Día Mundial de la Tortuga: conoce el increíble trabajo de recuperación de especie en el Parque Nacional El Impenetrable

Día Mundial de la Tortuga conoce el increíble trabajo de recuperación de especie en el Parque Nacional El Impenetrable-7
Editora / Travel Content Editor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Un grupo de tortugas yabotí fue liberado en el Parque Nacional El Impenetrable para recuperar esta especie en la Argentina. En el Día Mundial de la Tortuga, que se celebra cada año el 23 de mayo con motivo de concienciar a la población mundial acerca de esta especie que se encuentra en peligro de extinción, te contamos en detalle una de las iniciativas más ambiciosas para la conservación de la especie en el territorio argentino.

Un grupo de la especie de tortuga terrestre más grande de la Argentina, hoy ecológicamente extinta en todo el país, fue liberado en el Parque Nacional El Impenetrable. En total, son cuarenta individuos que fueron llevados desde el Paraguay al Parque Nacional El Impenetrable en el marco de este nuevo proyecto de rewilding impulsado por Fundación Rewilding Argentina.

En el mayor traslado de animales entre dos países de Sudamérica para un proyecto de reintroducción, 40 tortugas yabotí fueron llevadas desde Paraguay al Parque Nacional El Impenetrable, en la Provincia del Chaco. Luego de atravesar una fase de cuarentena y adaptación, el primer grupo de 10 tortugas fue liberado y así recuperó su libertad.

Día Mundial De La Tortuga: Conoce El Increíble Trabajo De Recuperación De Especie En El Parque Nacional El Impenetrable
El increíble trabajo de recuperación de tortuga yabotí en el Parque Nacional El Impenetrable
Image Tortuga Dia Mundial De La Tortuga Conoce El Increible Trabajo De Recuperacion De Especie En El Parque Nacional El Impenetrable 3

Luego de la liberación del primer grupo, los tres restantes serán liberados progresivamente, lo que
permitirá dar un seguimiento más intensivo a cada individuo durante los primeros días en libertad, algo clave para evaluar su adaptación al bosque chaqueño. Este nuevo proyecto de rewilding busca recuperar el rol ecológico clave de la tortuga yabotí en la región: dispersar las semillas de los frutos que come y así contribuir a la regeneración de los bosques.

El proyecto es llevado adelante en conjunto por Fundación Rewilding Argentina, la Administración de Parques Nacionales y la Provincia del Chaco, y cuenta con el apoyo del Refugio Urutaú de la ciudad de Filadelfia en Paraguay y del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible de Paraguay.

Con individuos adultos de más de 20 kilogramos, la tortuga yabotí es la especie de tortuga terrestre más grande de Argentina y la segunda más grande de Sudamérica: “Su distribución abarcaba originalmente la región chaqueña de Salta, Formosa y Chaco. Si bien se cree que unos pocos individuos aislados podrían aún sobrevivir en Formosa, hoy la especie se encuentra aparentemente extinta en el resto del país ya que no hay registros en otras provincias desde hace más de 10 años. Las principales causas de su declinación fueron la cacería, el mascotismo y la destrucción de su hábitat”, destacó Gerardo Cerón, biólogo y coordinador de conservación en el Proyecto El Impenetrable de Fundación Rewilding Argentina.

El Parque Nacional El Impenetrable, área protegida donde esas amenazas no están presentes, es un ambiente óptimo para iniciar este proyecto de reintroducción.

Fundación Rewilding Argentina trabaja dentro del Parque Nacional El Impenetrable encolaboración con la Administración deParques Nacionales realizando numerosas actividades deinvestigación, monitoreo, capacitación y tareas destinadas a la ampliación del Parque.

El Refugio Urutaú de Paraguay donó las primeras 40 tortugas que, al llegar a la Argentina, atravesaron una cuarentena en Corrientes, donde se las alimentó con plantas y frutos nativos. Luego fueron trasladadas al Parque Nacional El Impenetrable, en Chaco, donde vivieron temporalmente en cuatro corrales móviles de presuelta, en grupos de 10 tortugas en cada uno.

Las tortugas serán monitoreadas con dispositivos VHF adheridos a su caparazón para evaluar su adaptación al nuevo hábitat, chequear su estado general, si están en contrando comida por sus
propios medios y estudiar su comportamiento.

Se espera que este primer núcleo poblacional aumente a medida que los individuos adultos se reproduzcan. “Se proyecta generar otros núcleos poblacionales en otras partes del Parque con la liberación de más ejemplares, para que con el tiempo se conecten”, concluyó Gerardo Cerón.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.