Si no te gustan los deportes extremos, sino las actividades más tranquilas, Auckland tiene la mayor cantidad de veleros per cápita del mundo. Alquilar uno de estos y pasar una tarde navegando para tomar perspectiva del paisaje volcánico y urbano de la ciudad es un gran plan.

Autor: Michael Yein

Hinchar por los All Blacks

El súper campeón equipo de Rugby, los All Blacks, hace que la religión pase a segundo plano en este país. Si estás en Nueva Zelanda entre Junio y Septiembre, ir a un partido de ellos es actividad obligatoria. Entre la emoción de la audiencia local y el haka -la danza de guerra tribal maorí que practican antes del partido-, te aseguramos que va a ser una experiencia inolvidable.

Autor: Donna Rutherford

¿Ya tienes ganas de ir? Y eso que nos quedamos cortos con los museos, cuevas, aguas termales, avistamiento de ballenas y delfines, reservas de animales locales, circuitos de compras y visitas a las pequeñas islas, por nombrar algunas actividades más.

Autor: Steven Mileham

Trabajar en Nueva Zelanda

Si el plan es quedarse más de 3 meses, existen dos opciones:

Para quedarte durante una temporada puedes optar por una visa de trabajo temporal con la cual se pueden conseguir trabajos en campos, cafés, restaurantes y otros servicios, solo tienes que tener un buen nivel de inglés –comprobable- y ganarías lo suficiente como para mantenerte mientras exploras las bondades de estas islas.

Autor: Jocelyn Kinghorn

Si piensas mudarte de forma más definitiva, es necesario tramitar una visa de talento. Los requisitos básicos para optar por esta visa son: tener menos de 55 años, buena salud, buena onda –sí, es realmente un requisito- y hablar inglés. Si cumples con todo esto, puedes aplicar a través de cualquiera de los consulados y esperar los resultados. El gobierno neozelandés evalúa las propuestas a través de un sistema de puntos.

Según la experiencia, para obtener esta visa lo más sencillo es conseguir un trabajo antes de mudarse, pues suma muchísimo en el sistema de puntos. Hay muchas páginas Web que ponen en contacto empresas con personas talentosas en función de las necesidades del país. Algunas son:

¡Y buena suerte!


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Alexandra López

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines