Un hombre de 70 años ocultó que tenía síntomas para subir a un avión que salió de Madrid: se descompuso en pleno vuelo y llegó muy grave a Buenos Aires

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un argentino de 70 años se descompensó este miércoles a la madrugada en un vuelo de Aerolíneas Argentinas que provenía desde Madrid con decenas de compatriotas varados en España. Tenía fiebre, tos, y graves problemas para respirar. Dos médicos que viajaban a bordo lucharon durante horas para salvarle la vida. Según fuentes oficiales, el hombre terminó admitiendo que venía arrastrando síntomas compatibles con coronavirus hacía una semana pero se tomó varias pastillas de paracetamol para poder sortear los controles y subirse al avión.

La situación de extrema tensión se vivió en el vuelo 1133 que aterrizó a las 3:49 en el aeropuerto de Ezeiza. El protagonista se subió al avión sin fiebre. “En Madrid se les tomó la temperatura a todos los pasajeros”, dijo una fuente de Aerolíneas. Tampoco dijo nada cuando el personal del avión repitió las medidas de seguridad e interrogó a los pasajeros para saber si tenían síntomas.

En medio del vuelo (a las 21:45 hora argentina), el hombre, identificado como Carmelo Giglio, comenzó a sentirse mal y pidió auxilio a las azafatas. Cuando lo revisaron, tenía casi 39 grados y graves problemas para respirar. Dos médicos que viajaban en el avión lo atendieron y le suministraron oxígeno. “Llegó en muy malas condiciones”, dijo uno de los testigos.

El hombre -quien viajaba acompañado de su mujer y dos familiares- terminó admitiendo que se venía sintiendo mal y que había tomado paracetamol para poder bajar la temperatura, contradiciendo todas las recomendaciones médicas.

“El comandante dio aviso al Centro de Control Operacional de la compañía, al Control de Tránsito Aéreo y activó el protocolo sanitario ante situaciones de este tipo. Por su parte, los médicos presentes, en coordinación con los profesionales de salud de la compañía, comenzaron a asistir al pasajero con suministro de oxígeno y la medicación necesaria obrante en el botiquín del avión”, dijeron fuentes de la aerolínea.

Por la gravedad de la situación, el piloto evaluó aterrizar en el aeropuerto de Río de Janeiro, una zona considerada de riesgo en medio de la pandemia. Finalmente, luego de dialogar con los familiares, el piloto decidió seguir con el vuelo hasta Buenos Aires.

Al llegar al aeropuerto de Ezeiza, el hombre fue subido a una ambulancia y lo trasladaron al hospital de Ezeiza. También fue trasladada su mujer con un cuadro de presión alta. Al mismo tiempo, se activó el protocolo para aislar a los pasajeros y al personal de la aerolínea.

Desde Aerolíneas Argentinas confirmaron a este medio que es el primer caso con estas características desde que comenzaron los vuelos para repatriar a los argentinos en el exterior. Sin embargo, el drama que se vivió a bordo puso en alerta a los gremios aeronáuticos.

La situación se dio pocas horas antes que el presidente Alberto Fernández decidió suspender los vuelos de repatriación de argentinos varados en el exterior. Por ahora los regresos están suspendidos”dijo el Presidente durante una entrevista con el programa Cortá por Lozano, por Telefé.

Sin embargo, fuentes oficiales confirmaron que la decisión de suspender los vuelos no tiene ninguna vinculación con la situación que se vivió en el avión de Aerolíneas. “Ya se había tomado antes”, dijo a Infobae un alto funcionario con despacho en la Casa Rosada.

Las aerolíneas todavía no conocen los alcances de la medida. En Aerolíneas Argentinas mantienen programados dos vuelos desde Miami (para el miércoles 25 y el jueves 26), uno desde Madrid (el 26 de marzo) y otro desde Cancún (27 de marzo).

Una respuesta

  1. Es más humano pensar en proteger una población entera que unos cuantos. En la vida no se puede todo y hay desiciones drásticas necesarias..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

The New York Times lanza portada con los nombres de las casi 100.000 víctimas de Covid-19 en Estados Unidos

Porque más que los números y estadísticas, importan los nombres. Y vaya que si han de ser nombres trascendentales si se trata de personas que han perdido la vida a causa de la pandemia de coronavirus.

Sin dudas, una portada histórica para un acontecimiento histórico en el país. Desde hace unas semanas, Estados Unidos supera ampliamente al número de soldados estadounidenses fallecidos en la Guerra de Vietnam por culpa de la propagación del virus y la consecuente cuestionable gestión de las autoridades nacionales.

The New York Times es uno de los diarios impresos más prestigiosos del mundo y no ha perdido su importante rol como medio de comunicación ante la sociedad. Más bien estos tiempos que corren han hecho que se reafirmara su misión, algo con lo que a partir del suceso de este domingo se ha valido de un gran aplauso y reconocimiento.

Se trata de su escalofriante portada publicada este domingo 24 de mayo que muestra, sin imagen de por medio, seis columnas dedicadas a homenajear por su nombre a algunas de las víctimas del Covid-19. Así la tapa aparece ocupada por el nombre, la edad y una brevísima pincelada biográfica de 1.000 víctimas del coronavirus en Estados Unidos.

El titular principal que acompaña a las víctimas reza “Las muertes en Estados Unidos se acercan a 100.000, una pérdida incalculable”. Así mismo, el diario estadounidense ha expresado que “no eran simplemente nombres en una lista. Eran nosotros mismos“.

A su vez, han explicado el por qué de la realización de la misma. Simone Landon, editora asistente del departamento gráfico, ha indicado que ante la llegada de la cifra de 100.000 muertos, pretendían “representar el número de una forma que expresara tanto la vastedad como la variedad de las vidas perdidas”.

Por otra parte, el director creativo jefe del diario asumió que no recuerda ninguna portada sin imágenes en sus 40 años de experiencia: “aunque ha habido algunas páginas que solo llevan gráficos, esta es sin duda la primera (sin imágenes) de los tiempos modernos.

La portada se ha vuelto viral de manera inmediata y ha llegado a países de todo el mundo. Desde luego, el gesto tiene mucho que enseñar y servir para la reflexión de sociedades que habitan el planeta. Nadie querrá ver los nombres de una persona que conoció entre las víctimas publicadas en la tapa de un diario. Ni, por supuesto, nadie querrá ser un nombre inmortalizado en una portada que aguarda por algún lector en un puesto de diarios.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Everest a la vista! 🙏🏻♥️

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Una respuesta

  1. Es más humano pensar en proteger una población entera que unos cuantos. En la vida no se puede todo y hay desiciones drásticas necesarias..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO