Un posible acuerdo bilateral entre Australia y Nueva Zelanda podría habilitar el futuro de los viajes entre ambos países

Australia
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

La pandemia ha puesto en tela de juicio el futuro de los viajes internacionales, ya que los países han tomado medidas drásticas para garantizar la seguridad de sus ciudadanos. En la mayoría de los casos, eso ha significado cerrar fronteras e imponer cuarentenas de 14 días a los viajeros entrantes.

Al determinar el mejor camino a seguir, Nueva Zelanda y Australia están considerando una solución única que permitiría que el turismo vuelva a renacer, a un ritmo lento, mientras se mantiene un alto nivel de control: una «burbuja de viaje» entre las dos naciones.

La «burbuja de viaje» o «corredor de viaje» entre Australia y Nueva Zelanda permitiría los viajes internacionales entre los dos países, pero restringiría el turismo desde cualquier otro lugar.

Los australianos representan casi el 40 por ciento de la población turística entrante de Nueva Zelanda, y los neozelandeses representan el 15 por ciento de los visitantes internacionales de Australia.

Tanto Australia como Nueva Zelanda recibieron reconocimiento mundial por la forma en que manejaron el brote de coronavirus. Ambos países cerraron sus fronteras a los viajeros internacionales en marzo.

«Debido a que ambos países están en caminos similares en términos de control del virus, parece cada vez más posible que podamos formar una ‘burbuja’ a través del mar de Tasmania, aunque reconocemos que será un desafío único crear una frontera segura«, señaló Chris Roberts, director ejecutivo de un grupo representativo de la industria del turismo de Nueva Zelanda.

Australia'S Prolonged Border Opening To Create Spike In Domestic ...

Los expertos creen que este acuerdo «burbuja» probablemente se lanzará en agosto, justo a tiempo para la temporada de esquí de Nueva Zelanda, pero la idea aún está en su etapa inicial.

Más medidas de salud incluyen pruebas, controles de aduanas e inmigración y reglas de cuarentena. Si bien los parámetros exactos del plan aún no se han resuelto, podría resultar ser un modelo para el resto del mundo a medida que emergen de la pandemia y tratan de navegar cuidadosamente por las aguas del turismo internacional.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *