Un pasante de la NASA descubrió un exoplaneta con dos soles y casi siete veces más grande que la Tierra

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Apenas tres días después de su pasantía en la NASA, un estudiante de secundaria descubrió un planeta completamente nuevo.

El verano pasado, después de terminar su tercer año en la escuela secundaria Scarsdale High School en Nueva York, Wolf Cukier se unió al Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, como pasante.

En su tercer día, el joven de 17 años estaba examinando información capturada por el Satélite de Encuesta de Exoplanetas en Tránsito (TESS). Al principio, pensó que se encontró con un eclipse estelar: resultó ser un planeta.

TOI 1338 b NASA New Planet 2.jpg

“Al principio pensé que se trataba de un eclipse estelar, pero no era el momento adecuado para que sucediera. ¡Resultó ser un planeta”, dijo Cukier.

Según explicaron desde el organismo estadounidense, su tamaño es un poco inferior al de Saturno y es 6.9 veces más grande que la Tierra. Por otra parte, tiene una singular característica: el exoplaneta es circumbinario, es decir, gira alrededor de dos soles.

Image result for pasante nasa descubre planeta

El planeta orbita alrededor de las dos estrellas cada 95 días, mientras que las dos estrellas orbitan entre sí cada 15 días (una de ellas es un 10% más grande que nuestro propio Sol, mientras que la otra es solo un tercio de la masa del Sol).

Además de aparecer en un panel de discusión en la 235a reunión de la Sociedad Astronómica Estadounidense en Honolulu, Cukier fue coautor de un artículo sobre su extraordinario hallazgo del tercer día, que desde entonces ha sido enviado a una revista científica.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Vieron esto?? Una LO-CU-RA 🤯

A post shared by Intriper (@intriper) on

Australia: Imágenes tomadas desde el espacio muestran como las columnas de humo son enviadas a la atmósfera

Según autoridades oficiales, Australia se enfrenta a una de las peores catástrofes naturales que hayan tenido registro en la historia. Se trata de que aún hay más de 300 focos de incendio que continúan emitiendo fuego. Más de 500 millones de animales muertos, habitantes de más de 1.500 hogares y turistas en las zonas cercanas a los incendios debieron ser evacuados.

Imágenes satelitales tomadas durante las últimas horas del sábado han permitido registrar desde el espacio los incendios forestales alrededor de las zonas de East Gippsland y el Parque Nacional Kosciuszko. Esta última jornada ha sido fatal para el país situado en el continente oceánico: la temperatura ha escalado ferozmente a los 46°C y fuertes vientos se han presentado, avivando así el fuego.

El estado de alerta en Australia es cada vez mayor. El número oficial de víctimas fatales ha ascendido a 23. Se estima que más de 5 millones de hectáreas han sido arrasadas por los incendios. Como consecuencia de la fuerza y magnitud del fuego, ha sido posible registrarlo a través de imágenes infrarrojas, lo que ha demostrado cómo las columnas de humo tóxico que se emiten desde Australia toman dirección hacia la atmósferaContinuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Cámaras-trampa confirman el nacimiento de dos cachorros de yaguareté en Iberá, Corrientes

Dos cachorros de yaguareté nacen en el Centro de Reintroducción que funciona en el Parque Iberá, Corrientes. Los cachorros y su madre se encuentran en el corral más grande del centro por lo que, en general, no son avistados. El equipo técnico de la Fundación Reiwilding ante la sospecha de que se puede  haber producido el parto por comportamientos de la hembra, pero esto se da recién la semana pasada, cuando lo registran a dos cachorros en videos de cámaras-trampa.

Los cachorros son producto de la cruza entre Mariua (hembra) y Jatobazinho (macho) dos ejemplares salvajes que fueron rescatados de cazadores furtivos y en muy malas condiciones físicas en Brasil por el Instituto Brasilero del Medio Ambiente (Ibama) a través de las organizaciones NEX y Onçafari, que los recuperaron y luego los enviaron a la Argentina.

Magalí Longo, a cargo de los proyectos de reintroducción de especies en la isla San Alonso, donde se encuentra el Centro de Reintroducción de Yaguareté, comenta

yaguareté

“teníamos indicios de que la hembra había parido, ya que pasaba mucho tiempo en un mismo sector del monte que se encuentra al norte del gran corral. Un día pudimos observar y vimos que tenía los pezones hinchados, signo bastante inequívoco de que habría parido, pero no sabíamos cuántos cachorros ni si habrían sobrevivido. Ella es madre primeriza, así que tampoco era raro que perdiera la camada”.

La confirmación llega recién unas semanas después. Pablo Guerra, a cargo del manejo de los yaguaretés en el Centro, menciona que “habíamos puesto cámaras-trampa para tratar de confirmar el nacimiento. Y después de varias semanas sin ningún registro pudimos observar a los dos cachorros. Cuando vimos los videos saltamos de alegría y emoción. Estimamos que tienen entre uno y dos meses y aparentan estar en perfectas condiciones”.

Después de esta observación ya no son vistos a verlos, pero se espera que pronto realicen caminatas más extensas siguiendo a su madre y sean más fáciles de avistar. Los cachorros observados son dos, que es el número usual de crías que tienen los yaguaretés. La madre de los cachorros es Mariua y el padre Jatobazinho, quien se mantiene en otro enorme corral, separado de la madre y sus cachorros. Ambos ejemplares tienen un origen silvestre y provienen de Brasil, de donde son rescatados, de cazadores furtivos en el caso de Mariua, y en muy malas condiciones físicas, Jatobazinho.

Sebastián Di Martino, director de conservación de la Fundación Rewilding Argentina destaca la colaboración de las instituciones del país vecino, especialmente del Instituto Brasilero del Medio Ambiente (IBAMA) y de las organizaciones NEX y Onçafari, que recuperaron a los animales y luego los enviaron a Argentina.

“El nacimiento de estos cachorros es un paso muy importante para el proyecto. Desde el año 2012 estamos trabajando en Iberá tratando de regresar al depredador tope a este ambiente, 70 años después de haberse extinguido en la provincia de Corrientes. Es un proyecto a largo plazo cuya ejecución demandará varios años más, pero estamos en buen camino y desde hace un año trabajando en la fase de liberación progresiva”, asegura Sebastián.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO