Tras la muerte de la elefanta Pelusa, finalmente deciden cerrar el zoo de La Plata, en Argentina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La pérdida de Pelusa significa un antes y un después para el zoo de La Plata. Tan fuerte resultó el impacto que las puertas del zoo no reabrirán para al público, según fuentes oficiales. Las autoridades dijeron que mantendrán cerrado el tradicional jardín para avanzar con su reconversión en un “bioparque”.

Pelusa estaba enferma, tenía un problema en sus patas traseras y estuvo, según dijeron veterinarios, más de dos años sin recostarse. Cuando lo hizo, el sábado temprano, no se levantó más.

Pelusa

El subsecretario de Gestión Ambiental de la municipalidad de La Plata, Germán Larran, dijo:

“La idea de encerrar animales silvestres y que vivan en cautiverio con fines de exhibición es un paradigma que se está abandonando en todo el mundo. Por eso, tomamos la decisión de mantener las puertas de este zoológico cerradas y convocar públicamente a todos los sectores y organizaciones para avanzar juntos en este proyecto”

Los funcionarios informaron que la Municipalidad decidió levantar un altar en su memoria y depositar sus restos en el lugar donde murió después de 50 años de cautiverio.

Pelusa

Se acercaron familias y representantes de proteccionistas hasta las puertas de la avenida Pereyra Iraola, para dejar flores y carteles para recordar a Pelusa.

El intendente Julio Garro publicó en Twitter: “Como sociedad debemos disculparnos con vos, Pelusa. Tu historia nos reafirma que los zoológicos no deben existir más y que los animales silvestres, sean de la especie que sean, no deben vivir nunca en cautiverio ni con fines de exhibición”, dice uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Tortugas marinas bebés

Tortugas marinas bebés van al mar por primera vez en las playas de Bali

Más de diez mil tortugas bebés fueron liberadas en el mar de la isla de Bali, Indonesia. El hecho se encuentra dentro de los intentos conservacionistas para aumentar la población de una especie vulnerable y, también, para promover la protección del medio ambiente.

Las tortugas llegaron a la playa de Gianyar, Bali, gracias a diferentes grupos ambientalistas que las trasladaron en cajas. Para liberarlas, se contó con la ayuda de gente local y voluntarios que se alinearon en la arena para poder hacerlo al mismo tiempo.

tortugas

Las pequeñas tortugas, con tan solo unos centímetros de largo, reptaban sobre la arena hasta acercarse al agua, según informa Reuters.

Una de las voluntarias, Jessica Lieberman declaró que “Es realmente emocionante ver que todas estas tortugas son liberadas en la naturaleza”. Además, expresó su deseo de que sobrevivan.

Tortugas marinas, especie vulnerable

Las Olive Ridley son consideradas vulnerables, aunque se encuentren entre las tortugas marinas más abundantes, porque son pocos los lugares donde anidan.

Como adultas pesan entre 34 y 50 kilogramos, y deben crecer hasta 60 o 70 centímetros de largo.

tortugas

En los últimos años, la población de tortugas marina disminuyó debido a la caza, la captura en artes de pesca, la pérdida de sitios de anidación y la sobreexplotación de sus huevos.

Flavianus Erwin Putranto es uno de los voluntarios de conservación y dijo que si bien los huevos aparecen en menos lugares en Bali que antes, los programas para su protección tienen éxito. Todavía pueden recolectarlos para salvarlos. Esto les permite incubarlas y liberarlas, tal como hicieron esta vez.

Importancia y amenazas

Las tortugas marinas son una conexión fundamental con los ecosistemas marinos ya que ayudan a mantener la salud de los lechos de pastos marinos y los arrecifes. Representan a un grupo de reptiles que se encuentran en nuestro planeta desde 100 millos de años.

Además, tienen la capacidad de compensar las altas tasas de mortalidad ya que pueden poner más de 150 huevos por nido y anidar varias veces en cada estación.

Según la ONG WWF, entre las principales amenazas que enfrenta esta especie se encuentran las siguientes:

  • Caza furtiva y consumo directo: sus huevos son considerados afrodisíacos en algunos países, por lo que su casa y recolección para consumo es una de las causas de la reducción de sus poblaciones.
  • Pesca incidental: miles de ellas quedan atrapadas en plumas de arrastre, anzuelos de los palangres y en redes de pesca que les impiden llegar a la superficie para respirar.
  • Comercio ilegal: la demanda de caparazones como de productos fabricados con cuero de tortugas incrementan la amenaza.
  • Cambio Climático: teniendo en cuenta que la determinación del sexo depende de la temperatura, el calentamiento global y cambio de temperatura incrementa el riesgo de una inestabilidad en la composición de las poblaciones.
  • Basura y contaminación marinas: pueden confundir objetos de plástico que se encuentran en el mar con alimento y se asfixian intentando comerlos. Además, la basura en las playas puede atrapar a las crías y evitar que lleguen al mar.
  • Urbanización costera y pérdida de hábitats para anidar y buscar alimentación: las luces del tráfico y edificios atraen a las crías y las desorientan. Además, el tránsito en proyectos de restauración de playas destruye áreas de alimentación cercanas a la orilla y las playas donde estas tortugas anidan.

¡Seguinos en Instagram para más historias como esta!

View this post on Instagram

Excelenteee ♥️🙏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO