Un grupo de cabras salvajes invadió las calles del Reino Unido aprovechando que no hay gente

Andrew Stuart / Twitter
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Una manada de cabras salvajes lo está viviendo en las calles desiertas de la ciudad costera galesa de Llandudno (Reino Unido), mientras que los residentes permanecen en el interior de sus casas para limitar la propagación del coronavirus.

En general, la manada de aproximadamente 120 cabras de Cachemira solo se aventura en la ciudad desde el promontorio cercano de Great Orme durante el mal tiempo, informó la BBC. Sin embargo, con la costa despejada de gente, las cabras están por toda la ciudad mordisqueando setos y jardines.

«Son curiosas, las cabras lo son, y creo que se preguntan qué está pasando como todos los demás», dijo a la BBC la concejal Carol Marubbi. Ella dijo que los lugareños estaban orgullosos de los animales y habían estado disfrutando del «entretenimiento gratuito» desde sus ventanas.

«No hay nadie más, así que probablemente decidieron que también podrían hacerse cargo», dijo.

Andrew Stuart, que trabaja para Manchester Evening News, asumió el papel de «corresponsal de cabra» (según su biografía en Twitter) después de que varias de sus fotos y videos de la manada se volvieran virales.

Según un extenso hilo de tweets iniciado la semana pasada, Stuart dijo que originalmente llamó a la policía debido a los disturbios que estaban ocasionando las cabras.

[Video] Fue descubierto violando el aislamiento disfrazándose como un arbusto

Image Untitled Design 103

Una pareja en Stevenage, Hertfordshire (Inglaterra), se sorprendió al ver a su vecino escapar de la casa durante el aislamiento, sobre todo porque estaba disfrazados de… arbusto.

Nicholas Murray y Madeline Mai-Davies notaron que las medidas de autoaislamiento pueden haber vencido a uno de sus vecinos, que parecía tan desesperado por liberarse que se vistió como un arbusto para escapar de su casa.

Vieron cómo su vecino de al lado, vestido de pies a cabeza con hojas, se escabulló y corrió por el camino de entrada en la tranquila calle suburbana. Continuar leyendo…

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.