Un grupo de amigos se refugió en una de las villas más buscadas de Bali justo antes de que la isla cerrara el acceso a los turistas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Imagina pasar la cuarentena escondido en una villa soñada en medio de la exuberante selva de Bali. Conocido como Hideout, o en español El Escondite, se trata de un complejo remoto formado por cinco villas de bambú ubicadas cerca del volcán Mount Agung.

En Airbnb, la villa ha sido agregada a una lista de deseos por casi 80,000 personas, aunque solo unos pocos privilegiados tienen la suerte de visitar este pueblo balinés.

Algunos días antes de que se anunciara la cuarententa en Indonesia, Cam y Kels Vaughne, una pareja norteamericana que ha pasado los últimos tres años viviendo en Bali, se contactó con los propietarios del completo para alojarse allí junto con algunos amigos durante el Día del Silencio de Bali, llamado Nyepi.

bali hideout

Durante esta ceremonia tradicional, que se celebra celebra todos los años, la isla cierra por completo. El servicio celular y la conexión Wi-Fi se apagan, el tráfico se detiene y se les pide a todos que se queden adentro.

Sin embargo, al mismo tiempo, el coronavirus se estaba propagando rápidamente, y no estaba claro si las celebraciones serían canceladas o continuarían según lo planeado.

Cam y Kels dijeron que sentían que Bali estaba experimentando una afluencia de viajeros que querían regresar a sus países correspondientes para pasar la cuarentena. Sin embargo, la pareja no estaba segura de la seriedad con la que los lugareños y los turistas respondían al virus.

nyepi celebration

Fue allí cuando la pareja ajustó sus planes y decidieron instalarse en El escondite para pasar la cuarentena. Los propietarios estuvieron de acuerdo, y Cam, Kels y tres de sus amigos hicieron las maletas y viajaron dos horas en moto hasta allí.

Kels dijo que todos se habían autoaislado desde mediados de marzo, y sabían que era un grupo seguro para viajar. Aunque Cam y Kels han estado en este complejo varias veces, esto fue diferente a cualquiera de sus viajes anteriores. El escondite es tradicionalmente pacífico y silencioso, pero visitar el lugar desierto le dio a la pareja una nueva sensación de libertad, dijo Cam.

2V5A2275

Lo que se suponía que era una visita temporal se convirtió en una estadía mucho más larga. Los gobiernos locales decidieron extender Nyepi, y luego, la isla entró en un bloqueo total.

Los funcionarios locales los visitaron para asegurarse de que cumplían con las reglas y para asegurarse de que estuvieran a salvo. Por otro lado, les dieron permiso para regresar a su departamento en las afueras de la ciudad de Canggu después de que Nyepi terminara.

Cuando regresaron a su departamento en Bali, la pareja continuó aislándose mientras la isla aplicaba pautas de bloqueo más estrictas. Sin dudas, la isla nunca estuvo tan desierta.

“Este es definitivamente un lado de Bali que no mucha gente ha podido ver. Esto es Bali durante su temporada alta de turismo y no hay nadie aquí”, dijo Cam.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

12 razones por las que deberías visitar Camboya al menos una vez en tu vida

Camboya tiene magia: paisajes encantadores, una historia conmovedora y una cultura y hospitalidad innata de los locales que hace que los visitantes regresen por más.

Sin embargo, la mayoría de los viajeros solo le dedican unos pocos días a este destino para recorrer los maravillosos templos de Angkor Wat, sin saber que Camboya tiene algunas de las islas más hermosas de todo el sudeste asiático.

Si estás pensando una visita, vamos a contarte algunas razones por las cuales este destino debería estar en la lista de deseos de todos.

Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Paola Agnelli

‘Romeo y Julieta’ de pandemia: se enamoraron de balcón a balcón durante la cuarentena y ahora se van a casar

Una pareja en Italia, que se conoció en sus balcones durante el encierro por coronavirus, ahora está comprometida, convirtiéndose en los Romeo y Julieta de pandemia. Lo más curioso es que se comprometieron en la misma ciudad donde tuvo lugar la historia de Shakespeare de amantes desventurados.

Fue amor a primera vista para Michele D’Alpaos, de 38 años, quien recuerda el momento exacto en que vio a Paola Agnelli, de 40 años, mientras cruzaba la terraza de su apartamento en Verona.

“Fue la tarde del 17 de marzo, cuando me vi obligado a trabajar desde casa debido al cierre”, dijo D’Alpaos a CNN. “Vi a esta hermosa mujer, Paola. De inmediato me llamó la atención la belleza de esta niña, su sonrisa. Tenía que conocerla”.

Paola Agnelli

La pareja había vivido en edificios uno frente al otro casi toda su vida, pero nunca supieron de la existencia del otro. Pero esa tarde, mientras su hermana tocaba el violín en su balcón como hacía todas las noches para animar al barrio en cuarentena, Agnelli captó la mirada de D’Alpaos.

Si bien los dos eran desconocidos hasta ese momento, el destino aún encontró la manera de unirlos. Agnelli conocía a la hermana de D’Alpaos porque solían visitar el mismo gimnasio y se seguían en Instagram. Momentos después de descubrir esto, D’Alpaos rápidamente creó su propio perfil de Instagram solo para comunicarse con Agnelli.

“Un mensaje tras otro, terminamos charlando hasta altas horas de la noche”, dijo D’Alpaos. “Para entonces estaba esperando a despertarme por la mañana para poder volver a hablar con ella. Teníamos tantas cosas en común, desde la comida hasta la política, ella era muy amable, siempre se reía de mis chistes, incluso los más estúpidos “.

Un romance que nació de balcón a balcón

Paola Agnelli

Lo suficientemente cerca como para sonreír el uno al otro desde sus balcones pero demasiado lejos para abrazarse, los dos pasaron sus días y noches hablando, riendo y aprendiendo el uno del otro hasta que dijeron que se sentían como si se conocieran desde siempre.

Como Italia permaneció cerrada debido a la pandemia, Agnelli y D’Alpaos no tuvieron más remedio que permanecer separados. Hasta el 4 de mayo, casi dos meses después del comienzo de su historia de amor, cuando Agnelli y D’Alpaos finalmente pudieron encontrarse en un jardín cerca de sus casas.

Si bien muchas personas llegaron a pensar que su química frente a frente capaz no fluiría. Pero pasó todo lo contrarío la atracción fue inmediata.

Hoy en día están comprometidos, los detalles se han mantenido en privado y actualmente no hay planes para la fecha o el lugar de la boda, pero lo que saben con certeza es su esperanza compartida de formar una familia.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO