Todo lo que necesitas saber antes de visitar el Museo del Apartheid en Johannesburgo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En cuanto a lugares para conocer y actividades para hacer, Johannesburgo despliega un costado cultural e histórico único. Es aquí donde podrás acceder a conocer museos que relatan a la perfección y dan muestra de los años pasados acontecidos en la historia de la ciudad. Por ejemplo, serán parada obligada el Museo del Apartheid. Hay quienes lo describen como un conmovedor recordatorio del triunfo del espíritu humano

Sudáfrica es conocido como la “Nación Arcoiris” (“The Rainbow Nation”) debido a la influencia y diversidad cultural que el país presenta. Un claro ejemplo de ello es que la lengua oficial reconocida por la Constitución de Sudáfrica incluye un total de once idiomas, entre los cuales se encuentran dialectos africanos, el idioma afrikaans originario del holandés y el inglés.

En Sudáfrica se respiran distintas culturas y creencias religiosas. A su vez, alcanza sólo con hacer una corta visita para conocer la impactante historia de superación de una población oprimida, como lo fue la comunidad que integraron las personas negras víctimas del Apartheid, una política de segregación racial y organización territorial que se aplicó en Sudáfrica durante casi 50 años

El sistema de discriminación racial fue sinónimo de Sudáfrica desde el año 1948, cuando la minoría blanca llegó al poder siendo representado por el Partido Nacional. Esta escena se mantuvo hasta el año 1994, cuando la aparición de un personaje tan influyente y líder como Nelson Mandela obtiene el cargo de presidente. Resulta increíble que este sistema haya sido parte de nuestra historia reciente. 

Aquí experimentarás la segregación racial que sufrió gran parte de la población sudafricana al ser clasificada y apartada por su aspecto racial como así también el ancho de la nariz, el cabello, la pigmentación de la piel, el tamaño de sus labios y el idioma nativo. La entrada a este sitio cuesta unos 95 ZAR, y al ingresar serás asignado al azar con un boleto que consta escrito “blanco” o “negro” y según cuál te toque, comenzarás tu recorrido por los senderos indicados. 

¿Cuáles fueron las medidas del Apartheid?

Esta política de segregación racial consistió, como su nombre lo indica, en una separación de la población negra en espacios públicos y privados donde transcurrieran personas blancas.

Lugares como playas, transportes, parques públicos, hospitales y escuelas fueron clasificados y distinguidos en zonas “sólo para blancos” o zonas “sólo para negros”. Y entre las medidas en las que prácticamente se ‘castigaba’ a la población negra, se encontraban algunas como estas: 

  • Los negros no eran aptos para ocupar posiciones en el gobierno. Tampoco podían votar, excepto en determinadas elecciones para instituciones segregadas.
  • Para los negros estaba prohibido habilitar negocios o ejercer prácticas profesionales dentro de las áreas asignadas específicamente para los blancos. No cumplir esta norma podía llevarlos a la cárcel. 
  • El transporte público también se encontraba segregado. En Sudáfrica existían trenes, buses, aviones y hasta taxis en las ciudades que estaban específicamente marcados para blancos o para negros. 
  • En los lugares asignados para la población blanca, los negros tenían la entrada prohibida. Y en el caso de edificios públicos, éstos presentaban dos entradas diferentes: una para blancos y otra para negros. Y en caso de que se “mezclaran” en un mismo espacio la población blanca con la población negra, el trato preferencial y prioritario era hacia los blancos. 

¿Cómo llegar al Museo del Apartheid?

Para llegar debes dirigirte a las cercanías del centro de Johannesburgo, y buscar la calle Northern Park Way and Gold Reef Rd, 2001. Puedes hacerlo tanto en excursiones privadas o tomando el transporte público. 

Si decides rentar un coche para conocer la ciudad y dirigirte a este tipo de edificios, debes saber que los sudafricanos conducen en el lado izquierdo de la carretera. Los cinturones de seguridad son obligatorios y, desde ya, no puedes hablar por teléfono mientras conduces. Los límites de velocidad en Sudáfrica están en kilómetros por hora. En general, el límite de velocidad para las áreas urbanas es de 60 km / h. Debes estar siempre atento al límite de velocidad asignado, ya que pueden variar según las condiciones de la carretera. Además, las autoridades policiales tienen lugar al lado de la carretera.

Una vez dentro del Museo, puedes tardar entre 2 y 5 horas, en función de cuánto quieras recorrer, las proyecciones que quieras ver y lo que te entretengas leyendo.

Nelson Mandela: amo y capitán

Si la historia del Apartheid te resulta espeluznante, entonces también deberás dirigirte al distrito de Soweto para recorrer la casa de Nelson Mandela, abogado, político y activista contra la política del apartheid, motivo por el cual fue elegido presidente en 1994 por el voto popular convirtiéndose en el primer mandatario de raza negra en el Poder Ejecutivo. En Soweto se concentraba la gran parte de comunidades de personas negras discriminadas durante el régimen del Apartheid. Hoy en día, el barrio de Soweto se ha transformado en pintorescos barrios que dan pie a la cálida recibida de turistas con bares, restaurantes y tiendas.

Nelson Mandela, personaje emblema para el pueblo sudafricano por ser un activista de los derechos de la población negra durante el apartheid, ha dicho alguna vez: “Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”. Y es imposible que conocer detalles de su historia e incluso pararse sobre los sitios en los cuales ha dado pelea a la injusta determinación política de aquel entonces, no genere una sensación de arriesgarse a vivir una vida en armonía con uno mismo y sobre todo libre de ataduras ajenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
historias de terror

Randonautica, la polémica aplicación que te acompaña a recorrer lugares tenebrosos

Si juntamos los mapas de Pokemon Go, el misterio de una serie CSI y personas con simpatía por el terror y la adrenalina tendremos como resultado a Randonautica, una aplicación que permite explorar lugares aleatorios a través de historias con un ingrediente de terror.

En los últimos años fueron surgiendo diferentes juegos de realidad aumentada que nos permiten explorar el mundo interactuando desde nuestros dispositivos y en el espacio físico, al mismo tiempo.

Tanto Pokemon Go como Wizards Unite, también conocido como el juego de Harry Potter, van mostrando el mapa de tu ubicación y en dónde encontrar los objetos o pokemones que necesitas. Y, si bien los podemos ver a través de la pantalla, sabemos que no existen en el plano físico. Eso es lo que hace diferente a Randonautica.

Esta aplicación fue desarrollada por un movimiento global llamado The Randonauts y ya se encuentra en el primer puesto de las aplicaciones de viajes, de aventura y de juegos de simulación. Además, ocupa el primer lugar entre las aplicaciones gratis y de juegos, tanto en Apple como en Android.

¿Cómo funciona la app?

Lo que hace Randonautica es darle al usuario un par de coordenadas aleatorias para explorar, basándose en su ubicación. La idea es llevar a las personas a lugares que por lo general no son frecuentes, ya sea porque son puntos ciegos o porque están por fuera de los lugares populares dentro de la sociedad. Y, una vez allí, la intención es que interactuen con lo que encuentren y que lo hagan metiéndose por completo.

Una vez que la persona llegue al destino, lo que encuentre depende totalmente de ella pero, teniendo en cuenta que los lugares son casas abandonadas, cementerios y cuevas, puede no ser del todo agradable. De hecho, uno de los hallazgos que hizo que la aplicación se vuelva tan popular fue el de una valija en Seattle, Estados Unidos, que contenía restos humanos.

Los creadores de la aplicación incentivan a los Randonauts, así se les llama a los exploradores, a compartir sus viajes y aventuras a través de las diferentes redes sociales. Además, sus experiencias podrían ser utilizadas en investigaciones sobre métodos alternativos de exploración consciente dentro de la Academia.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

🥺🤞🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO