Un fotógrafo comparte el emocionante momento en que capturó una ballena de 12 metros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En junio, Evans Baudin recibió un permiso especial para bucear frente a la costa de Baja California, México, para documentar cómo la reducción del tráfico marítimo durante el COVID-19 estaba afectando la vida marina.

Terminó documentando más de lo que esperaba.

“Después de dos horas en el agua con un banco de tiburones sedosos cerca de la superficie, el capitán de nuestro barco gritó: ‘¡Tiburón ballena, justo detrás de ti!'”, subtituló una foto que logró tomar del tiburón ballena de 12 metros.

“¡La sorpresa fue doble cuando descubrí unas 50 rémoras disfrutando pacíficamente de un paseo gratis en su boca!“, añadió.

La impresionante foto de Baudin se llevó a casa el gran premio del concurso de fotografía submarina Through Your Lens 2020 de la revista Scuba Diving Magazine, superando a otras 2636 entradas.

Los tiburones ballena son la especie de pez más grande del mundo, pesan alrededor de 20,6 toneladas y se extienden hasta la longitud de un autobús escolar, según National Geographic. También están en peligro, lo que hace que el encuentro de Baudin sea aún más extraordinario.

Como ganador del gran premio, Baudin ganó un viaje de buceo a bordo del Roatan Aggressor al Sistema Arrecifal Mesoamericano, la segunda barrera arrecifal más larga del mundo ubicada en las Islas de la Bahía de Honduras.

Hay momentos como el que vivió y capturó Evans que son únicos. Eso me hace recordar a John Goodridge, un hombre de 54 años, que el años pasado pudo registrar el momento extremadamente raro en el que una ballena jorobada saltaba y mostraba su enorme pene de 3 metros durante un espectáculo natural en el puerto de Sídney, Australia.

A pesar de fotografiar a miles de ballenas en su vida, John Goodridge dijo que nunca antes había presenciado una con su pene expuesto, eso es hasta ahora.

El hombre de 54 años capturó la increíble fotografía mientras realizaba un crucero Go Whale Watching el fin de semana (13 de junio) que operaba en el puerto de Sídney, Australia.

Eufórico John dijo que no se dio cuenta del enorme apéndice de la ballena de 40 toneladas en ese momento y se sorprendió al verlo más tarde al examinar sus fotografías del día. Si quieres ver la foto haz click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO