Tuvieron que retirar una escultura que castigaba a los peatones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El arte se supone que tiene que movernos, llegarnos a lo profundo, hacernos despertar algo… sin embargo en Inglaterra esto fue algo bastante literal:  ¨después de que algunos peatones sufrieron dolorosos encuentros con una escultura, literalmente,   los encargados de los jardines de la catedral de Salisbury en Inglaterra se vieron obligados a moverla de su lugar.¨

La escultura de 20 pies que representa dos manos entrelazadas llamada “El beso” se instaló a principios de febrero, y fue colocada originalmente sobre una vía de acceso a la catedral. Los visitantes estaban obligados a caminar a través de él mientras se acercaban a la iglesia -pero debido a las quejas de los peatones- la escultura fue movida.

El motivo? La gente se golpeaba la cabeza debido a que caminaba mirando su teléfono y esto los molestaba.

La artista de la escultura, Sophie Ryder, publicó esto en Facebook.

We had to move "the kiss" because people were walking through texting and said they bumped their heads! Oh well!!

Posted by Sophie Ryder on martes, 16 de febrero de 2016

La exposición también cuenta con esculturas de minotauros y seres humanos con cabeza de liebre, que hasta ahora no han podido atacar a los visitantes.
Un sitio web de arte asegura que estas expresiones están destinadas hacer que los espectadores “consideren la forma en la que interactúan entre sí y con nuestros seres queridos “. El beso “puede haber tenido éxito¨ en hacer precisamente eso, al menos por un ratito.

Otras publicaciones que pueden interesarte
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO